¿Qué es la risoterapia y cuáles son sus beneficios?

Una forma muy divertida, económica y eficaz de mejorar tu salud física y mental

Risoterapia

Qué es la risoterapia y cómo te puede ayudar. / Getty Images / BSIP/Universal Images Group via Getty Images

¿A quién no le gusta reír a carcajadas? La risa nos ayuda a sentirnos mejor, a crear vínculos positivos con la gente de nuestro alrededor, a dejar a un lado el estrés y a sentirnos mucho mejor con nosotros mismo.

Pues mucho más allá de pasar un buen rato, un ataque de risa de los que hace hasta que nos duela el abdomen tiene una gran cantidad de beneficios para nuestro cuerpo. Es por ello que, quizás, habrás oído hablar de la risoterapia.

¿Qué es la risoterapia?

Antes de nada, aclara que la risoterapia no cura, por lo que no es una terapia en sí. Pero sí que ayuda a superar ciertas dificultades y todo tipo de problemas a quien la practica, ya que, su finalidad es beneficiarse de todo lo bueno que nos ofrece la risa mediante algunos ejercicios o juegos que provocan las carcajadas.

Quienes la ponen en práctica notan rápidamente todos sus beneficios, sobre todo, a nivel psicológico, aunque también tiene muchas consecuencias positivas en el terreno físico, derivadas por ejemplo, de la liberación del estrés. Sin duda una forma muy accesible y barata de mejorar la salud.

Qué es la risoterapia y cómo te puede ayudar. / Getty Images / BSIP/Universal Images Group via Getty Images

Risoterapia: cómo funciona

Centrándonos en los aspectos más directos de la risoterapia, nada más habría que fijarse en que, en primer lugar, cuando nos reímos movemos alrededor de 50 músculos de la cara y ponemos en funcionamiento los de casi todo el cuerpo. ¿Acaso después de reír sin parar no sientes agujetas en el abdomen?

Sin embargo, si analizamos la risoterapia un poco más en profundidad, simplemente por el hecho de reírnos hacemos que nuestro cuerpo libere una serie de hormonas de lo más beneficiosas para nuestra salud y seguro que muchas de ellas te suenan:

  • Endorfinas, conocidas como "hormonas de la felicidad".
  • Dopamina, la hormona responsable del placer y el bienestar.
  • Adrenalina, la aliada perfecta para combatir el estrés.
  • Serotonina, muy relacionada con la relajación y el descanso.

 

Risoterapia. / Getty Images / BSIP/Universal Images Group via Getty Images

En resumen, sus efectos en la salud hacen de la risa uno de los mejores remedios naturales que existen contra cualquier mal. Ya lo dice el refrán: "al mal tiempo, buena cara".

Practicar risoterapia en casa

Normalmente la risoterapia se practica en grupo, con profesionales especializados en la materia. Sin embargo, también puedes poner en práctica la risoterapia desde tu propia casa y si es en compañía, mejor. Algunos de ejercicios de risoterapia perfectos para hacer en casa son:

  • El espejo. Ponte frente al espejo y haz muecas recreando diferentes expresiones. Si lo haces con alguien, poneos uno enfrente del otro e imitad las expresiones como si de un espejo se tratase.
  • Las sílabas. Deja la vergüenza a un lado y comienza a reír con la sílaba JA durante 30 segundo. Haz lo mismo con todas las vocales y recuerda que tiene que ser en voz alta.
  • Risa repentina. En medio de cualquier actividad fuerza una risa en voz alta y, después, sigue con aquello que estabas haciendo. Volverás a tu tarea de mejor humor.
  • Tipos de risa. Este ejercicio se suele practicar tumbado en el suelo y consiste en practicar diferentes tipos de risa, desde la alegre, a la infantil, risa de villano, etc.

Cómo hacer risoterapia con niños

Si bien practicar risoterapia tiene múltiples beneficios, hacerlo con niños puede mejorar su aprendizaje, ya que, fomenta la creatividad y aumenta la confianza en sí mismo. Por no hablar de la importancia que tiene en el refuerzo del autoestima gracias a la capacidad de reírse de uno mismo. Por eso, te dejamos algunas ideas por si quieres que los más peques de la casa se partan de risa:

  • Jugar a las cosquillas. Un clásico que nunca falla.
  • Hablar sin dentadura. Consiste en contar una anécdota, chiste o historia escondiendo los dientes.
  • Jugar al serio. Es uno de los más clásicos y tan sencillo como, poniéndose en pareja, hay que mirarse fijamente a los ojos. El que primero ríe pierde.
  • Qué animal soy. Un juego de imitación en el que, mediante mímica, hay que adivinar qué animal se está interpretando.

icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?