Muere a los 81 años el cineasta Wolfgang Petersen, director de 'La historia interminable' y 'Troya'

El alemán falleció en su casa de Los Ángeles a causa de un cáncer de páncreas

Muere a los 81 años el cineasta Wolfgang Petersen, director de 'La historia interminable' y 'Troya'

Wolfgang Petersen. / Gisela Schober/Getty Images for Bavaria Film

El mundo del cine está de luto. El cineasta alemán Wolfgang Petersen, director de películas como  La historia interminable falleció el pasado viernes 12 de agosto a los 81 años en su casa de Los Ángeles a causa de un cáncer de páncreas, tal y como ha anunciado su productora este mismo martes y ha recogido Variety.

Petersen fue el autor de grandes obras del cine como Das Boot (El submarino), donde ejerció de director y guionista llevándose por su labor dos nominaciones a los Permios Óscar de 1983; Air Force One, filme que dirigió y produjo; La tormenta perfecta, En la línea de fuego, Troya, Poseidón y Ver gegen die bank, su último trabajo.

Su pasión por el séptimo arte le acompañó durante toda su vida. Ya en Alemania, donde nació en 1941 y el lugar que le vio crecer y obtener su primera formación, Petersen estudió en la Academia de Cine y Televisión de Berlín entre los años 1966 y 1970 y pronto dio el salto desde el mundo académico al laboral. Sus primeras producciones fueron para la televisión estatal alemana y fue precisamente allí donde, trabajando en la serie Cirme Scene, conoció a Jügen Prochnow, el actor que le acompañaría en su primer gran éxito de taquilla y crítica, Das Boot.

Más tarde llegó The Never Endig Story, conocida en España como La historia interminable. Esta película, su primera en Hollywood, coproducida, eso sí, por Alemania, fue todo un éxito en las taquillas, aunque, para la crítica, las opiniones estaban muy divididas entre quienes pensaban que el filme había abierto la puerta de un territorio poco explorado hasta el momento y los que llegaron incluso a llamarla "tonta".

La Historia Interminable (Trailer español)

Pero aunque Petersen se había coronado como un gran creador de contenido para el público infantil con La historia interminable, no se conformó y volvió a dar un giro a su carrera hacia el cine para adultos con Enemy Mine. Esta producción fue un verdadero fracaso y esto le alejó de la industria durante seis años.

No fue hasta 1991 cuando volvió a ponerse al frente de una película con Shattered (La noche de los cristales rotos) y desde entonces trabajó sin descanso hasta 2006, firmando éxitos como la conocidísima Troya de Brad Pitt y Air Force One, que narra la historia del secuestro del avión del presidente de Estados Unidos por parte de un terrorista.

Su último trabajo fue Cuatro contra el banco, una película de 2016  para cuya producción regresó a Alemania. El director cerró el círculo de su carrera con una comedia policiaca rodada en Berlín que llevaba a la gran pantalla otra obra suya titulada igual que había firmado tres décadas atrás y que decidió estrenar el día de Navidad. La crítica, al igual que le había pasado en muchas ocasiones antes, lanzó opiniones muy diversas sobre su trabajo. Variaron desde las que apuntaban hacia que los chistes eran verdaderamente elegantes pese a ser un formato liviano que utilizaba inteligentemente las fortalezas de los actores, hasta las que señalaban su trama como mal planteada.

MÁS SOBRE:
imagen_icono_desplegar imagen_icono_desplegar

icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad