David y Elena, los ‘Barbie y Ken’ de ‘La isla de las tentaciones 6’ no han caído demasiado bien a la audiencia

De momento han recibido muchas críticas por su superficialidad

David y Elena

David y Elena, los Barbie y Ken de 'La isla de las tentaciones 6'. / Mediaset España

La cara de David cuando vio aparecer a las solteras en la villa de los chicos ya dejaba entrever que estaba encantado con ellas y que le gustaban, quizás más de lo conveniente teniendo en cuenta que le había prometido amor eterno a su chica, Elena.

Ambos se presentaron en el casting de La isla de las tentaciones como Barbie y Ken, una pareja perfecta y muy unida que no consideraba que pudiera haber problemas entre ellos.

Pero claro, tanta perfección no podía ser y empezamos a ver las lagunas de su relación en el primer programa. Elena no daba crédito a las imágenes que le ponían de esa primera fiesta en la villa de los chicos.

El primer match

Supo que no todas le resultaban desconocidas, de hecho, conocía a una de ellas, María, a la que seguía de Instagram. Este martes, en El debate de las tentaciones, Elena podía ver más imágenes.

"Tú me seguías en Instagram y me dejaste de seguir", le comentaba David a María en un encuentro a orillas de la piscina. "Hice una limpieza y dejé de seguir a todos los que no conocía”, explicaba ella. Él aseguró que también había hecho limpieza. "En persona eres más guapo”, aseguraba ella. Al enterarse de que le había dejado de seguir él también, le advirtió que “a lo mejor cuando salgas me vas a tener que volver a seguir”.

Parece que la cosa iba bien entre ellos y conectaron bien desde el principio. “Tú lo que tienes que hacer es dejarte fluir y ponerte a prueba. No has venido aquí a jugar al bingo, ¿no?", preguntaba. Ya en la fiesta siguieron hablando y él reconoció que “pensaba que no me iba a gustar nadie, pero...”. Y claro, Elena vio esas imágenes y entró en cólera. “Como sigas así vas a acabar fatal”, le decía. Pero él pedía tranquilidad.

Luego llegó la ceremonia de collares y María se lo dio a él. “Sé que es una chica que le gusta y quiero ver hasta dónde llega con ella. A ver qué me demuestras, si me quieres o no me quieres”, le decía.

“Te lo voy a demostrar, pero no te vuelvas loca”, le decía él. “Hey, no me llames loca”, le pedía Elena. Ese primer encontronazo nos dejó ver las lágrimas de Elena. “No quiero perderlo Sandra, quiero que me demuestre que me quiere de verdad. Otra vez que me falle, no voy a aguantar ya”, decía llorando.

Comentando en El debate

En El debate ha vuelto a ver las imágenes. “Yo es que le vi demasiado suelto de primeras. Yo estaba super rayada y a él lo veía super suelto”, recordaba sobre aquellos primeros momentos en la isla. “Yo pensaba que iba a estar pensando más en mí, porque yo lo hacía”, señalaba.

Marta Peñate no se calló su opinión: “Quiero creer que es porque tiene 21 años, pero me resultó perturbador desde mi casa escuchar que solo realzaba de ti tu belleza”.

Palabras que tomaba Alba Carrillo para asegurar que ella es igual y que la suya es una relación muy basada en la superficialidad. “Esa relación no sustenta en nada más que la belleza”, aseguraba.

La psicóloga del programa decía caer que a una pareja que le va todo tan perfecto como ellos nos quisieron hacer ver, no se enfrenta a una experiencia como esta. Y está claro, que el problema es David, el que quería ir al programa y el que ya ha dejado caer que como vea a su chica haciendo algo, él no se va a cortar.

Una pareja que parecía perfecta y que ha dejado ver sus carencias que la audiencia no ha perdonado. De momento, Barbie y Ken no son de los más queridos en redes sociales.

Pero esto no ha hecho más que empezar y esto puede dar muchas vueltas.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Elige una emisora

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad