Llegan los nuevos peajes de 2022 y 2023: las carreteras por las que pronto habrá que pagar

Algunos gobiernos autonómicos toman la delantera al Ejecutivo central y ya están dando los primeros pasos en el nuevo sistema de cobro por uso de carreteras

Llegan los nuevos peajes de 2022 y 2023: las carreteras por las que pronto habrá que pagar

Nuevos peajes para 2023. / Gerig/ullstein bild via Getty Images

El Gobierno de España empezó a trabajar el pasado agosto en un nuevo plan de peajes que podría pasar por el cobro en todas las autovías del país en 2024, algo que exige Bruselas a cambio de los fondos europeos y mientras elucubra cuál es la fórmula que considera más adecuada, algunas comunidades ya han tomado la iniciativa al respecto y está empezando a aprobar sus propias normativas al respecto como es el caso del País Vasco.

En Euskadi la Diputación de Guipúzcoa ya aprobó hace unos meses un sistema de cobro para el uso de los 15,5 kilómetros de la A-636 que unen Beasain y Bergara y ahora, ha sido el turno de Vizcaya, donde, tal y como recoge El Correo, se ha dado luz verde a una norma foral que fija un peaje únicamente pensado para camiones de hasta 3,5 toneladas en hasta 101 kilómetros de carretera correspondientes a cinco de las vías principales de la provincia.

Según esta norma, antes de que finalice 2022 se instalarán los arcos free-flow (un sistema de cobro electrónico que permite a los vehículos cruzar el viaje sin detenerse mediante la lectura de las matrículas) que recaudarán una pequeña tasa de cada camión que los cruce en el tramo de la carretera la BI-625 que discurre entre Basauri y Llodio y en el de la vía N-240 que atraviesa el valle de Arratia y el puerto de Barazar.

Más tarde, ya en 2023, se incorporarán a estos dos primeros tramos de pago para camiones otros tres peajes: el que une Basurto y El Haya a través de la A-8; el corredor de Txoerierri que une Erletxes y Rontegi y el de la N-636 (Kanpazar) entre Durango y la amuga de Guipúzcoa.

Por ahora, tal y como ha recogido la prensa vasca, las labores de instalación de los arcos ya se están llevando a cabo e los principales puntos de acceso al tramo BI-625 así como a lo largo del trayecto, ya que el sistema escogido pasa, en este caso, por el cobro solo del trayecto realizado, por lo que su puesta en marcha requerirá de todo un sistema tecnológico capaz de detallar cuantos kilómetros del tramo de pago recorre cada camión.

Multas para los camiones que no paguen

Cuando se ponga en marcha este nuevo sistema de peajes, la Diputación exigirá a los camiones de más de 3,5 toneladas que cuenten con un dispositivo embarcado VIA-T o con una tarjeta de crédito asociada a la matrícula, ya que en este nuevo formato de peajes no estará permitido el cobro en metálico.

Para todos aquellos conductores que no abonen el precio establecido por el uso de estas vías, la Diputación Foral de Vizcaya planea sanciones que en un principio consistirán en el abono de la deuda incrementado en un 20% pero que, si persisten, se transformarán en la apertura de un expediente sancionador.

En 2024, más peajes, pero con excepciones

Aunque el Gobierno sigue trabajando en el plan de pejaes previsto para el 2024, tal y como recoge la Cadena Ser, el máximo responsable de la DGT, Pere Navarro, ha querido dejar claro que, pese a que la filosofía será la de "quien contamina paga", el nuevo sistema de peajes contemplará tres excepciones dejando a muchos ciudadanos fuera de la obligatoriedad de pago.

No tendrán que preocuparse por los peajes:

  1. Los conductores que circulen por una misma carretera diariamente para ir a trabajar.
  2. Los conductores que se desplacen por estudios.
  3. Los conductores que se encuentren acudiendo a un centro sanitario para ser atendidos.

icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad