Oli London, el chico que se opera 32 veces para parecerse a Jimin de BTS y después se arrepiente

Llevó su obsesión al extremo

Jimin

Jimin, un ídolo para muchos. / Frazer Harrison/Getty Images for The Recording Academy

La cultura coreana ha conquistado el mundo y las cifras millonarias de sus series y artistas musicales aumentan cada día. Grupos como BTS o BlackPink están arrasando en las listas internacionales y se han convertido en un auténtico fenómeno. Eso ha llevado a algunos de sus fans a obsesionarse con ellos hasta extremos insospechados.

Oli London es un claro ejemplo de esta obsesión que algunos llegan a sentir por las bandas coreanas. Es un joven influencer británico que centró su vida en parecerse a Jimin, uno de los integrantes de BTS.

Se hizo popular gracias al seguimiento que hacía en redes sociales de esta cultura y, en especial, de estos grupos. “Todos tenemos derecho a elegir cómo nos identificamos y elegir quiénes queremos ser. Soy coreano y la gente debe aceptarlo", aseguraba hace tan solo unos meses.

Y para conseguir su objetivo no dudó en someterse a 32 intervenciones estéticas que ha ido compartiendo en sus redes donde acumula más de 600.000 seguidores. No tenía límites. Llegó a asegurar que, incluso, se sometería a una reducción de pene porque, según él, los asiáticos tienen su miembro de un tamaño inferior al resto.

Cambio de opinión

Después de todo eso ha llegado el momento del arrepentimiento. "Mis disculpas completas a Jimin, BTS y la comunidad asiática. Lo siento por intentar convertirme en una persona diferente, por estar insalubremente obsesionado con Jimin y por tratar de convertirme en él y parecerme a él", escribía en redes junto a un largo texto donde explica su historia.

"Me he dado cuenta de mis errores y me disculpo de todo corazón y prometo hacerlo mejor y convertirme en una mejor persona y aprender a amarme a mí mismo", aseguraba.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Oli London (@londonoli)

"Siempre quiero difundir amor, positividad y felicidad y compartir mi amor por el K-pop y Corea con el mundo. Este fue y siempre ha sido mi objetivo. Gracias a todos por el amor y el apoyo", terminaba.

En ese texto explica que este arrepentimiento llega después de un período de auto reflexión y de mucha terapia para tratar su desorden de personalidad múltiple, obsesión por la cirugía y comportamiento obsesivo.

Una historia de bullying

Ha contado que cuando era joven sufrió bullying y que recibía insultos como “elefante, Shrek o monstruo” por su enorme nariz. Además, sufría de acné severo y eso hacía que se sintiera como un alien. Todo cambió cuando se mudó un año a Corea.

Allí logró sentirse feliz y encontró en la cultura K-Pop un escape a esa realidad que le atormentaba. Llegó a idealizar a Jimin y a obsesionarse con él de una manera insana y ahora, después de mucho trabajo, se ha dado cuenta de que no obró bien y pide disculpas tanto a Jimin como al Army.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Oli London (@londonoli)

Ahora es consciente de que no puede convertirse en otra persona sino en la mejor versión de sí mismo y eso es lo que quiere transmitir a los que están pasando por algo similar a lo que ha vivido él.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad