Carlos Torres, el prota de ‘La reina del flow’, desvela cuál puede ser su futuro en la música

“Las series son cada vez más musicales y hay que estar preparado”

Carlos Torres

Carlos Torres da vida a Charly Flow en 'La reina del flow'. / Imagen de 'La reina del flow'

A Carlos Torres le paran mucho por la calle a grito de Charly Flow. Es lo que tiene cuando un personaje al que has dado vida acaba marcando a tanta gente. Nunca se imaginó cuando en un principio rechazó hacer el casting, que este personaje de La reina del flow acabaría cambiándole la vida.

Meses después de estrenarse la segunda temporada sigue en el top de lo más visto en Netflix. El éxito ha sido rotundo y eso ha hecho que pierda el anonimato en países, como España, donde antes podía pasar desapercibido.

En la serie da vida a un reguetonero de éxito y eso también ha hecho que se plantee su futuro en la música. Tiene un doble de voz que canta, aunque en la segunda temporada, ya se encargó él de cantar en alguna escena. Muchos se preguntan si eso no será el principio de una nueva carrera.

No hemos podido evitar preguntarle si entrará a formar parte de la escena urbana en breve.

En principio tú no cantas en la serie, aunque mencionabas que lo habías hecho en alguna escena, ¿te ha picado el gusanillo con esto de la música?

(Risas) Se ha dado la conversación, se ha hablado, se ha analizado. Más allá de tomar la decisión o no, que realmente no está en mis planes ahorita, todo puede cambiar. Es algo que se ha hablado muchísimo. Por mi parte he estado estudiando y practicando más allá de crear una carrera musical como tal, para mí como artista. Creo que es importante tomar clases y estar preparado. En Colombia, las series son cada vez más musicales y hay que estar preparado y estoy en ese proceso. Si de repente las cosas se pueden unir en algún momento, habrá que verlo.

Te he visto en Instagram cantando con algunos de tus compañeros de la serie… ya vas dando pasos.

Cada vez me suelto más. En la segunda temporada canté. En la primera temporada no canté en ninguna escena. En la segunda temporada hubo por lo menos unas cuatro escenas en las que canto a capela… después de esto, todo puede pasar. Vamos poco a poco.

De hecho, ya tocas el piano, ¿no?

Dejé las clases en Colombia porque viajé a Estados Unidos y esté fuera del país tanto tiempo, las dejé, pero me encanta el piano, me fascina. Cada vez estoy más rodeado de artistas, de cantantes, empezando por los compañeros de la serie, todos los que he conocido, Piso 21, cada vez conozco más. En Estados Unidos tuve la oportunidad de conocer una cantidad de cantantes de género urbano que han sido muy queridos conmigo.

¿Has ido a componer?

No directamente yo (risas), pero sí he tenido la oportunidad de estar en diferentes estudios y de escuchar diferentes canciones y trabajos. Diferentes artistas que me han puesto la orden, hemos hecho amistad, una relación y, en el día de mañana, para cualquier decisión están ahí dispuestos. Hay gente muy talentosa en todas partes, en Colombia, en Estados Unidos y uno como artista es muy curioso. A mí me invitan al estudio, yo voy y soy feliz, y canto y me suelto, aunque no salga de allí o de pronto sí, pero me divierto, lo disfruto y aprendo.

Puestos a cantar y bailar, ¿en qué plano te mueves mejor?

Hasta ahora me siento un poco más cómodo en el baile.

Pero, ¿tuviste que dar clases o ya traías el flow de antes?

Tomé clases en la primera temporada. En la segunda temporada ya los productores pensaron que yo ya estaba listo. En la segunda trabajamos de la mano de un coreógrafo que estaba todo el tiempo con nosotros, d hecho, sale en un par de escenas. Ensayábamos con él de la mano los conciertos, las coreografías. Lo bueno de Charly es que es un personaje muy improvisado en cuestiones de baile, es como estos artistas de género urbano que medio hacen dos pases, interactúan con la gente, y no fue tan difícil.

Entonces, ¿cuándo nos vas a presentar la primera canción?

Lo que les puedo decir y me comprometo aquí es que, si eso llega a pasar, a los primeros en contarles, sería a ustedes. Para este año el propósito es disfrutar y trabajar, pero no todo en la vida puede ser trabajo. La idea es estar en Madrid con el favor de Dios a finales de junio, disfrutando, conociendo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad