El Club de los 27: medio siglo sin Brian Jones, Janis Joplin, Jimmy Hendrix o Jim Morrison

Actores, cantantes y celebs que nos dejaron en plena juventud

Jim Morrison

Jim Morrison, líder de The Doors, en una foto en blanco y negro de archivo / Michael Ochs Archives/Getty Images

El Club de los 27 es probablemente el grupo virtual en el que ninguna estrella desearía estar. Un macabro club virtual que reúne a cantantes, músicos, actrices y celebs de todo el mundo que murieron a esa edad. De Brian Jones a Amy Winehouse pasando por Janis Joplin, Jimmy Hendrix, Jim Morrison, Kurt Cobain, Anton Yelchin...

Para el Club de los 27, la fecha del 3 de julio está marcada en rojo en el calendario. Ese día se cobró la vida de dos genios de la música. Medio siglo desde que se produjo la muerte de Brian Jones, uno de los fundadores de The Rolling Stones. Dos años después sería Jim Morrison el que se uniría.

Brian Jones y los Stones

Brian Jones podría ser considerado como el primero de los ilustres nombres que sacudieron a la cultura popular de todo el mundo con su muerte. Mick Jagger y Keith Richards llevaban la voz cantante y de composición en los Stones pero Jones tenía la gran virtud de dominar los instrumentos más sorprendentes algunos de los cuales se escuchan en canciones como Ruby Tuesday o Under my thumb. Además, a Jones le debemos el hecho de que el grupo se llame como se llama (The Rolling Stones) tras escuchar la canción Rollin Stone de Muddy Waters.

Hacia el final de la década de los 60, las diferencias de Brian Jones y el resto de la banda eran cada vez más evidentes, y de hecho en la grabación de Beggars banquet (1968), su colaboración fue más bien intermitente. Un año después y un poco antes de que se publicara Let it bleed (1969), sus compañeros le echaron del grupo. Las drogas y el alcohol parece que tuvieron la culpa. Un mes más tarde apareció muerto en la piscina de su casa en Hartford (Inglaterra).

1970: El club suma a Janis Joplin y Jimi Hendrix

Tras la muerte de Jones llegarían unos años especialmente trágicos para la música. Jimi Hendrix moría el 18 de septiembre de 1970 y Janis Joplin apenas 17 días después. Todos estos fallecimientos tenían en común el excesivo precio de una fama que hacía excesivamente accesible el alcohol y las drogas en una sociedad que se rebelaba contra el conservadurismo.

Hendrix acababa de empezar su carrera musical apenas cinco años antes de su muerte. Pero en ese periodo le dió tiempo a convertirse en uno de los dioses de la guitarra y en una figura legendaria para el rock. Woodstock, Wight, Monterrey... fueron los festivales donde Jimmy dejó imágenes para el recuerdo (como la quema de su guitarra) y se convirtió en el músico mejor pagado del rock.

El dinero se evaporaba en sustancias prohibidas que aquel 18 de septiembre de 1970 tras cinco intensos años de vida como estrella del rock se cobraron su vida. Con el paso de los años, cobró fuerza la teoría de que su muerte se pudo deber a un enfisema pulmonar.

La primera mujer que formó parte de El Club de los 27 fue Janis Joplin. Cuando el mundo aún estaba digiriendo la pérdida de Jimmy Hendrix, Janis Joplin sufriría una sobredosis que sesgaría su vida. La figura icónica del movimiento hippie y de liberación de la mujer a fines de la década de 1960 fue pionera en la música y también en este fatítico club.

Fue un fatídico 4 de octubre de 1970. En un modesto hotel de Los Ángeles, Janis buscó refugio para el que había sido un año complicado en su peor compañera de viaje, la heroína. La droga provocó que se parara su corazón para siempre a la temprana edad de los 27 años. Se convirtió en una de las mayores leyendas gracias a canciones como Maybe, Kozmic Blues, Try (Just a little bit harder) o Cry baby.

Jim Morrison cayó en 1971

Jim Morrison, líder de la banda más descarada de la historia de la música, The Doors, se uniría al Club de los 27 el 3 de julio de 1971 tras ser encontrado muerto en su apartamento de París a causa de un paro cardiaco en la bañera. Su tumba es una de los cuatro lugares más visitados de la capital francesa solo por detrás de la Torre Eiffel, Notre Dame y el Louvre.

Jim Morrison se transformó en leyenda a pesar de haber muerto a los 27 años, una figura llamativa y única que quedó en los anales del rock para siempre. Morrison abandonó su carrera musical en su momento de mayor popularidad, y cuando The Doors estaba convirtiéndose en el único grupo norteamericano que competía con éxito con las dos grandes bandas británicas: The Beatles o The Rolling Stones.

Su atormentada infancia y adolescencia combinado con sus problemas con las drogas y el alcohol fueron un cóctel difícil de superar una vez que The Doors llegó a la cumbre.

Kurt Cobain, el suicidio más polémico

El Club de los 27 siguió incorporando estrellas cuyo trágico fin llegaba en plena juventud. Aunque con el paso de la década de los 80 y los 90 las drogas y el alcohol fueron reduciendo su influencia y letalidad en las jóvenes estrellas de la música. El goteo de nuevos miembros fue generando la leyenda del club al que se unieron Pete de Freitas (Echo and the Bunnymen), Rickey James Edwards (Manic Street Preachers) o David Michael Alexander (The Stooges).

Pero si hubo una muerte que conmocionó al mundo en los últimos años del siglo XX fue la de Kurt Cobain. El 5 de abril de 1994 el líder de Nirvana ponía punto final a su vida de un disparo. O al menos esa es la teoría oficial ya que en las últimas dos décadas no han faltado decenas de teorías de la conspiración de distinta índole.

Kurt Cobain y los suyos devolvieron el rock a las listas de éxitos con un sonido nuevo que mezclaba rock, punk y heavy. Sus guitarras distorsionadas, sus voces guturales y las letras que hablaban de apatía conectaron con las generaciones más desencantadas de la sociedad. Smells Like Teen Spirit, Lithium o Come As You Are fueron los himnos más importantes de Nirvana, los reyes del grunge. Un nuevo género para la banda sonora del club.

Amy Winehouse, la diva del club del siglo XXI

Su estilo de vida recordaba mucho al de aquellas estrellas de los 70 que perdimos trágicamente. El de Amy Winehouse era un final que se veía venir y que llegó un 23 de julio de 2011. La fama que cosechó de su primer disco (Frank) al segundo (Back to black) la cambiaron radicalmente. Esquelética, tatuada, con ropa de pin-up decadente y ese icónico moño cardado que parecía un nido de abejas, la británica asumía la auto-destrucción como seña de identidad.

La cantante, que había cancelado una gira que empezó en el mes de junio, fue hallada sin vida en su apartamento en la localidad de Camden, al norte de Londres. Aquella mañana el mundo perdía a una voz única ahogada por el alcohol. En aquel momento nació un mito, una más del club de los 27, una heroína del mundo de la música que se fue dejándose llevar por el éxito.

Anton Yelchin y otros nombres fuera de la música

Por lo visto hasta aquí parecería que El Club de los 27 solo suena a música pero actores, actrices y otras personalidades del cine y la televisión también tienen su espacio reservado. Anton Yelchin fue uno de los últimos en unirse. Un 19 de junio de 2016, el actor que había participado en las últimas entregas de Star Trek era atropellado por su propio coche.

La drag queen y presentadora Sarah Davenport, el actor Jonathan Brandis o la actriz Masako Natsume son otros nombres fuera de la música que se unieron al listado de celebs de este macabro club.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?