‘Respect’: Cómo Aretha Franklin convirtió la canción ‘machista’ de Otis Redding en un himno feminista

El propio autor de la canción cuando escuchó la versión de Aretha: "Ya no es mi canción. De ahora en adelante, le pertenece"

‘Respect’: Cómo Aretha Franklin convirtió la canción ‘machista’ de Otis Redding en un himno feminista

Aretha Franklin. / Leon Morris/Redferns

Aretha Franklin estaba escuchando la radio mientras limpiaba su nuevo apartamento. Y fue entonces cuando escuchó por primera vez a Otis Redding cantando Respect. Le encantó y pensó que podría hacer "algo diferente" con esa canción. El 14 de febrero de 1967, el Día de San Valentín, entró en los estudios de Atlantic City en Nueva York, y grabó algo completamente diferente. Tanto, que su versión se convirtió en un tema icónico. En un poderoso himno de los derechos civiles y de los movimientos feministas. Incluso su autor, poco antes de fallecer en un accidente de avión reconoció: "Ya no es mi canción. De ahora en adelante, le pertenece".

"Lo que pido es un poco de respecto cuando llegue a casa"

Originalmente, Respect era una balada que un tipo llamado Speedo Sims quería grabar con su grupo, los Singing Demos. Por algún motivo, no funcionó y se la llevó a Otis Redding, quien reescribió la letra, aceleró el 'tempo' y la grabó en 1965 para para su tercer álbum Otis Blue/Otis Redding Sings Soul. El cantante de soul se mostraba muy orgulloso del tema: “Es una de mis canciones favoritas porque su ritmo es el mejor de los que he grabado en cualquiera de mis discos anteriores. Y su letra también dice algo: 'Lo que quieras, nena, lo tendrás; lo que necesites, nena, lo tendrás; todo lo que pido es un poco de respecto cuando llegue a casa'".

Según el artista: "La frase es magnífica. Me llevó todo un día escribirla y unos veinte minutos arreglarla. La grabamos de una vez… todo el mundo quiere respecto, ya sabes". Esa "frase magnífica" era la del hombre que llega cansado del trabajo y siente que su mujer no le recibe como se merece. Al parecer, según algunos biógrafos, se inspiró en su propia experiencia personal. Respect se convirtió en un éxito moderado en la carrera de Otis Redding.

"Sentí que podía hacer algo diferente"

Y Aretha Franklin la escuchó. En aquella época, antes de que en justicia fuera denominada 'Reina del Soul', ya había lanzado algunos éxitos y empezaba a ser popular, pero todavía no había alcanzado el mainstream. De hecho, en noviembre de 1966, después de seis años con Columbia, la compañía había rescindido su contrato porque su nivel de ventas no era el esperado. Inmediatamente encontró un sitio en Atlantic.

Aretha Franklin en 1964. / Michael Ochs Archives/Getty Images

La primera vez que la cantante de Memphis escuchó Respect: "Acababa de abandonar la casa de mi padre y me había mudado a un pequeño apartamento. Lo estaba limpiando, y había puesto la radio, había sintonizado una buena emisora". Así lo recordaba la artista en la revista Elle: "¡Me encantaba. Me encantaba! Sentí que podía hacer algo diferente, y mi hermana Carolyn y yo trabajamos en ella".

La perspectiva femenina

Sin duda, Aretha Franklin hizo algo completamente diferente. El 14 de febrero de 1967, el día de San Valentín, entró en los estudios Atlantic de Nueva York. Allí le esperaba el productor Jerry Wexler y el ingeniero de sonido Tom Dowd. Curiosamente, Dowd también había participado en la grabación de Redding. Lo contó en el documental Tom Dowd And The Language Of Music: “Entré en el estudio y pregunté '¿Cuál es la siguiente canción?'. Aretha empezó a cantármela y dije 'Conozco esa canción. La hice con Otis Redding hace unos tres años. La primera vez que grabé Respect fue para el álbum Otis Blue. Fueron Aretha y su hermana Carolyn quienes concibieron la perspectiva femenina de la canción".

Aretha cambió por completo el significado original de la canción y la convirtió en un himno de empoderamiento femenino y en banda sonora de los derechos humanos. Además de incorporar nuevos arreglos e instrumentos, hizo varios cambios en la letra. Entre esos cambios figuraban los coros de sus hermanas, Carolyn y Erma, en el contagioso estribillo “R-E-S-P-E-C-T” deletreado.

Su perspectiva femenina, sin ser ese su objetivo, se convirtió en reivindicativa, en un alegato feminista. Su letra era una respuesta directa a la de Otis. Ya no es el hombre el que pide respeto a su mujer cuando llega a casa, sino que es ella quien le replica que, si quiere respeto, se lo tiene que ganar. Además, añade esa frase repetida velozmente 'sock it to me' (algo así como 'dámelo') que se había hecho muy popular en los 60 gracias a un programa de televisión. “El término '¡Sock it to me!' fue gran cosa en nuestro vecindario – todos los chicos decían eso", explicaba Aretha. Aunque aclaró que, aunque a menudo se malinterpreta… "No es nada sexual. Es solo una frase cliché".

"La canción adquirió un significado monumental"

Respect es la canción más emblemática de Aretha Franklin: “Reflejaba la necesidad de una nación, la necesidad del ciudadano medio, del hombre y la mujer de la calle, del empresario, de la madre, del bombero, del maestro… todo el mundo quería respeto", escribió Aretha en su libro de memorias, Aretha: From these roots. También era el grito de la batalla del movimiento de los derechos humanos. La canción adquirió un significado monumental"

Portada del disco 'Jump To It' de Aretha Franklin en 1982. / Harry Langdon/Getty Images

"Ya no es mi canción"

Cuando en abril de 1967, Aretha publicó I never loved a man the way I love you (1967), inmediatamente alcanzó el nº1 tanto en las listas pop como en las de R&B. Y el propio Otis Redding manifestó su admiración por la versión de Aretha cuando la escuchó. Según le contó a productor Jerry Wexler, cuando la escuchó por primera vez pensó: "Esta chica ha cogido mi canción. Pero ya no es mi canción. De ahora en adelante, le pertenece". Pocos meses después, el 10 de diciembre de 1967, fallecía en un accidente de avión a los 26 años.

La canción, que ganó dos Grammys en 1968 ha trascendido en el tiempo. Franklin reconoce su importancia como parte de los movimientos feministas y derechos humanos, pero aseguraba que había sido la gente la responsable de que eso ocurriera: “No creo que yo haya sido un catalizador del movimiento feminista. Adoro el tema. Nunca me canso de cantarlo. Por supuesto, se convirtió en un mantra del movimiento de los derechos humanos. Respect es básicamente lo que quiere todo el mundo. Es básico para la humanidad. Quizá lo que mucha gente no podría decir, lo dice la canción por ellos".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

  • Anda Ya: El Podcast

    EL PODCAST (martes 21/09/21)

  • No paramos y no queremos parar

    Iñaki Domínguez

  • Hoy en los40

    Karol G, Romeo Santos, Ptazeta, Lola Índigo, Maluma y Marc Anthony estrenan lanzamiento. Ya conocemos a los ocho finalistas de Benidorm Fest 2023. The Weeknd abre las puertas de su gira mundial a las cámaras de televisión. #LOS40TeRecomiendan 'Llaman a la puerta', la nueva película de M. Night Shyamalan. 

  • Ver más podcast

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Elige una emisora

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad