Eloy Moreno asegura que ‘Fue’, de Manuel Carrasco, resume su primera novela no apta para todas las edades

La historia de una ruptura que comienza con unos versos de Vetusta Morla

Eloy Moreno

Eloy Moreno publica nueva novela. / Miguel Pereira/Getty Images

A Eloy Moreno le gusta sorprender con cada novela que escribe. Sus lectores están acostumbrados a preguntarse qué depararán sus nuevas historias porque nunca son iguales a las anteriores. Salvo por una cosa, siempre buscan la emoción sobre temas que nos tocan y con los que podemos identificarnos fácilmente.

Acaba de publicar Cuando era divertido que nos sumerge en el choque emocional que supone una ruptura de pareja después de muchos años y con hijos por medio. Una situación que a muchos les tocará de cerca y que les hará revivir momentos que son dolorosos.

Y como al alicantino le gusta jugar, no ha podido evitar hacerlo en este nuevo proyecto en el que sus protagonistas se llaman Alejandro y Alejandra. Aunque él los llama Ale casi siempre para que no tengamos claro quién es quién. Y es curioso, pero dependiendo del momento vital del lector, otorgará el rol femenino o masculino a los personajes de manera indistinta.

Sí, es otro libro para llorar, como la gran mayoría de los que ha publicado. Pero también un libro para encontrar esperanza y, sobre todo, para ver que al final, casi todos pasamos por situaciones parecidas.

Y lo mejor de todo es la extensa playlist que lo acompaña. Sabemos que el autor es muy de música internacional y de una escena más independiente que mainstream, pero en esta ocasión, nos encontramos con artistas como Vetusta Morla, Manuel Carrasco, Bunbury, Iván Ferreiro, Sôber, La habitación roja, Carlos Sadness y Zahara o Viva Suecia. Y claro, teníamos que preguntarle.

Siempre aprendes cuando escribes, ¿cuál ha sido la lección de Cuando era divertido?

Bueno, esta novela toca mucho a las parejas. Es una novela que habla de parejas que es un tema que no había tocado nunca tan dentro como aquí. Al final habla un poco de cuando llega ese paso de que pasas de compañeros de vida a compañeros de piso. La gente que ha leído el libro al final dice, ‘has escrito mi historia, la de ahora o la que tuve’. Al final, estamos ahí todos dentro.

Eso es porque eso del amor para toda la vida ya no parece existir.

Ya no…jajaja…alguien hablando con alguien decíamos, ahora el que más une, las mejores celestinas, son los bancos. La hipoteca te une.

Has escrito sobre sexo.

Sí, no había escrito antes. Fácil, tiene un sentido. Cuando hablas de una historia y la diferencia que hay entre el principio y el final, el sexo está muy presente al principio y muy poco al final. En la parte de atrás se avisa un poco. Realmente todos mis libros prácticamente los puede leer cualquiera, no hay problema. Pero yo no quería que el que hubiera recomendado Invisible en el colegio o el instituto dijera, ‘el nuevo de Eloy Moreno’, no. Lo pusimos en la parte de atrás como aviso.

¿Te compensa limitar el rango de edades?

Yo escribo la historia que yo quiero escribir, tampoco pienso en si va a vender más porque hay más edades o menos, pero una historia así… tampoco es por el sexo, porque en Instagram ven más cosas de las que pone el libro, está claro. Es más bien porque no entienda la situación. Un chaval de 13 años no va a entender esta novela porque no ha vivido eso aún, no ha vivido ese paso de enamoramiento a otra parte. Ellos están en ese paso inicial.

La defines como una historia incómoda, ¿para ti como autor o para nosotros como lectores?

Yo creo que más para lectores porque como autor, al final, es una historia con todo real, parejas, compañeros, amigos… pero yo pregunta a cualquiera y todos tienen esos amigos, esos compañeros, esas parejas que no paran de discutir delante de ti. Cuando una pareja está discutiendo delante de mí, no sé qué hacer y digo, ‘si así están delante de la gente, cómo estarán en casa’.

¿Lo has vivido?

Sí, muchas veces. Tengo dos amigos muy íntimos que sé que tarde o temprano se van a separar, lo dicen ellos. Y les preguntas por qué siguen juntos y dicen que, por los niños, por no sé qué, por no sé cuánto, pero están discutiendo todo el rato.

Hablas de amigos por aquí, compañeros por allá, pero muchos pensarán que es más tu historia.

También, yo me separé hace muchos años. Al final todos hemos tenido historias. Es como un ciclo de la vida, ahora ya no es todo para siempre. Nos hemos acostumbrado que no es tan difícil y antiguamente era muy complicado para una pareja separarse porque parecía una lacra. Ahora estamos habituados, en el cole de mis hijas, por ejemplo, yo creo que la mayoría ya se han separado. Al final es algo que está muy ahí.

Abres con una playlist, y ya sabes que eso nos encanta. Andrés Suárez tiene varias, ¿todavía no te has animado a componer con él?

No, no, la verdad es que no. Es la novela en la que más música española hay. En las anteriores, la música me ha servido mucho de fondo porque si canto me voy de la novela, pero en este caso, como en castellano hay muchas canciones que hablan de desamor, me venía muy bien porque me metía mucho en la novela. Hay mucho en castellano por la temática.

Entonces, ¿te metiste en alguna plataforma y pusiste desamor a ver qué salía?

No, yo soy muy consumidor de música, muchísimo y al final las conocía todas. Son años y años escuchando música.

Eliges al principio un verso de Al respirar de Vetusta Morla, ¿por qué?

Cuando yo me separé hace ya unos doce años, hubo un momento difícil. Aunque ya no te quieras, hay muchos vínculos que te han unido. Hay un momento complicado cuando pasas de una relación que has tenido hasta ahora y empiezas una relación nueva. Para mí, en esa nueva relación esa canción me influyó mucho porque dice ‘dame una hoja en blanco y empezamos una historia’. Fue una canción muy bonita en ese momento y me afectó mucho. Cada uno tiene unas canciones de los momentos de su vida y cuando empecé el libro, tenía muy claro que iba a empezarlo con esa canción.

¿Has ido a verles en directo?

Sí, consumo muchísima música, estoy siempre en un concierto. Además, tengo la suerte de conocer a muchas personas que llevan esto de los conciertos, agentes, productores… y al final puede estar en muchos camerinos, hablar con los músicos directamente, que es muy bonito. Los últimos con los que estuve comiendo fue con Viva Suecia en un festival en el que estuve con ellos, que me encanta como tocan.

Si cogiéramos tu móvil, ¿qué artistas encontraríamos?

Viva Suecia, Izal… mucha gente. De hecho, hay una curiosidad con Viva Suecia. En el último disco que ha sacado, una de sus canciones tiene una frase que es ‘cuando era divertido’, es increíble. Cuando lo escuché… habla justamente de lo mismo y Rafa y yo estuvimos hablando, uno de los dos, en algún momento, tuvo una conexión para repetir las mismas palabras.

Es la historia de una ruptura, ¿por qué nadie nos enseña a acabar una relación bien?

Llegamos al punto de forzarlo tanto que pasamos del amor al odio. Creo que justo hay que parar antes de llegar a ese odio, para que por lo menos la relación siga después, aunque no sea de amor. Yo creo que se podría enseñar.

¿Qué te ha motivado a escribir sobre un momento tan doloroso?

La cercanía de muchas parejas a mi alrededor que están en ese momento, pero nunca dan el paso. Yo no entendía por qué siguen fastidiándose entre ellos sin dar el paso. Dije, voy a escribir sobre esto, para que alguien que esté a punto de dar ese paso, seguramente, se vaya a sentir identificado para bien o para mal. También ha habido gente que al leerlo ha dicho, ‘qué bien que yo no he llegado a ese punto’. Pero también hay quien me ha dicho, ‘no, si yo también por las mañanas cuando me levanto me pregunto, ¿quién está durmiendo a mi lado?’.

¿Eres conscientes de que vas a provocar muchos divorcios?

Sí, alguno ya se ha divorciado por el libro, una pareja me lo ha dicho. Bueno, no se ha divorciado por el libro, se han divorciado porque estaban mal, pero tras leerlo han decidido que no tiene sentido.

Supongo que al final uno busca eso, reacciones.

Sí, yo siempre toco temas delicados, para que cuando lees un libro mío no se quede ahí, que te deje pensando o que te emocione.

¿Te propones con cada novela conseguir que, en algún momento de la historia, el lector acabe llorando?

Yo también lloro con mis libros. Cuando se acaba, siempre lloro. Si en un libro no lloro digo, ‘este libro no va a ningún lado, fuera’. Tengo que llorar primero yo, pero yo lloro muy fácil, soy muy llorón. Soy capaz de ver ocho veces la misma película y llorar todo el rato. Al final es una cosa que nace de mí y si la persona que lee también es muy emocional, también le llega.

¿La rutina es el peor enemigo de una pareja?

De todo, de una pareja, de la vida, del trabajo, de todo. Cuando llega la rutina, ya estás harto de todo. Hay rutinas buenas, también. A mí también a veces me gusta algo de rutina. Estoy de gira y me gusta llegar a casa y tener un poco la rutina de vez en cuando. Pero en el tema emocional, que todo sea repetitivo o rutinario… de vez en cuando tiene que haber algún altibajo.

¿Divertirse es algo básico para que una relación funcione?

Para todo en la vida. Generalmente, si no has tenido un trauma, en la infancia todos hemos sido felices y en la infancia todos nos hemos columpiado. A un niño columpiándose nunca lo ves triste. Entonces me parecía un contraste muy bueno en la portada poner un columpio con la nieve, un columpio que ahora no se está utilizando, como que el frío ha llegado a ese sitio, y es lo que representa con la portada del libro.

¿Y el deseo?

Si no hay deseo, ¿qué hay?

Cuando pregunta en tus redes ‘¿cuánto puede estar una pareja sin hacerlo’, muchos de tus seguidores replicaban que no era lo importante.

Lo que pasa es que luego esa gente se ha divorciado. Hay gente que me ha justificado después de un año que no hace falta tener relaciones y al año se han divorciado. Te lo dicen, pero luego pasa lo que pasa, hay que rascar. Pero cuando pongo esa frase lo hago para picar, porque es muy chulo. En privado me contestan otras cosas y les digo, ‘pero eso no lo pones en los comentarios’.

¿Qué señales habría que tener en cuenta para sospechar que una relación está llegando a su fin?

Primero las ganas, la pasión. Eso de tengo ganas de llegar a casa para estar con mi pareja, cosa que mucha gente que conozco, no tiene ganas ni de ir a casa. Trabajan tantas horas porque no quieren ir a casa, esa frase me la han dicho. El sexo es una señal, al final. También ha pasado en varias parejas que conozco que decían que no tenían relaciones entre ellos porque no tenían ganas y uno de ellos ha conocido a otra persona y las relaciones han vuelto en seguida. Era problema de que no había pasión.

Al final, en una ruptura siempre hay dos versiones, ¿te has sentido más empático con una de ellas en esta historia?

No lo sé porque he intentado que no se vea quién es quién. De hecho, se llaman Alejandro y Alejandra y depende del lector, me han dicho quién era uno u otro en la pareja. Me está sorprendiendo. En ningún momento lo pone, objetivamente hemos cuidado tanto el lenguaje que no hay ningún momento que digas, aquí lo pone. Está revisado. Lo he hablado antes con tres personas y cada uno tenía una versión de quién era.

Yo lo he leído y no lo he dudado, está claro que mi mente estaba predispuesta para repartir roles. ¿Tú tienes claro quién es quién?

Te lo has imaginado tú. Yo empecé con una idea y fui cambiando mi idea para que no pasara eso. Unos dicen que es el chico y otros que es la chica, pero no lo pone en ningún lado. Es una cosa curiosa. Hemos mirado que ningún artículo esté en masculino o femenino, ningún adjetivo.

Pero hay momentos en los que te refieres a ellos no como Ale sino por sus nombres completos…

Ya, pero en momentos que no influyen. yo creo que, en una pareja, la persona que quiera dejarlo va a pensar que es ella, da igual el sexo que sea.

Eso de que del amor al odio hay un paso, es un dicho con mucha verdad, ¿no?

Sobre todo, cuando se empieza a estropear todo y ya empiezan los reproches del uno al otro. En la novela se va viendo esa debacle de la relación. Hay una frase que para mí es importante: ‘Nos estamos odiando en los mismos lugares donde nos hemos amado en la casa’. Mira cómo cambia la relación.

He recogido alguna frase para comentarla contigo: “La comodidad puede ser más fácil que la propia felicidad”.

Muchas, muchas parejas prefieren la comodidad a la felicidad. Esta frase viene de una contestación real de unos amigos un poco lejanos que en un cumpleaños mi pareja me dice ‘estos no se han separado, pero prácticamente ni duermen juntos’. Así un poco de cachondeo, al final de la tarde, dice la mujer: ‘Es que yo ya no lo aguanto’. ¿Por qué no te separas? La respuesta fue, ‘qué pereza, la nueva casa, los niños…’, prefiero estar como estoy. De ahí viene lo de la comodidad.

“La mejor forma de durar mucho tiempo es echándote de menos”.

Yo vivo a dos horas de mi pareja y llevamos once años. Me separé de mi pareja y ella vive en un sitio, yo en otro y hemos decidido seguir cada uno con nuestras casas. Conozco también más parejas que viven en casas distintas. A veces la convivencia mata mucho y te das cuenta de que estas parejas duran más porque entre semana estás con el día a día, que es la rutina y al fin de semana llegas con ganas de verte. Conozco a más parejas que siguen este método y les funciona bien.

¿Habrá novela del qué pasa después de una ruptura así? ¿Una historia de cómo se empieza una nueva vida?

No creo, ahí las opciones son infinitas. Pueden volver a estar juntos, porque eso a veces pasa. No, no creo que haga esa novela. Se queda aquí. Esta historia quería contarla hace muchos años, pero tenía otros proyectos como Tierra e Invisible, no encontraba el momento adecuado. Y ahora me apetecía.

¿Qué feedback te gustaría tener de esta novela?

Que emocione. Aparte de todo el libro, el final es bonito, se reconcilian de alguna forma, aunque no sea a nivel amoroso. Dicen ‘lo hemos pasado muy bien juntos, hemos tenido una época muy bonita’ y ahí se reconocen. Un poco de coña estábamos diciendo que puede generar divorcios, pero creo que también puede ayudar a muchas parejas que están en ese punto y dicen ‘cuidado, que nos puede pasar esto’ y pueden empezar a cuidar su relación. Eso me encantaría.

Para acabar, ¿cuál es la canción que más define este libro de la playlist que has compartido?

Fue, de Manuel Carrasco. No es la típica música que suele poner en las playlist, pero cuando tenía la idea de escribir el libro me topé con esta canción y empecé a ver que muchas de las cosas que dice eran muchas de las que tenía pensadas poner en el libro, de hecho, es que si la escuchas parece que está el resumen del libro en la canción. Y me gustó mucho y quise rendirle homenaje porque hay un capítulo que empieza con ‘Fue’, como la canción. Le pregunta, ‘¿qué fue?’. ‘Fue esto, fue esto, fue esto’. Como que me inspiró mucho esa canción.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad