Las tres aristas de la muerte de Janis Joplin: de una versión oficial en duda a las especulaciones más oscuras

La cantante estadounidense emocionó al mundo con su pridigiosa voz convirtiéndose en una referente del rock y el blues

Janis Joplin

Janis Joplin sentada en una cama y apoyada en una de sus piernas con cara de tristeza. / Evening Standard/Getty

Janis Joplin encontró en el mundo de la música el abrazo que la sociedad se negó a darle por el simple hecho de ser y pensar diferente. Seguramente fue esto lo que la sobrepasó y la llevó a poner a su cuerpo al límite ya que lo desafío una y otra vez a golpe de aguja. Hubo un momento en el que su vida se convirtió en una espiral continua de drogas y alcohol que la acompañó hasta el final de sus días. Ella sabía que sus malos hábitos iban a llevarla a morir joven, pero nunca pareció importarle porque no se privó de nada. Janis gozaba de una gran popularidad en el momento de su muerte y como otros artistas de los años 60, deseaba exprimir al máximo cada oportunidad que la vida le brindaba. Sin embargo, como a otras leyendas de la música, su gran reconocimiento no le llegó hasta después de haber fallecido.

La legendaria artista de la contracultura hippie, perteneciente al club de los 27, ha sido considerada una de las mayores maestras del rock y del blues de todos los tiempos. Janis Joplin se consagró como una de las artistas más importantes y talentosas de su época. Su estilo era inconfundible y poseía una gran habilidad para hacer música. Sin embargo, su carrera profesional se vio enturbiada en múltiples ocasiones por su adicción a las drogas y al alcohol, un mal hábito que le permitía evadirse y espantar a sus propios demonios.

Janis Joplin poseía un talento innato, lo que la llevó a disfrutar de la fama muy rápido y precisamente, esto fue lo que la llevó a experimentar con las drogas y el alcohol muy pronto. Su carrera comenzó a despegar en los años 60 pero su popularidad no explotó hasta 1966, cuando aterrizó en Woodstok, una congregación hippie donde compartió escenario con otras leyendas de la música como Hendriz y David Crosby. Entonces, todo parecía ir sobre ruedas, pero quienes la conocían en profundidad aseguraban ya que Janis tenía dificultades para gestionar la fama y que esto comenzaba a acarrearle problemas.

Janis Joplin cantando en directo en uno de sus conciertos en su gira por California. / Paul Ryan/Michael Ochs Archives/Getty Images

Janis Joplin, hija del ingeniero Seth Joplin y de la funcionaria Dorothy Bonita East, nació en la población de Port Arthur en Texas (Estados Unidos) pero allí no logró encajar. Sus ideales, su forma de vestir y sus gustos musicales diferían mucho de los de sus compañeros y compañeras, quienes no dudaban en señalarla, insultarla y humillarla cada vez que tenían la ocasión, lo que hoy en día se conocería como bullying; y fueron precisamente estas ofensas las que la llevaron a tener fuertes problemas de autoestima y personalidad.

Sin embargo, pronto encontró en la música su propio refugio desde el que canalizar sus penas y frustraciones. Esta era una peculiar forma de soltar el dolor que había sufrido durante su adolescencia, ya que nunca se sintió aceptada ni querida por su entorno más cercano. Su situación en Port Arthur era tan delicada que decidió buscarse un nuevo hogar en San Francisco (California), donde empezó a sembrar el camino de su propia leyenda. Aunque antes, en la desértica Texas ya había comenzado a conquistar los escenarios de algunos clubes.

San Francisco se acabó convirtiendo en su hogar, donde vivió sus mejores años. Al poco tiempo de mudarse, la artista conoció a unos chicos jóvenes que amaban tanto la música como ella y con quienes formó una banda bajo el nombre de Big Brother and the Holding Company, pero pronto las desavenencias provocaron su separación y Janis empezó a buscarse la vida en otros grupos para acabar en Full Tilt Boogie Band. Eso sí antes fue cogiendo soltura como vocalista en el grupo Kozmic Blues Band.

Janes Joplin y el resto de miembros de la banda 'Big Brother And The Holding Company'. / George Stroud/Getty Images

El misterio sobre la muerte de Janis Joplin

Janis Joplin murió con tan solo 27 años a causa de una sobredosis de heroína en el Hotel Hollywood Highland Gardens, aunque por aquel entonces era conocido como Landmark Motor Hotel. Ubicado a tan solo unos metros del Paseo de la Fama de Hollywood, muchos artistas y celebrities formaron parte de su lista de huéspedes, entre los que por supuesto figuraba el nombre de la mismísima Janis Joplin.

La cantante estadounidense y su banda Full Tilt Boogie residían de forma temporal en este imponente hotel mientras terminaban de grabar el que era ya su cuarto disco, Sunset Sound Recorders. Pero antes de que este último proyecto viese la luz con todas las canciones, la artista estadounidense falleció en lo que posteriormente sería considerado por su público como unas extrañas circunstancias.

Janos Joplin cantando y bebiendo en directo en un concierto junto con su última banda, 'Full Tilt Boogie Band'. / Getty

Las alarmas saltaron el 4 de octubre de 1970 cuando Joplin no se presentó al estudio de grabación, lo que llevó a que el representante del grupo, John Cooke, se trasladase hasta la habitación 105 del hotel en el que que residía la cantante y confirmase la peor de las noticias: la artista había muerto. Janis Joplin estaba sola, boca abajo y encajada entre el tocador y la cama.

El informe médico dictaminó que Janis Joplin murió a causa de una sobredosis de heroína, al consumir una dosis ocho veces superior a la que un cuerpo puede tolerar. Sin embargo, desde que se conoció la noticia de su muerte comenzaron a surgir nuevas teorías, en las que los más escépticos se mostraban muy reticentes a esta versión oficial.

De hecho, Peggy Caserta, su gran amiga, llegó a afirmar que esta no tenía sentido por dos motivos. El primero porque ella misma había ingerido el mismo bote antes que Janis y el segundo, que la extraña posición y la escenografía en la que había sido encontrado el cuerpo de la cantante dejaba abierta la hipótesis de otras posibles causas, algo que también compartían los más escépticos.

Janis Joplin cantando en uno de sus últimos shows. / Ann Limongello/Disney General Entertainment Content via Getty

Al parecer, nunca se encontraron las jeringuillas que la artista había utilizado en la habitación, lo que sembró la duda sobre la posibilidad de que hubiese una segunda persona en el lugar de los hechos, según llegó a afirmar Bill Graham, un promotor de conciertos de rock de la época.

El día anterior a su fallecimiento, Joplin había discutido con el que era su pareja por aquel entonces, Seth Morgan. Tras el disgusto, la cantante decidió acudir a un bar junto con sus amigos en el que se cree que no permaneció mucho tiempo bebiendo, ya que las autoridades fijaron su muerte en torno a la 1 de la madrugada.

Desde el momento en el que consumió heroína hasta que murió, el forense afirma que Joplin llegó a salir de la habitación para comprar tabaco, algo que los propios amigos de la cantante tacharon de “ridículo”. De hecho, Caserta contaba con su propia versión de los hechos al afirmar que creía que Joplin se había tropezado en la habitación y eso le había provocado una fuerte hemorragia en la nariz, que a su vez habría desembocado en un desmayo y esto la habría llevado a asfixiarse con su propia sangre.

Surge así el misterio del fallecimiento de una joven estrella que tras 52 años muerta sigue estando rodeado de especulaciones y teorías diversas.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad