Harry Styles sigue rompiendo cánones de estilo al vestirse de bailarina

Y se reabre el debate sobre su sexualidad

Harry Styles sigue rompiendo cánones de estilo al vestirse de bailarina

Gotham/GC Images

Harry Styles ha encontrado en la moda una seña de identidad muy personal. Ha optado por un estilo ambiguo y con muchos toques femeninos que, en más de una ocasión, ha generado un debate sobre si trata de lanzar un mensaje sobre su sexualidad a través de sus outfit.

Lo único que está claro es que no se adapta a los cánones establecidos y, por eso, ha incorporado en su armario y, sin ningún tipo de prejuicio, tacones, pendientes de perlas o blusas con encajes, volantes y volúmenes de tradición muy femenina. Es una de esas celebs que se han rebelado contra el género dentro de la moda.

Los trajes que utiliza en sus giras y actuaciones tampoco son convencionales y siempre llaman la atención por diferentes y excesivos. Y con esos parámetros creó la campaña de publicidad sobre su aparición en uno de los programas de mayor audiencia de Estados Unidos, el Saturday Night Live.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de @harrystyles el

Por primera vez, se convirtió en el anfitrión, en solitario, de este programa de sketches y demostró que, además de la música, la interpretación no se le da nada mal. Y previo a su aparición difundió un par de fotografías en las que podemos verle vestido de bailarina. Y no de contemporáneo o funky, no, bailarina clásica, de las que llevan tutú y medias rosas.

Las imágenes son impactantes de por sí. Contrasta la aparente fragilidad de las bailarinas con los toques más rebeldes del alcohol y el tabaco que ha incorporado a la imagen.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de @harrystyles el

Que conste que no es el único que lo ha hecho últimamente. De manera más casera y más espontánea, Dani Martín también se ponía un tutú rosa últimamente.

No es la primera vez que Styles cruza esta línea de género con su vestuario. Y es seguro que lo seguirá haciendo. No hay más que ver el traje que se puso para cantar Lights up, uno de sus nuevos temas que forman parte de Fine line, el disco que lanzará el 13 de diciembre.

Se trata de un traje de chaqueta con hombreras, mucho brillo y pierna ancha que se puso sin camisa y que sentó las bases de un estilo que, a estas alturas, no nos extraña en él.

Y como cuida mucho su imagen, para una segunda actuación, quiso cambiarse de ropa y optó por un traje rojo y rosa, con un pantalón también de pata ancha. En esta ocasión sí llevaba camisa y corbata negra. Y el punto más punk lo ponía la manicura, uñas pintadas en rojo y azul. Fue la presentación oficial de Watermelon sugar.

Zasca a Zayn Malik

Cantó, hizo sketches como aquel en el que dio vida a un DJ de funerales y, también, hizo un monólogo en el que hubo zasca a Zayn Malik o no, que es interpretable.

"La verdad, no sé si lo habéis escuchado, pero ya no estoy en una banda de chicos. Ahora, estoy en una banda de un solo hombre", empezó Styles. "Estaba en un grupo llamado One Direction. ¿Cómo de loco sería que estuvieran aquí esta noche? Bueno, no están aquí. ¿Pero no sería una locura que estuvieran aquí? Pues no están. Amo a esos chicos. Son mis hermanos. Niall, Louis, Liam y... eh... ¡Ringo! Sí, eso es", dijo, dejando a todo el mundo preguntándose por lo que realmente significaban estas palabras.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?