Marcos Méndez, el reportero de Ucrania que se rompe hablando de la muerte de un amigo de su cámara

Transmite la dureza de lo que está ocurriendo desde Kiev

Marcos Méndez

Marcos Méndez informa desde Ucrania. / Imagen de 'Ya es mediodía'

La situación en Ucrania es insostenible y cada día nos llegan noticias tristes e inhumanas que nos hacen replantearnos hasta dónde somos capaces de llegar. Y los que lo están viviendo con mucha intensidad, más allá de los implicados en la guerra, son los corresponsales de guerra encargados de contarle al mundo lo que de verdad está sucediendo.

Sol Macaluso es una de las periodistas que lo está contando desde Mediaset con más cercanía y desde un punto de vista muy personal. Pero no es la única, su compañero Marcos Méndez también ha compartido la dureza con la que está viviendo estos días.

Comenzaba su conexión con Ya es mediodía con un suspiro que hacía presagiar que no iba a ser un directo fácil. “La gente está en la calle, con miedo. Ese centro comercial ha sido bombardeado esta noche. Hay ocho personas muertas, os doy un dato, entre esas personas muertas, nos acabamos de enterar, que uno de ellos es un amigo de la persona que os está dando esta imagen, mi compañero Yari que está ahí detrás de la cámara”, contaba.

Sobrepasado por la emoción

Explicaba que le habían ofrecido la posibilidad de anular las conexiones y tomarse un día para asimilar la noticia, pero había querido continuar informando sobre lo que está pasando, algo que ha querido poner de relieve Sonsoles Ónega.

Lo estoy viendo ahora en la cámara, estamos haciendo esto por él realmente. No sabemos lo que hay en ese centro comercial, no lo podemos enseñar tampoco y tenemos que leer entre líneas, han muerto ocho personas da igual que sean militares, que sean civiles, que sean padres, que sean madres”, aseguraba.

Productor, traductor, salvador…”, intentaba explicar sobre las labores de su compañero, pero la emoción le podía y no podía seguir hablando. Se recuperaba pronto para seguir informando y relatando la normalidad que es posible en un lugar, un barrio joven a las afueras de Kiev, en el que ha caído una bomba.

Hasta el miércoles estarán con toque de queda lo que les obligará a informar desde el balcón del hotel. Ya avanza que se prepara una gran ofensiva sobre la capital y los grupos de saboteadores e infiltrados son uno de los peligros y se están intentando desarticular.

Una de las muchas historias que nos llegan desde el horror de la guerra.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad