Euphoria: Sexo explícito y drogas en la serie más controvertida de la temporada

Con Zendaya y Jacob Elordi. En HBO

Euphoria: Sexo explícito y drogas en la serie más controvertida de la temporada

Euphoria / HBO

Ocho son los capítulos que conforman Euphoria, la nueva ficción adolescente de HBO, creación de Sam Levinson (Nación Salvaje). Una serie protagonizada por adolescentes - no neceariamente dirigida solo a ese público -  que pondrá los pelos de punta a más de un progenitor, pero que vuelve a retratar, como ya hizo en Nación Salvaje, la brutal hipocresía de los Estados Unidos más reaccionarios y conservadores.

Sexo explícito, desnudos, porno de venganza, abusos, violaciones, bullying, consumo de drogas, violencia... Todo tiene cabida en el microcosmos que propone esta serie en la que el creador sigue la vida de un grupo de jóvenes que lo único que tienen en común es que asisten al mismo instituto.

La serie, incluso, se las tuvo que ver con los responsables de HBO pues en más de un plano – y más de dos – aparecen de forma reiterada desnudos integrales tanto de hombres como de mujeres. Aquí no se andan con chiquitas.

En el reparto: Zendaya como Rue, Maude Apatow como Lexi, Austin Abrams como Ethan, Jacob Elordi como Nate, Barbie Ferreira como Kat o Hunter Schafer como Jules. Todos ellos con más páginas de filmografía que la mayoría de los actores adultos entre los que destaca Eric Dane. Y todos con menos de 25 años.

Euphoria: Sexo explícito y drogas en la serie más controvertida de la temporada

Cada uno de los protagonistas tiene una historia detrás, a cada cuál más extrema, que incluye todos los episodios sórdidos y cuasi delictivos que hemos detallado más arriba. En Euphoria no hay concesión – como tampoco lo había en Nación Salvaje – a pasar un buen rato. Más cerca de Skins que de Física o química, la serie no deja lugar a la luz ni al optimismo.

O sí, todo depende de lo que el espectador pueda evadirse de realidad que no sabemos si se darán en los institutos españoles pero que, definitivamente, se dan en la vida de cualquiera que haya salido alguna vez de su zona de confort.

Llama la atención de Levinson la denuncia - y se agradece - que hace del exceso de sexo en nuestras vidas precisamente a través del sexo. Sin un ápice de ironía denuncia que la única formación de los jóvenes en materia de educación sexual se da en el porno. Esto conlleva lo que todo el mundo puede imaginar: prácticas abusivas, desconocimiento y más de un peligro que lejos de sonar alarmista simplemente resulta realista.

Al igual que ya hizo en su anterior largometraje el director incluye en Euphoria también a un actriz transgénero. Algo, todavía a día de hoy, digno de aplauso. Hunter Schafer interpreta a Jules y no se esconde en ningún momento su condición, es más, la acepta con total normalidad a sabiendas de que llegando al pueblo está metiéndose en la boca del lobo. Como ya hiciera con Hari Nef, aquí Levinson le da a la transexualidad el lugar que le corresponde en una ficción: el de la absoluta normalidad.

Absoluta normalidad entre comillas, claro, que en Euphoria se descubren todos los secretos de los habitantes de una villa en la que parece que el demonio haya puesto una pica y no tenga ningún remordimiento como para esconderse.

Para esa sensación infernal los responsables de la serie se sirven de una técnica visual que juega con luces, lugares claustrofóbicos y cámaras que se acercan demasiado a la acción. Todo lo que pueda agobiar un poco más, siempre suma.

Zendaya consigue aquí la mejor interpretación de su carrera interpretando a una Rue permanentemente pasada de vueltas y sin miedo a probar todo lo que le pongan por delante en una fiesta. Jacob Elordi construye a un Nate que más que ternura despierta terror por su trato tanto con hombres como mujeres tras su paso por algunas comedias adolescentes endulzadas. Maude Apatow demuestra que de casta le viene al galgo con su Lexi, no todo el mundo es hija de una de las mejores actrices de comedia de su generación y del productor más importante del mismo género.

En Euphoria todos son guapos – guapísimos – pero eso no es sinónimo de triunfo, no tiene nada que ver con la felicidad. Más bien de todo lo contrario. E incluso uno llega a olvidar la belleza del cásting debido a las penurias que la vida les hace sufrir. ¿Y eso no hace sentirse bien a los del montón? Pues sí, no te voy a decir yo que no lo haga.

Euphoria está disponible en HBO a partir del día 17 de junio.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?