‘Avalancha’, el fin de Héroes del Silencio o cuando se rompió la amistad

Un 18 de septiembre de 1995, la banda zaragozana lanzaba el que sería su último disco, aunque entonces nadie lo sabía...

‘Avalancha’, el fin de Héroes del Silencio o cuando se rompió la amistad

Héroes del Silencio, retratados en Munich en 1995. / Fryderyk Gabowicz/picture alliance via Getty Images

El 18 de Septiembre de 1995, Héroes del Silencio publicaba Avalancha, su cuarto álbum de estudio. El disco de su consagración se convertiría también en el último, aunque entonces nadie lo sabía. Antes incluso de terminar su mastodóntica gira mundial de 152 conciertos, la banda ya estaba rota. Por eso, hoy cobran especial relevancia las declaraciones que el grupo hacía en LOS40 cuando acudía a presentar el que, en palabra de Joaquín Luqui: “es vuestra obra maestra hasta ahora, porque yo creo que os quedan todavía, gracias a Dios, muchos álbumes buenísimos”. Rescatamos aquella última entrevista con los “mañicos universales” en la que Bunbury manifestaba: “La amistad es lo único que nos puede salvar”.

“Felicidades chavales. Honorables maños”

Nos situamos en Septiembre de 1995. Avalancha estaba todavía calentito, recién salido del horno. Enrique Bunbury, Juan Valdivia, Joaquín Cardiel, Pedro Andreu y el recién incorporado guitarrista mexicano Alan Boguslavsky, entraban pletóricos en el estudio de LOS40. Les recibió un Joaquín Luqui feliz: “Felicidades chavales. Honorables maños. Es el mejor LP vuestro”. El vocalista de la formación estaba de acuerdo: "Yo también pienso que es el mejor disco que hemos sacado hasta la fecha. Es como que en los anteriores estábamos dando pasos, investigando para llegar a un sonido propio, particular, un sonido único que es el de Héroes del Silencio que yo creo que hemos alcanzado aquí con Avalancha”.

A fuego lento, sin presión

Entre los factores que propiciaron la culminación de las 12 canciones de Avalancha, destacaba el hecho de que se hubiera cocinado a fuego lento, sin prisas ni presión: “Para este disco nos planteamos que hasta que no estuviera preparado, no entrábamos a grabar pasara el tiempo que pasara... que han sido unos seis o siete meses”. Nació en el Pirineo aragonés, en un hotel de Benasque, en temporada baja: “nos fuimos allí para recuperarnos física y mentalmente”.

Después viajaron a un pueblo a las afueras de Londes, High Wycome: “allí estábamos apartados, suficientemente lejos como para que no nos dieran ganas de ir a Londres a ver conciertos todos los días". Por último, Los Ángeles: "grabamos en 40 días y mezclamos en unos 20. Estuvimos en total 2 meses y medio". Y “cuando salimos de grabar el disco ya no había quien nos frenara, estábamos hinchados, así que cuidado con dirigirnos el saludo”.

Aunque barajaron varios títulos, como el de Babel, finalmente el grupo decidió llamarlo Avalancha

“Nos ha ‘tocao’ la lotería”

La producción del canadiense Bob Ezrin (Alice Cooper, Pink Floyd, Lou Reed) es otro elemento clave de Avalancha, de su sonido “super internacional”. “Es espectacular”, reconocía Luqui. “Me siento feliz después de haberlo oído. No quiero parecer exagerado, pero no creo que haya un grupo de rock ahora, ni siquiera americano, que encuentre ese sonido. No hay nadie”. Y el caso es que fue el propio Ezrin quien eligió a Héroes: “Bob llevaba detrás del grupo como tres años o así… estaba buscando una banda que no cantara en inglés. Se había topado con el disco nuestro Senderos de traición, y luego con El espíritu del vino, y pensaba tenían una serie de fallos de producción que podía limar. Cuando recibimos su fax, estábamos por el techo, por las paredes, diciendo 'nos ha ‘tocao’ la lotería’”.

Avalancha es “vamos a movernos”

Aunque barajaron varios títulos, como el de Babel, finalmente el grupo decidió llamarlo Avalancha, como el corte 5 del álbum. Para Bunbury… "es un sentimiento positivo, vamos a cambiar las cosas. La ‘avalancha’ es un poco como 'vamos a movernos'. En nuestro caso, personalizando en Héroes, tuvimos que coger las riendas de nuestros problemas y solucionar problemas personales y problemas ajenos un poco al grupo, de infraestructura. Si no hubiéramos hecho eso, hubiéramos seguido con una forma de trabajo totalmente enviciada que podría haber acabado con la banda... eso es lo que yo veo detrás de Avalancha”.

“La amistad es lo único que nos puede salvar”

Todos los miembros de Héroes del Silencio reconocían en aquella entrevista que en sus más de 10 años de trayectoria habían atravesado “muy malos momentos… nos hemos querido separar”. Joaquín Luqui no daba crédito: “Pero ¿de verdad separaros?”. “Sí”, corroboraba Bunbury. “Nos separamos varias veces en la gira pasada” (en referencia a ‘El Camino del Exceso’, el tour con el que promocionaron su disco ‘El espíritu del vino’). "Sí, a veces piensas que no te compensa lo que estás haciendo”.

Y cuando llegan los problemas, ¿hay alguna medicina real que pueda ayudar?. Hubo unanimidad en la respuesta: “Lo que está muy claro es que para que salgan las canciones tiene que haber amistad en un grupo. Cuando pierdes eso, no puedes hacer canciones. Eso lo hemos superado y ahora nos da pie a hacer más discos”. “Yo creo que es la amistad lo único que puede salvar. Benasque nos vino muy bien para darnos cuenta de que estábamos realmente solos con dos cosas: con amistad y con la música. Las dos únicas cosas que teníamos”.

Avalancha Tour… el fin

Pero la amistad se quebró en plena gira. El Avalancha Tour (o Gira de la Conciencia) terminó siendo un infierno, un calvario aderezado por las discrepancias personales o los conflictos internos. Cuando Enrique, Juan, Joaquín, Pedro y Alan anunciaban en LOS40 su agenda a rebosar de conciertos en Europa, América Latina o Estados Unidos, lo hacían con entusiasmo. Desconocedores de lo que ocurriría pocos meses después.

Ponían especial énfasis en sus actuaciones en España que serían a finales de 1995, un “regalo de Navidad”, como las calificó Luqui: "En España tenemos que dar más que en Europa, y queremos dar más. Tenemos que tocar mejor y dejar más satisfecho al público español”. Estaban emocionados por actuar en Escandinavia y por entrar en el mercado anglo de Estados Unidos “así como quien no quiere la cosa, disimulando, pero dándole fuerte”.

Avalancha Tour concluyó, después de 152 conciertos, el 6 de Octubre de 1996 en Los Ángeles. Pocos días después, anunciaron su separación temporal, que terminó siendo definitiva, con un breve retorno en 2007 con diez conciertos.

“Tenemos que dar palos de ciego para buscar otra gran obra”

El final de la entrevista a Héroes del Silencio dejó frases que merece la pena recordar. Como esta de Joaquín Luqui: “Avalancha es vuestra obra maestra hasta ahora, porque yo creo que os queda todavía, gracias a Dios, muchos álbumes buenísimos”. O esta otra de Enrique Bunbury: “Yo veo que realmente con este disco hemos alcanzado una cota artística que llevábamos persiguiendo desde hace tiempo. Creo que a partir de ahora tenemos que empezar a dar palos de ciego para buscar otra gran obra. Creo que el próximo puede ser de transición otra vez".

Solo añadir que Avalancha también nos dejó los dos últimos nº1 en LOS40 de Héroes del Silencio: Iberia sumergida y La chispa adecuada.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad