El nuevo álbum de Alejandro Sanz nace “con la necesidad de recuperar las sensaciones de los primeros discos”

‘SANZ’ es su nuevo trabajo que tiene ese aire nostálgico que da el mirar al pasado

Alejandro Sanz

Alejandro Sanz lanza nuevo disco. / Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images

“Bienvenidos a mi barrio, a Moratalaz, a la fábrica de sueños. Os he citado aquí porque es una especie de justicia poética. Este sitio, donde está ahora esta escuela municipal de Moratalaz, es donde me subí por primera vez al escenario”. Así comenzaba Alejandro Sanz la presentación de su disco ante los medios. Este viernes sale a la calle SANZ, su nuevo trabajo en el que recuperar su esencia y mira hacia atrás para reencontrarse con sus orígenes.

En un set que simula un rinconcito de salón y respaldado por dos pantallas que van mostrando el álbum familiar del cantante, ha contado los detalles de este nuevo álbum que ha cocinado a fuego lento durante la pandemia. Aquí en España, a donde volvió hace dos años para quedarse a vivir.

“Este 2021 es un año buenísimo”, afirmaba reconociendo que ahora es cuando ha empezado a salir todo lo que se trabajó durante esos meses tan complicados. “Los tres primeros meses estábamos todos como en shock, un poco noqueados, con todo lo que nos pasaba y con la incertidumbre y el miedo y nadie éramos capaces de dar pie con bola en ningún aspecto. Yo no era capaz de entrar en el estudio de grabación”, reconoce sobre su sentir en tiempos de pandemia.

“Después nos pusimos con las clases de cocina asiática, después empezamos a leer a los clásicos y luego ya sí por fin empezamos a hacer, cada uno, sus actividades normales”, continua sobre cómo ha sido su proceso.

El disco: SANZ

Él se dedicó a hacer un disco que “tenía muchas ganas de hacer, un disco despacito y bien hecho. Con la necesidad de recuperar las sensaciones de cuando hacía los primeros discos. De la libertad absoluta de no pensar en qué va a pasar con el disco, en las listas y todo eso. Nunca pretendí ser famoso ni tener éxito con las canciones. Quería hacer canciones y poder vivir de lo que me gustaba y eso es lo que he tratado de plasmar en este disco”.

Asegura que su intención era no hacer concesiones, no renunciar sino hacer un disco lo más honesto posible. “Siempre en mi música, haga lo que haga, intento que tenga un discurso musical y sonoro muy parecido. Incluso dentro de este disco hay estilos diferentes, pero en la sónica tiene un discurso y es muy importante porque si no, sería como uno de los casetes de remixes que se venden en verano con cada canción de su padre y de su madre”, explica.

No, lo suyo tiene coherencia y se mueve entre el pop, el flamenco, la música negra y mezcla orquesta con algo más electrónico. Una apuesta por la libertad. Y es que parece que Alejandro ha llegado a ese punto de poder hacer lo que le apetece sin presiones. Por eso, si pudiera hablar con su yo de aquel 1991 cuando lanzaba Viviendo Deprisa, tiene claro lo que le diría.

“Yo soñaba con estar un día con estar 30 años después estar aquí, en este escenario con vosotros hablando y ahora sueño con que ese sueño no se acabe nunca”, confesó entre aplausos de los periodistas.

Cuestión de tiempo

Para este disco ha tenido tiempo y lo ha hecho casi en pijama. “Aprendí una cosa haciendo Más, cuando Corazón Partío estaba prácticamente para mezclarse, llevaba varias semanas barruntando que la canción no estaba como yo quería, no sentía que tuviera el alma que tenía la canción cuando la hice en la maqueta. Era muy difícil porque se le habían echado mucho dinero a esa canción y muchas horas. Estaba a punto de mezclarse y en ese momento decidí que la canción no podía salir así. La compañía se echó las manos a la cabeza. Fue una de las mejores decisiones que tomé en mi vida porque la canción no puede salir si no está bien hecha”, recordaba.

Y esa reflexión para explicar que la mejor herramienta para hacer una canción es tener tiempo. “Mucho más allá de los instrumentos digitales, los plugins, la herramienta más importante es el tiempo”. Y él lo ha tenido en esta ocasión.

Tiempo para volver a compartir, una vez más, pedacitos de su vida. Se ha mirado al espejo para ver “esos 30 años de esfuerzo, de trabajo, de ilusión, de cómo empecé. Veo a ese chico devolviendo la sonrisa”.

Aquel niño que era entonces no lo pasó del todo bien en el colegio como cuenta en Bio. “Hay cosas que no recuerdo del cole, pero no sé si era un maltrato físico evidente, pero, sí, desde luego, me sentía mal en muchas circunstancias, lo que pasa es que tenía una habilidad muy grande para disimularlo y para proyectar cierta seguridad ante los demás y luego, tenía una guitarra, que eso es un arma invencible. Con mi guitarra era el músico y al músico no se le parten las manos”, recuerda sobre aquella época que no es muy diferente, cómo él mismo dice, a la infancia que muchos han tenido.

El directo

Alejandro ha confesado que en abril retomará los conciertos que le quedaron pendientes en Latinoamérica, hacer alguno más y luego, en verano, tener gira española.

Quiero hacer un concierto diferente en el que quiero incluir muchas de las canciones que hace muchos años que no canto en directo, como un pequeño homenaje a esto de volver a la esencia de los primeros discos y cantar canciones como Si tú me miras, o canciones como Se le apagó la luz. Un concierto que podamos disfrutarlo”.

De momento nos entrega sus nuevas canciones, diez en total, que ha creado y dado forma junto a músicos como Paco de Lucía, que dejó un estribillo grabado que le ha servido para completar una canción; Alfonso Pérez y Javier Limón, como productores principales e, incluso Pablo López y Carlos Jean, que también aparecen en los créditos.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad