Especial

ANDA YA DAY Gana tu entrada para el 'Anda Ya Day' en el Parque Warner de Madrid

Imma Sust publica ‘Las manzanas de Eva’ y hablamos con ella de locales liberales, sex shops, Tinder o porno

“Cuando mostramos sexo siempre tiene que ser perfecto y por eso en mi libro también hay mal sexo”

Imma Sust publica novela erótica, 'Las manzanas de Eva'. / Foto cedida por Penguin Random

Imma Sust es una habitual de los medios de comunicación donde desempaña su labor de periodista y divulgadora y, además, trabaja para una cadena de sex shops. Tiene una mente abierta cuando hablamos de sexo y eso es lo que recoge en su nueva novela, Las manzanas de Eva.

Una novela erótica de tintes feministas donde se habla de sexo en en sus diferentes formatos, sin ningún tipo de tabú. Y así es como ella habla de estos temas, con naturalidad e intentando normalizar una serie de prácticas que todavía escandalizan a muchos.

Cambiamos las naranjas por manzanas, que, en cuestiones del amor, ya dice mucho, ¿no?

La naranja ni siquiera es entera. Yo defiendo ya el concepto de persona única y entera. Esto de que solo hay una persona en el planeta de que te complementa y que cuando la encuentras os juntáis. Es tan complicado que dices, ‘en serio, ¿a quién se lo ocurrió esto?’. Es más fácil la teoría de las manzanas y que cada uno coja la que quiera, cuando quiera y donde quiera.

Te recomendamos

Novela erótica, ¿cuál era tu objetivo principal al escribirla?

Contar tantas cosas que quiero contar y que nunca sé dónde contar. Yo trabajo en muchos sitios y el tema de la sexualidad es un tabú y no en todos los sitios puedes colocar tu mensaje. Yo tengo mucha suerte porque llevo más de nueve años trabajando en las tiendas eróticas Amantis y he aprendido un montón aquí e iba a la tele a hablar de no sé qué y yo tenía ganas de hablar de sexo y podía hablar un poco, pero no me podía explayar. Y de repente dije, ¿y si cuento todo esto en una historia de ficción y haces lo que te da la gana? Porque esta es otra. Tú cuando vas a la tele te crees que eres libre, pero en realidad, siempre te auto censuras. Escribes artículos en el periódico y lo mismo. Un día puedo hablar de sexo, pero no voy a estar hablando de sexualidad y feminismo todo el día. Y de repente, escribir un libro te da una libertad, es tan chulo, puedes hacer lo que quieras, ser correcto o incorrecto, lo que te dé la gana.

¿Novela apta para todos los públicos?

Yo creo que sí. Es una novela para adultos. A un niño de 7 años no se la voy a dar porque no sabe leer. Es para personas que saben leer.

A uno de 15 sí se lo darías, ¿no?

Yo sí, pero porque yo creo que la educación sexual empieza cuando nacen los críos, no empieza cuando tienen 18 años. Creo que hablar de sexo está bien. Ahora, de la misma forma que no le pondría una película erótica o porno a un niño de 7 años, no le daría mi libro. La diferencia entre mi novela y otra novela es que, en la parte de sexo, que está en todas las novelas, porque en todas las historias hay sexo, aunque sea ‘la señora se quedó embarazada’, siempre hay sexo, lo que pasa es que no está explícito y en mi novela lo explico.

Al lado de esta novela otras como las sagas de 50 sombras de Grey o 365 DNI parecen películas Disney, ¿no?

Son machistas. Yo he escrito un libro feminista. Esas obras son antiguas y machistas. Yo he escrito una obra feminista, muy moderna, muy siglo XXI. Las sombras de Grey tuvo mucho éxito en su momento, pero se ha quedado muy antigua. Ahora la lees y te rechina todo y no sólo pasa con esta novela, pasa viendo un capítulo de Friends. El mundo ha evolucionado a una rapidez en ese sentido maravillosa. Lo que pasa es que leemos cosas y todo nos suena raro y yo quería hacer una novela actual. Hablar de sexo de verdad. Personas con cuerpos no normativos, que es un concepto que odio porque creo que lo normativo somos todas y las mujeres estas tan guapas y tan perfectas y con el cuerpo 10, para mí, no son normales, con lo cual, tendríamos que revisar este concepto. Quería sexo con lubricante, con condones, quería parar un polvo, quería mujeres masturbándose en cualquier sitio… tenía muchas ganas de hablar de todo eso. Y luego construí la historia. Primero dije: quiero parar un polvo, quiero una señora mayor follando, quiero una relación de diferentes edades para hablar del tema que hay a veces de abuso de poder cuando una relación tiene una diferencia de edad muy bestia, tantas cosas. Entonces, cuando tenía clara la lista de todas las cosas que quería contar dije, ahora me invento una historia.

Recoges frases de muchas celebs, una de ellas de Andy Warhol: “El sexo es más excitante en la pantalla y entre las páginas que entre las sábanas”. ¿Lo tenemos sobrevalorado?

Para él será así, pero yo más bien diría que al sexo le ponemos un nivel de exigencia que si se lo pusiéramos a todo lo que hacemos en la vida seríamos todos premios Nobel. Cuando mostramos sexo siempre tiene que ser perfecto y por eso en mi libro también hay mal sexo. Quería dejar constancia de un mal polvo, una mala relación, una historia que no fluye. Siempre nos lo presentan como si fuera todo perfecto, todo el mundo se corre rápido, adiós al lubricante, en dos minutos tenemos los penes dentro de las vaginas y dices, ¿esto qué es? Esto no es de verdad, esto no es sexo.

Aunque tú dices que los psicólogos son como las putas, yo he hablado con alguno que dice que muchos jóvenes están teniendo dificultades en sus relaciones sexuales por el porno que consumen, ¿cómo valoras esto?

Yo no digo que los psicólogos sean como las putas. La protagonista, Eva, hace esta reflexión. Yo jamás diría eso. Cuando empiezas a hacer terapia puedes plantearte esto, puedes dudar de que a esa persona realmente le importes. Hago el paralelismo con las putas porque yo creo que el sexo pagando no tiene ningún sentido. Un intercambio de emociones, si no lo ves desde un punto de vista profesional te puede llevar a esa duda porque cuando vas al psicólogo por primera vez tienes muchas dudas y muchos miedos y entonces, por eso la prota hacía esa reflexión. También quería mostrar el psicólogo malo, que también existe, como todo en la vida.

¿Y en cuanto a los jóvenes y el porno?

Yo veo que no hay educación sexual en este país y cuando no hay educación sexual, ¿la gente qué hace?, va donde puede. ¿Y dónde va un adolescente? A buscar información gratis. ¿Dónde hay información gratis? En el porno mainstream que es el porno cutre, malo, machista y asqueroso que hay. Si empezamos a educar a la gente para que busque información en otro sitio que no sea el porno gratis, igual lo solucionamos. Yo no criminalizaría el porno gratis porque es como Juego de tronos. Me encantan Juego de tronos, pero no voy cortando cabezas a la gente. Pues yo veo porno mainstream y no hago sexo así. Yo, Imma Sust, porque no me gusta el sexo así, tan agresivo, tan duro, de la mujer sometiéndose al hombre. Si hago sexo con una mujer tampoco hago sexo lésbico como el porno mainstream que está hecho para que los hombres se pongan cachondos, no para que nos pongamos las mujeres. El porno mainstream es horroroso. A mí me gustaría, si tuviera hijos educarles con porno bonito o lo que yo considero porno bonito. Pero es que, tampoco tiene que educar el porno. El porno tiene una misión que es erotizarte, ponerte cachonda, masturbarte y ser feliz. El error es pensar que esto tiene que educar a alguien.

Aseguras que no tenemos referentes de mujeres solteras y felices… ¿sigue siendo el objetivo de muchas mujeres?

Solo hace falta Bridget Jones. No paran hasta que la dejan embarazada. Todo es un drama. Sex in the city, no paran hasta que Carrie Bradshaw se nos casa. Ahora, hacen la nueva Sex in the city y matan directamente al marido de Carrie Bradshaw para demostrar que puede ser feliz sin marido. A la otra la hacen poliamorosa, lesbiana, es maravilla, pero tienen que cargarse todo lo que han hecho antes.

Por no hablar de la necesidad de procrear y lo raro que se hace cuando una mujer reniega de eso.

Esa es otra. Ese es el tabú de la vida ya. A mí me dejan un poco en paz porque como soy soltera puedo no tener hijos. Pero todavía hay gente que me dicen, ‘bueno, pero puede que algún día tengas un hijo’ y tengo 48 años, qué coño voy a tener yo un hijo ahora. La gente está tan obsesionada con ese tema que digo ‘tenlos tú y déjame en paz’. Cuando me preguntan por qué no tengo hijos les digo que a mí no me pregunten, que pregunten a la gente que tiene hijos por qué los tiene. Parece que si eres mujer tienen que tener hijos porque si no, no estás completa, todo este show, que estoy tan en contra, que quería en el libro cargarme todas estas falsas creencias que nos han metido.

Reivindicas la normalidad para visitar un sex shop y también los locales liberales, ¿se los recomendarías a todo tipo de gente?

Yo se lo recomendaría a quien le apetezca. Es como las discotecas, a mí no me gustan las discotecas, me agobio… ahora porque no se fuma, pero cuando se fumaba, no lo soportaba. Me agobia. En cambio, en un local liberal, hay menos gente, es mucho más educada, nadie se te acerca a saco a ligar contigo. Parece que sí, pero es justo al revés, la gente es más educada. Entonces, depende, no se lo recomendaría a una amiga super conservadora que tiene su relación monógama y es feliz y tiene un sexo maravilloso, no. Se lo recomendaría a quien le apeteciera, simplemente sacaría el tabú, que no es tan raro ir a un sitio así. Es igual de raro que ir a una discoteca. Pagas la entrada, te tomas un cubata y hay gente que disfruta de su sexualidad. Que si quieres te apuntas, que, si no quieres, no te apuntas. Y luego tienen algo, que a mí me encanta, la mayoría de clubs y es que hay piscinas y a mí las piscinas me chiflan. Y en Barcelona, al menos, los gimnasios cierran por la noche. Y el placer de salir con amigas y decir, ¿vamos allí a darnos un bañito? A veces no haces nada con nadie, simplemente vas allí a bañarte en bolas sin que nadie te mire, sin que nadie te juzgue, es esa sensación de libertad que a mí me gusta tanto.

Sale Tinder. Las apps de citas están a la orden del día, ¿para bien o para mal?

Pues como todo en la vida, depende. Tienes que saber en qué aplicación ponerte. A mí Tinder me va fatal, no me funciona. Encuentro gente que no entiende nada de lo que les digo. Entonces digo, yo aquí no funciono, entonces busco otras. Hace mucho tiempo que no ligo con nadie porque ya se acabó el confinamiento y podemos ver a las personas al aire libre y soy más fan de la naturalidad. Y pierdes mucho tiempo con el Tinder porque tienes que hacer mucha criba, es como hacer un casting. Muchas veces hablas, quedas y te ves y dices ‘ay, ¿esto qué es? Esto no es lo de la foto’. No pasa nada porque el físico no es tan importante, pero cuando entras en una aplicación donde lo primero que ves de alguien es la cara, pues sí es importante, porque si no, nos meteríamos en una app donde no viéramos la cara de nadie y solo leyéramos los textos. Que yo lo hago, yo leo los textos de la gente. Si no hay texto, ya ni quedo. Pero es complicado que te salga bien un Tinder.

Aseguras que el príncipe azul es un personaje de ficción, ¿a qué hay que aspirar ahora entonces?

Hay que aspirar a ser feliz y a encontrarte con relaciones bonitas en la vida. El sexo es importante, pero tampoco es tan importante. Me refiero a que yo puedo tener vínculos afectivos maravillosos y la gente no los valora porque no hay sexo y esto también me da mucha rabia. Está todo montado para que la relación buena y válida sea la monógama con la que tienes sexo solo con esa persona, con nadie más. Y yo pienso, ¿y si de repente yo quiero dejarle mi herencia a mi compañera de piso que es como una hermana para mí? No puedo porque como no estamos casadas.

Eres de las que piensa que todos somos bisexuales por naturaleza, ¿no?

Yo creo que sí, que cuando nacemos y antes de nacer se nos impone la gran etiqueta mainstream que es lo heterosexual y monógamo. Entonces, si no eres heterosexual y monógamo, tienes muchos problemas. Te tienes que sacar esa etiqueta enorme que pesa como una losa y buscar referentes, buscar personas y por eso se crean los guetos de gays y lesbianas, bisexuales…es horrible. Estoy segura de que, si no existiera esta etiqueta mainstream que se nos coloca antes de nacer, todos haríamos lo que quisiéramos. La prueba es que cuando somos pequeños nos dejamos seducir por todo lo que nos gusta.

Eva trata de superar una ruptura y tú hablas de distintos tipos de mujer tras una ruptura, ¿hay una manera de sobrellevar bien estos temas?

No sé, yo no lo llevo nada bien y mi personaje tampoco. A mí lo que me parece muy grave es que nos hacen proyectar tanto y la sociedad nos presiona tanto con el tema de la pareja que a veces un rollo de mierda, con perdón de la expresión, que es lo que le pasa a mi prota que tiene un desengaño con un friki con el que ha estado dos meses, la ha dejado hundida en la miseria. ¿Cómo puede ser? En realidad, no era importante el personaje es lo que ella proyectaba, la edad en la que se encontraba, las ganas de ser amada, encontrar la relación perfecta, todo este rollo de Disney que nos venden, la frustración es máxima cuando ves que esto no va bien. Es horrible, no estamos preparados para el fracaso. No nos educan para eso y nos hacen pensar que las relaciones cuando se acaban son un fracaso. Las relaciones duran lo que duran y ya está. Es difícil recuperarse de una ruptura sentimental porque lo vivimos como un auténtico drama. La gente deja de hablar con sus parejas, con la persona con la que has tenido más intimidad en los últimos meses o años, pasas a tener conversaciones de ascensor cuando te la encuentras. Eso es terrible.

Planteas las relaciones abiertas, ¿el futuro de la vida en pareja?

Creo que siempre ha sido así, yo lo que planteo es que ahora se diga. Yo creo que toda la vida ha habido relaciones abiertas, ha habido poliamor y las típicas familias que se moría alguien e iba al entierro la querida, la otra familia y los hijos de la otra, ¿esto qué es? Pues es la vida. La diferencia es que hemos puesto esto encima de la mesa y hemos dicho, ‘oye, que no pasa nada’, pero vamos a definir las relaciones antes de que la sociedad nos obligue. ¿Qué tú quieres ser monógama y tener una relación cerrada? Bravo, pero que sea una decisión tomada desde la verdad y desde el deseo de que así sea, no desde la presión y el miedo. Mucha gente tiene este tipo de relación desde el miedo de perder a la otra persona. La palabra ‘mi pareja’ es ya errónea. Está hecha con el lenguaje para engañarnos y ponernos trampas desde todos los lados. Lo piensas y la posesión esta es muy mala.

También tocas el tema de las mujeres maduras que se relacionan con jóvenes. Madonna ha hecho mucho por normalizar esto.

Sí, yo creo que cuando las dos personas son adultas está bien que la gente disfrute de sus cuerpos como quiera. Una mujer está con un tío de 40 años y ya tiene que ser un aprovechado, un gigoló, y al revés, la chica es una puta, solo tiene interés, basta ya. Las personas se juntan y hacen lo que quieren. Ahora, cuando la persona en cuestión, con menos edad es muy joven, 18, 19, 20 años, entonces la cosa ya es diferente, yo creo que entonces ya hay un abuso de poder que es éticamente reprobable. Se puede hacer, es legal, no puedes decir nada, pero éticamente no está bien. Esta es mi opinión personal, Risto Mejide te dirá que no es verdad.

¿Qué ha hecho la literatura por la sexualidad?

Incluso las sombras de Grey, que a mí no me gusta, hizo que muchas mujeres recuperaran el deseo. Entonces yo creo que ha hecho lo mismo que el porno. A veces te hace pensar en ello, te hace recuperar el deseo, despierta la imaginación y la literatura lo que haces es motivarte la imaginación a tope, mucho más que una peli porque te lo tienes que imaginar tú todo.

“La clave de la felicidad consiste en aceptar la vida sin ansiedad y saber en qué vale la pena gastar energía”, ¿eres feliz?

Yo sí, ahora soy muy feliz. He aprendido mucho en los últimos años de mi vida y escribir te ayuda mucho a escribir. Yo era muy anti etiquetas y conforme iba escribiendo el libro me daba cuenta de lo equivocada que estaba. Llegará un día en que no serán necesarias porque seremos todos super modernos y los niños nacerán y nos dará igual si son niños o niñas, o gays o lesbianas, darás igual, pero ahora no estamos todavía en ese punto y hay gente que sufre mucho y necesita referentes en la ficción, en la tele, en los libros. Referentes para sentirse normal.

Cristina Zavala

Periodista enamorada de todo el entretenimiento. Enganchada a la tele, los libros, los últimos lanzamientos...

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

  • Hoy en LOS40

  • Podcasts

  • Programación

  • Playlists

  • Emisoras

  • Lista oficial de LOS40

    Lista oficial de LOS40

    Lista semanal oficial de LOS40

  • Lo último en POP internacional

    Lo último en POP internacional

    Novedades pop para sonreir

  • CAMILO recomienda

    CAMILO recomienda

    Las favoritas de la estrella latina nº1

  • Esenciales 90s Classic

    Esenciales 90s Classic

    Todos los éxitos de los años 90

  • Lista LOS40 hace 25 años

    Lo último en POP internacional

    Rebobinamos hasta los Principales de 1996

  • AMY MACDONALD recomienda

    AMY MACDONALD recomienda

    Nos cautivó en 2007 y estas son su favoritas

  • El Ritmo de la Calle. LOS40 Urban

    El Ritmo de la Calle. LOS40 Urban

    Lo que más suena en la radio

  • Lo último en URBAN

    Novedades urbanas y `'`hot`'`

    Lo último en URBAN

  • Tik Tok... Toma!

    Tik Tok... Toma!

    Lo más viral y bailado del momento

  • Lo último en DANCE

    Lo último en DANCE

    Lo más reciente de EDM

  • PURPLE DISCO MACHINE recomienda

    PURPLE DISCO MACHINE recomienda

    El DJ alemán revisa sus 40 año a año

  • ADN LOS40 Dance

    ADN LOS40 Dance

    El sonido y la esencia de LOS40 Dance

  • Lista oficial de LOS40

    Lista oficial de LOS40

    Lista oficial de LOS40 actualizada cada sábado

  • Èxits actuals del pop català

    Èxits actuals del pop català

    El millor de la música en català actual

  • STAY HOMAS recomienda

    STAY HOMAS recomienda

    Las favoritas del grupo revelación del confinamiento

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad