Marta Peñate no defraudó en su reencuentro con Tony Spina en ‘Supervivientes’

El italiano casi acaba por los suelos en un encuentro con mucha pasión

Marta Peñate y Tony Spina

Marta Peñate y Tony Spina se reencuentran en 'Supervivientes'. / Mediaset España

Cuando el martes pasado Carlos Sobera anunció en Tierra de Nadie que el próximo visitante en Honduras iba a ser Tony Spina en seguida pensamos en los gritos de Marta Peñate cuando pudiera reencontrarse con él en Supervivientes. Y no nos equivocábamos porque el parásito más longevo de la isla ha hecho lo esperado.

Estaba con Anuar Beno haciendo un juego de recompensa cuando se han dirigido al tótem del pirata Morgan. Al abrirse se han encontrado dentro con el prometido de la concursante y se han fundido en un emotivo abrazo.

Finalmente. el italiano ha salido de su encierro y se ha abrazado en condiciones a su chica que no dejaba de gritar: “Mi amor, mi amor”. Tanto ha sido su ímpetu que casi tira por los suelos a su chico que intentaba agarrarse al tótem para no caer mientras escuchaba a su chica decir “te amo, te amo”.

Entre cariños y reproches

Se tomaba un segundo para presentarle a Anuar, pero luego en seguida se abrazaba a su chico y comenzaba de nuevo con sus gritos de emoción y cariño. “¿Cómo has venido hasta aquí?”, le preguntaba. “En avión, nadando no creo”, respondía él bromeando.

La casa está bien y su madre super orgullosa de ella. “Lo estás haciendo genial”, animaba Tony a su chica mientras pedía disculpas a Anuar por haberle dejado en un segundo plano. “Hace mucho que no veo a mi novia”, le decía.

Amor, llevo un montón de tiempo sola, me voy a quedar loquísima”, le explicaba a su chico que aseguraba que más no podía ser.

También se mostraba preocupada por su olor. “¿Sabes que hoy tenía un presentimiento y me he lavado por ti?”, le decía. “En teoría siempre huele a Nenuco, ahora huele a mar”, contestaba Tony a Ion Aramendi cuando le preguntaba a qué huele Marta.

Y entre grito de emoción y abrazo, Marta se paró un momento también para echarle la bronca y recordarle que en su conexión telefónica le escuchó con voz de resaca. “Estoy saliendo lo justo, dos veces por semana”, le explicaba su novio para mosquearla. Y cuando se dio cuenta de que iba a recibir más manotazos de los que pensaba le aclaró que ese día “estaba malísimo”.

Un chute de energía para la concursante que, tras la expulsión de Anuar, vuelve a quedarse unos días sola.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad