Arctic Monkeys estrenó anoche en Londres la película de su directo