El efecto Beyoncé: del Louvre a Target

Esto es lo que sucede cuando la solista se deja ver fuera del escenario

Beyonce

Beyonce  / Foto: Youtube

Hace unos años descubrimos la expresión "hacer un Beyoncé" que significaba lanzar por sorpresa un álbum de estudio, sin realizar ninguna promoción y arrasar en todo el mundo, pero en las últimas semanas hemos descubierto además el "efecto Beyoncé".

La solista de Houston (Texas, Estados Unidos) ha dejado bien claro en las últimas fechas que su mera presencia fuera de los escenarios ya supone un reclamo por sí solo.

Lo veníamos intuyendo desde que Beyoncé y Jay Z rodaron el videoclip de Apeshit bajo el nombre de The Carters en algunas de las salas más conocidas del museo del Louvre.

La pinacoteca francesa permitió a los Carter rodar junto a la Mona Lisa con un claro objetivo: convertirse en el museo más visitado del año. Para ello crearon incluso una ruta por las galerías donde rodaron Beyoncé y Jay Z. Hora y media de duración con 17 obras de arte históricas

El resultado ha sido que el Louvre ha roto el récord de visitantes del 2018 por encima del MET neoyorquino con más de 10 millones de visitantes.

La repercusión de su actuación en la boda de dos de las mayores fortunas de la India también dio la vuelta al mundo y supuso un aumento de sus ingresos ya que cobró como si ofreciera una gran actuación en festivales tan sonados como Coachella.

Y es que allá donde Beyoncé pisa deja huella, nunca mejor dicho. Ni siquiera puede ir a la compra sin que eso supongo un terremoto mediático de gran envergadura.

Si necesitáis pruebas podéis echar un vistazo a las redes sociales para comprobar lo que ha supuesto que alguien sacara una foto a Beyoncé comprando en Target, una famosa cadena estadounidense.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?