Este comensal de 'First Dates' destrozó su cita antes de llegar a la barra

"No me jodas..." fue lo único que le salió a Mariví, la mujer que estaba esperando para conocer a Franxtu

Este comensal de 'First Dates' destrozó su cita antes de llegar a la barra

Un guerrero se cuela en 'First Dates' y espanta a su cita. / Cuatro.

En First Dates hemos visto todo tipo de citas y cuando parecía que ya nada podía sorprendernos ha llegado Frantxu directo desde Alicante para demostrarnos que, si lanzas tu grito de guerra escondido tras una máscara justo nada más atravesar la puerta del plató del programa de citas, puedes cargarte tu noche romántica incluso antes de llegar a la barra y saludar a Matías.

Frantxu tenía una explicación para irrumpir de una forma tan extravagante en Frist Dates, sin embargo, pese a que quiso sostener ante su cita que lo había hecho para escenificar que está soltero y dispuesto a encontrar una pareja que le acompañe en la "lucha" de la vida, la realidad es que antes incluso de hablar ya se había cargado la magia del primer encuentro con Mariví.

La comensal de First Dates había saludado antes de la irrupción de Franxtu a Carlos Sobera y a Matias y les había explicado que ella llegaba al programa buscando un hombre pasional. Sin embargo, la libido se le bajó hasta el suelo cuando Frantxu apareció por la cristalera con una máscara, un cinturón de lucha libre y gritando "lucha, lucha, lucha".

"Yo me quería morir... He pensado, 'tierra, trágame', me voy de aquí... "

"Ostias... no me jodas...", fue lo único que alcanzó a articular esta comensal, que no necesitó más que estas palabras y su cara de circunstancia para dejar claro que hasta ahí estaba dispuesta a llegar. "Yo me quería morir... He pensado, 'tierra, trágame', me voy de aquí... Pero bueno, es que ha sido muy fuerte. Con esa máscara y ese cinturón... casi me da algo", confesaba después Mariví a las cámaras del programa de Cuatro.

Ni con máscara ni sin máscara

Pese a que cuando se quitó la máscara el alicantino dejó su extravagancia a un lado, a Mariví tampoco le convenció. "Cuando se ha quitado la máscara tampoco me ha gustado físicamente. Es un poquito más alto que yo, pero es poquita cosa para mí, que yo soy muy grande. No me ha gustado nada, nada, nada...", reconoció la propia Mariví instantes después.

Pero pese a la primera mala impresión, la comensal decidió darle una oportunidad a su cita y sentó a cenar con él, momento en el que Frantxu, viendo la reacción que había tenido la mujer que le acompañaba en la velada, decidió pedirle perdón por su escenita de la entrada reconociendo que podía ser algo extravagante para el público que no es aficionado a la lucha.

Mariví aceptó continuar con la cena, pero nada de Frantxu pareció converncerla. Él es aficionado a las películas de Marvel y además, tiene un hijo de siete años, algo que no le gustó nada llegando incluso a sostener que ella ahora va a ser abuela y que no quiere "niños de otras". "Los míos no los va a criar nadie, no voy a criar yo de otras", indicó la comensal cerrando de un portazo la posibilidad de entablar una relación con el de Alicante.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad