Sol Macaluso sobre su doble en la música: “Le dije a Lali Espósito que nos confunden”

Hablamos de su paso por Ucrania y su fuerte relación con la escena urbana de la música

Sol Macaluso

Sol Macaluso nos visita en LOS40. / Foto cedida por Sol Macaluso

Hace unos meses muchos no habían oído hablar de Sol Macaluso, pero su cobertura de la guerra de Ucrania para Mediaset la han convertido en un personaje popular. Salir llorando delante de las cámaras el día que estalló la guerra, nos mostraron su humanidad y una manera más cercana de informar sobre la barbarie. Algunos la criticaron, pero muchos defendieron su modo de comunicar.

Después de dos meses en el lugar de conflicto, decidió volver a España con su familia. Ahora está decidiendo sus siguientes pasos mientras se recupera de los momentos tan duros que le ha tocado vivir. La hemos visto en Viernes Deluxe o de fiesta en la Bresh.

No ha perdido su alegría, sus ganas de divertirse y su naturalidad a la hora de mostrarse tal y como es. Aboga por el cuidado de la salud mental mientras disfruta de la escena urbana, sobre todo, de su país, Argentina, donde tiene buenos amigos.

Su madre decía que iba para cantante y nunca se sabe, de momento, hemos charlado con ella para conocerla un poco mejor y tantear esa posible carrera musical.

Has pasado dos meses duros en Ucrania. Has vuelto a España y ha sido una revolución, ¿cómo te encuentras?

Estoy adaptándome poquito a poquito. Últimamente lo que digo es como que la cabeza y el alma se quedaron en Ucrania, todavía no conseguí traerlos para España. Físicamente estoy acá, pero es difícil desconectar después de tanto tiempo haciendo esa cobertura tan importante.

¿Cómo estás logrando asimilar tanto cambio repentino?

Si te diera la respuesta sería hipócrita porque la verdad es que lo estoy viviendo día a día. Son muchos cambios, no solo en lo personal, sino también en lo laboral y lo que estoy intentando hacer es tomármelo todo con mucha calma, no correr por tomar decisiones y tener la cabeza descansada y fría para decidir cómo continuar.

¿Qué es lo que más te preguntan desde que has vuelto a España?

Si voy a volver a Ucrania, esa es una de las cosas que más me preguntan.

¿Y tienes la respuesta clara?

Yo como querer volver quiero, pero no es algo que dependa solamente de mí. Depende de un equipo de trabajo que hay detrás, de productores, televisiones. Yo trabajaba para Mediaset y para otras cadenas internacionales y entonces la decisión va por parte de ellos. Saben que apenas yo esté disponible lo voy a decir, pero todavía me queda descansar, que estamos en eso. Pero volver a Ucrania, de una u otra manera lo voy a hacer seguro.

¿Qué es lo que más echas de menos de Ucrania, aparte de Max y Stephan?

Uno puede ayudar desde cualquier parte y mismamente he asistido al ballet nacional ucraniano y es una forma de contribuir también y demás, pero estar in situ, estar en terreno y sentir que lo que estás haciendo tiene un impacto para el mundo entero, eso es lo que más echo de menos.

Han criticado tu manera de informar, pero, ¿qué opinaban tus compañeros corresponsales?

Desde el primer momento me apoyaron mucho. Yo trabajé con dos equipos diferentes, uno en enero y otro en febrero y quienes me conocen un poco saben que lo que se vio es lo que hay. Nada estuvo armado, nada estuvo planeado, fue como me salió así del corazón y creo que al final eso es lo que más vale y la conclusión que al final terminábamos sacando todos. Que mientras uno sea profesional y auténtico en lo que hace, que seas leal a vos mismo eso es lo que vale y parece que es también lo que le ha llegado a la gente, que es lo importante.

Ahora que has vuelto y has visto todo con perspectiva, ¿te arrepientes de algo?

Nada. Tengo un tatuaje en francés que dice, ‘no me arrepiento de nada’ y es mi lema de vida. Todo pasa como y cuando tiene que pasar e, incluso lo malo nos enseña muchas cosas. En un primer momento me juzgué mucho por ese llanto en cámara, por mostrar mis emociones, pero después dije, ‘es que, es lo que me está pasando, y también hay que comunicarlo’.

Ahora que la salud mental se cuida tanto, ¿estás recurriendo a algún tipo de terapia para asimilar todo lo que has vivido?

Hablaste con la persona adecuada porque soy pro terapia. Te puede hacer una entrevista de salud mental. Hago terapia desde hace siete años, empecé por una cuestión personal, pero me dieron el alta y decidí continuar. Yo siempre digo que ir a terapia es como… vas al gimnasio por tu cuerpo, no, yo voy a terapia para mi salud mental, mi cerebro. Me ayuda a tener una visión panorámica como si estuviera acá, agarro un dron, y veo mi vida desde fuera y me ayuda muchísimo en mis relaciones interpersonales. A la hora de comunicarme, siendo comunicadora es una herramienta que utilizo un montón en mi día a día. Según mi psicóloga, internamente, siempre estoy analizando a las personas y por qué me comunico con esta persona de esta manera y por qué con otra, de otra manera. La terapia en Ucrania me ayudó mucho al igual que la meditación. Basta con el tabú en el 2022 de que el que va al psicólogo está loco. Hay que hablar de enfermedades mentales. Por qué es normal hablar del cáncer, de diabetes y es extraño o pudoroso hablar de la ansiedad, del trastorno bipolar, de la esquizofrenia. Son términos con los que todos tenemos que estar familiarizados.

Desde Ucrania nos dijiste que cada día tenías una canción, ¿qué había en tu playlist?

Bien fiel a mi país, creo que la industria argentina está haciendo furor. Conozco a varios de la industria, que son amigos, que hacen música y, por supuesto, están siempre en mi día a día y les mandaba vídeos y era el contraste de la realidad. De estar paseando entre tanques, soldados y armas, estar escuchando mi música que me hace sentirme en casa y mandarles vídeos a mis amigos diciendo ‘mira, te estoy escuchando acá, en plena guerra de Ucrania’. También ayuda un poco a desconectar porque es muy necesario en esos momentos poder salir un poquito, aunque sea un minuto o cinco minutos, de decir ‘tengo este momento para mí, me relajo, me disperso’. ¿Los infaltables? Duki, Bizarrap, Emilia, Nicki Nicole, Tiago PZK… Argentina.

Pero, ¿tienes relación con ellos?

A Duki lo conozco del año pasado. A Trueno también coincidimos y tenemos amigos en común. Otro infaltable, a nivel local, también, es Omar Montes.

@sol.macaluso Por si alguien me quiere hacer daño… @Omarmontes ♬ sonido original - Omarmontes

No sé por qué te fuiste al Viernes Deluxe en lugar de venirte a LOS40 Primavera Pop.

Jajajaja. Hay que compaginar un poco el trabajo, ahí hay decisiones que uno tiene que tomar. Tuve que ir a la entrevista con Deluxe que me cuidaron mucho, por trabajo, era un compromiso al que no podía fallar, pero bueno, después fuimos a la Bresh, que es una fiesta argentina con la que estaba colaborando LOS40 Urban que estuvo muy bien.

¿Y qué hacías tú en esa fiesta?

Una fiesta argentina donde no esté Sol Macaluso, por favor, que se suspenda. La Bresh yo iba desde que vivía en Argentina, desde los comienzos de la Bresh y desde que empieza a hacerse en Madrid que fue más o menos, si no me equivoco, en enero, yo ya estaba en Ucrania. Nunca había podido asistir y hablaba con los chicos de la organización. Era, ¿venís? Estoy en Ucrania. ¿Venís? Sigo en Ucrania. Cuando volvió, por fin se dio, tenía muchas ganas, es para mí como eso de ‘estoy en casa’, en los dos sentidos porque España la siento mi casa y la Bresh me retrotrae a Buenos Aires, a mis amigos, a mi gente. También muchas caras conocidas, así que, lo pasamos muy bien.

¿A quién tuviste la oportunidad de conocer?

Por primera vez pude hablar, tener una conversación con Lali Espósito, que la habré visto en directo más veces de las que puedo contar. Estuvimos hablando mucho. Lola Índigo que también tenemos amigos en común y nunca habíamos coincidido. Mau y Ricky, que son un amor, además que ellos son tan familiares, yo estaba con mi hermana y entonces fue como un momento super especial que tuvimos los cuatro. La esposa de Mau, creo, que es que me los confundo, es argentina, Stefi Roitman, que también tengo amigos con ella en común, y como que te pones a hablar de a quién conoces. También Justin Quiles, pero no me atreví a pedirle fotos. Fue una noche especial en la que yo también estaba celebrando mi cumpleaños, que había sido recientemente. Era el cumple de Lola Índigo y hace falta que se vea, que una es periodista, es profesional y también tiene una vida fuera del trabajo y se puede divertir, sobre todo porque estoy en edad de divertirme, si no lo hago ahora, cuándo.

Sol Macaluso disfrutó de la Bresh con su hermana Pía. / Foto: © Gonzalo Lima/Bresh

¿Cuál fue la anécdota de la noche?

Que le dije a Lali Espósito que nos confunden. En Argentina, sobre todo, siempre es como ‘qué parecida a Lali que sos’. Y me dijo, ‘sí, la verdad es que con la jeta –en Argentina decimos jeta-, con la boca enorme que tenemos las dos, sí’. Así que nos sacamos una foto y en redes varios eran como ‘sí, son iguales’. Ya quisiera yo parecerme a Lali Espósito, se lo pido al universo cada noche antes de irme a dormir.

Le dijiste a Jorge Javier Vázquez que ahora ligas más, ¿algún pretendiente en la fiesta?

Siempre hay, pero en este momento una no tiene tiempo, estoy enfocada en otras cosas. Bienvenidos sean igual, nunca digas nunca.

¿Qué cantante te pidió que salieras en su próximo videoclip?

Hasta ahora ninguno, estamos esperando. Están lentos de propuestas.

¿De cuál te conocías todas sus canciones?

De todos, pero de Lali la que más. De Lali, Justin Quiles, Mau y Ricky los que más. Bueno y de Tiago, de todos. Es la música que escucho.

¿Qué canción definiría tu momento actual?

Qué buena pregunta… Esto recién empieza, de Duki y Emilia. Estoy muy contenta de tener ahora la oportunidad y la visibilidad para que se vea todas las ganas que tengo de trabajar y las cosas que puedo llegar a hacer. Estoy muy agradecida con eso.

Tú también eres maquilladora, ¿qué artista te ha llamado la atención últimamente en este sentido?

Obviamente a los artistas se les cuida mucho la imagen. Otra vez volvemos a la escena argentina, pero me gusta el estilo que tiene Cazzu que, además, conozco mucho a su maquilladora. Emilia, que le dan ese look de niña rebelde con esos icónicos brillitos que ahora en Argentina se pusieron muy de moda. De hecho, Emilia va a sacar su propia marca para los brillitos estos. Me gustan las dos mucho.

Esa relación tuya con la escena urbana argentina, ¿de dónde viene?

Casualidades de la vida. Al primero que conocí fue a un cantante canario, West Dubai, que me presentó al Duki y al final tienes un amigo en común, tienes otro y la industria es grande, pero no es tan grande. Y el ser periodista siempre te da ahí como una carta a favor en plan ‘bueno, ¿cuándo te puedo entrevistar?’. Siempre hay que tener de amigos a los artistas y a los periodistas.

Eres una chica todoterreno, ¿en algún momento te has planteado sacar un tema tipo Marta Riesco?

No… están todo el rato nombrando a Marta Riesco, no tengo idea de lo que está haciendo con su presente laboral. A mí siempre me gustó la música, yo hice teatro, hice canto, hice baile toda mi vida. Tengo esa vena artística. De hecho, mi madre siempre pensó que yo iba a terminar siendo cantante. Hoy por hoy mi presente está en el periodismo, ahora, no quita, que las cosas el día de mañana puedan cambiar. Nunca digas nunca, pero hoy quiero seguir enfocada en mi carrera periodística.

Lo bueno es que tendrías claro el género de centrarte en la música, ¿no?

Eso sí, ojo Lali.

¿Locutora de LOS40 tal vez?

Me encanta la radio. Me parece divertidísima. Y creo que a la radio en España le hace falta una voz femenina argentina.

Lo que está más clara es tu faceta de influencer, ¿cómo valoras esta posición que te ha dado el reconocimiento público?

Tenía un blog, porque en un momento lo cerré, en 2009, 2010 en lo que era blogspot que cuando me leían mi papá, mi mamá y mi hermana… yo subía, ‘hoy estoy vestida de H&M, de Zara’ y tenía 14 años y me sacaba las fotos con una cámara pedorra si se puede decir y me sacaba las fotos en el espejo, con flash, horrible. Las redes siempre formaron parte de mi vida, lo que más me gusta de ellas es comunicarme con la gente que ahí es como que entra la Sola comunicadora y periodista. El feedback, yo no hago monólogos, yo trabajo para un público, en el ámbito que sea y lo que más quiero es escucharlos a ellos. Y gracias a Dios, las redes nos permiten este feedback que antes, en otra época, no era posible. Ahora me encanta hablar, ver qué opinan. Acepto las críticas constructivas, nadie es perfecto, no puedes gustarle a todo el mundo. El otro día me dijeron que antes era como una pseudoinfluencer, si lo quieren etiquetar de alguna manera, sí. Las redes son como mi casa, me siento como pez en el agua, me gusta mucho utilizarlas y se pueden hacer grandes cosas de beneficio e impacto positivo si las usamos bien.

¿Ahora qué?

Ahora quiero trabajar, tengo muchas ganas de trabajar. Amo mi trabajo, estoy cada día más enamorada de lo que hago. Creo que la vida es movimiento y precisamente estoy en constante movimiento. Ahora es momento de escuchar propuestas, bienvenidas son todas las que quieran llegar y tomar decisiones sabias. Estoy como tratando de no enfocarme a corto plazo, de lo que me puede funcionar hoy o mañana, sino ver un poco más allá que a veces es lo más difícil porque te obnubila todo, pero quiero tomar decisiones inteligentes, si es que eso es viable. Considero que soy joven, me gradué hace dos años, estoy apenas empezando. Tuve un impacto muy grande y muy de repente que estoy aprendiendo a gestionar día a día, pero lo que más quiero es trabajar y creo que cuando la pasión por tu trabajo te acompaña, las oportunidades van llegando solas.

Muchos te conocieron llorando en aquella conexión con Ucrania, ¿has llorado últimamente?

No, tengo que llorar. Si saben películas para llorar, por favor, recomiéndenme porque lo necesito. Lo hablé con mi psicóloga, es como que me emociono muy fácil, como que se me llenan los ojos de lágrimas, pero no sale, no brota, y yo soy rellorona, por si no se habían dado cuenta, y necesito sacarlo. No estoy durmiendo bien, no estoy durmiendo nada, a lo mejor es parte de que la cabeza no para, no para. Cuando logre bajar de revoluciones, ahí lloraré a moco tendido.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad