Brian May, el guitarrista, astrofísico y guardián del legado de Queen, cumple 75 años

Precoz en la música, guitarrista profesional y enamorado de las estrellas. El músico británico sigue de gira con los éxitos de la banda

Brian May, el guitarrista, astrofísico y guardián del legado de Queen, cumple 75 años

Brian May, actuando con Queen en el Palau Sant Jordi de Barcelona en 2016. / Jordi Vidal/Redferns

Queen no podría haber sido Queen sin Freddie Mercury, pero tampoco podría haber sido Queen sin Brian May. El guitarrista de la banda británica es uno de los mejores y más respetados de la música, y toda una carrera dedicada a la música bien se merece que esa situación como uno de los grandes de la actualidad. May llega a los 75 años en plena forma, inmerso en la etapa europea de la gira The Rhapsody, un tour con el que comparte escenario con Roger Taylor, con el que sigue explotando el legado de Queen, y el vocalista Adam Lambert.

Brian May comenzó a tocar la guitarra a los siete años. Cuando tenía 16, él y su padre construyeron una guitarra que se ha convertido en un ícono en la tradición de Queen. El instrumento que resultó de sus esfuerzos combinados finalmente se sigue conociendo como Red Special. Ambos construyeron esta legendaria guitarra con materiales obtenidos directamente de la casa May, como la madera de una mesa de roble y la repisa de una chimenea.

A pesar de sus orígenes humildes, May usó la guitarra tanto en presentaciones en vivo como en grabaciones de estudio con Queen. Si bien hoy continúa tocando una versión mejorada del original, los fans pueden comprar una versión producida en fábrica en su página web.

Desde bien temprano supo que se quería dedicar a la música, y con tan solo once años creó su primera banda, llamada 1984 en alusión a la novela de George Orwell. Años más tarde, junto con Tim Staffel como vocalista y bajista, formó la banda Smile en 1968. A la formación más tarde se uniría el baterista Roger Taylor, después de participar en las audiciones que ambos habían convocado con la intención de completar su banda. Después de dos años, Staffel abandonó la banda y ahí es donde aparecería Freddie Mercury, en un momento en el que la banda fue rebautizada como Queen. Podo después, se incorporó el bajista John Deacon, cerrando la formación. Fue en 1971 cuando la banda comenzó a andar con la formación que los llevó al éxito mundial.

Todos recordamos la voz de Freddie Mercury como completamente portentosa, y no en vano es considerado uno de los cantantes más prodigiosos de la música. Sin embargo, como guitarrista, Brian May puede considerarse también como uno de los más grandes. Los solos de guitarra, los riffs y la forma de tocar su Red Special lo avalan, con esa forma inconfundible de obtener sonido con una moneda que utilizaba a modo de púa.

Queen: Brian May, Freddie Mercury, Roger Taylor y John Deacon, en 1981. / Koh Hasebe/Shinko Music/Getty Images

Entre sus muchos logros raros, Queen cuenta con un logro que ni siquiera los Beatles lograron: cada miembro escribió varios sencillos que encabezaron las listas de éxitos. Además, en 2005, el Libro Guinness de los récords mundiales certificó que los álbumes de la banda habían pasado más tiempo en las listas musicales del Reino Unido que cualquier otra persona, superando a Michael Jackson, Madonna y U2. May, en particular, participó en la escritura de más de 200 de las canciones de la banda, incluidos clásicos como Fat Bottomed Girls y We Will Rock You.

En 2018, la banda recibió el premio Lifetime Achievement Award, un galardón de los Grammys que rinde homenaje a artistas que hicieron a lo largo de su vida contribuciones de gran importancia en el campo de la grabación musical. Además, es comendador de la Orden del Imperio Británico por sus servicios a la industria musical, una carrera musical por la que es miembro del Rock and Roll Hall of Fame como integrante de Queen desde 2001.

Doctor en astrofísica

Queen se formó en 1970, mientras Brian May aún estaba estudiando astrofísica en el Imperial College de Londres. A medida que la banda alcanzó la fama internacional, May suspendió su investigación, que se refería al polvo estelar, para hacer giras, escribir y grabar música. Después de 36 años apartado de la investigación científica, retomó su proyecto y volvió a la universidad. Fue en agosto de 2007 cuando Brian May defendió su tesis doctoral, que estaba compuesta por 48.000 palabras y que comenzó a escribir en 1974.

En la tesis, Brian May explicó que las nubes de polvo estelar del sistema solar se mueven en la misma dirección que los planetas y mostró los resultados de sus investigaciones en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla canaria de La Palma. "Ya me pueden llamar doctor May", dijo a la cadena británica BBC después de realizar un examen profesional de tres horas.

Brian May, presentando su tesis doctoral 'Radial Velocities in the Zodiacal Dust Cloud' en el Imperial College de Londres en 2007. / Rosie Greenway/Getty Images

Si tienes mucha curiosidad acerca de la faceta de Brian May como astrofísico, puedes leer el documento en inglés aquí. Es una investigación complicada, basada en un estudio centrado en la velocidad y la luz reflejada por el polvo interplanetario en el sistema solar.

Otra curiosidad añadida a esta estrella del rock es que Brian May es un experto fotógrafo estereoscópico. Él mismo ha creado sus propias cámaras estereoscópicas y ha hecho miles de fotografías en 3D en las giras que hacía con Freddie Mercury.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad