Andrés Suárez: “¿Cómo es posible que los impresentables de nuestros políticos nos hayan dado un show?”

El cantautor nos habla de lo negativo y positivo de la cuarentena

Andrés Suárez

Andrés Suárez, quemado con la actuación de los políticos en el estado de alarma. / Javier Bragado/WireImage

Andrés Suárez acaba de publicar su álbum más personal, el que ha hecho poniéndose como protagonista y contando y cantando cosas que nunca pensó que haría. De ahí que le haya puesto por título su propio nombre. Eso sí, mantiene intacta esa pasión e intensidad de la que hace gala en cada uno de sus pasos en la vida. Y es que, como él mismo dice, hace falta verdad y de eso hay mucho en sus canciones.

Aunque lleva Galicia en el corazón y la echa mucho en falta, ha pasado la cuarentena en Madrid, en su casa de Torrelodones. Y lo ha hecho solo, de ahí que esté deseando empezar a salir y a abrazar a la gente, aunque con precaución que, como buen hijo de sanitaria, la seguridad va por delante y el respeto al trabajo que han realizado estos héroes, más todavía.

De este encierro ha sacado composiciones que no ha sacado porque son demasiado tristes. Él opta por mantener una actitud positiva y tirar del sentido del humor para encarar esta difícil situación. Ha pasado la cuarentena con un disco debajo del brazo con ganas de compartirlo con su público. Ya lo ha hecho y ahora es momento de hablar, de hacer balance de lo que han sido los últimos meses con sus cosas buenas y sus cosas malas. Y sí, tiene claro en qué bando sitúa a los políticos.

Al margen de la desgracia que ha sido ir conociendo la cifra de fallecidos diaria, ¿Qué ha sido lo peor de esta cuarentena para ti?

Yo ahora hablo con gente y me quedo apabullado porque me cuentan que han estudiado francés, alemán, han hecho cocina, han leído más de 150 libros, ha hecho documentales con un móvil… yo estuve de cuarentena y no hice tanto. ¿Al final de la cuarentena compuse canciones? Pues sí, 8, 9 o 10, que ya me parecen muchas, y no las publiqué porque son profundamente tristes. Me hacen llorar porque hablo de Aute, de mi familia lejos, o de otro amigo que se me fue… creo que tenemos que guardar el luto que ningún político guardó, del color que tú quieras, hay que guardar el respeto por la gente que perdió un padre, un hijo, un abuelo… eso fue al final. Al principio me sentaba en el sofá y veía los telediarios y leía toda la prensa. Mi madre estaba a 700 km, trabajando en Galicia, y yo no podía salir de Torrelodones. Y la llamaba y la decía, por favor, baja la marcha y me mandó literalmente a la mierda. Mi madre no dejó de darme lecciones toda la vida. Lo que me dijo fue ‘si me contagio, me contagio, pero voy a ayudar a todo el mundo’. Es una enfermera vocacional.

Ver esta publicación en Instagram

Aumentáis el número de altas sin epis, sin recursos, sin medios, sin descanso, exhaustos... no sois humanos. No hay otra explicación. GRACIAS.

Una publicación compartida de Andrés Suárez (@andressuarezoficial) el

Al ser tu madre sanitaria, ¿lo has vivido con especial miedo?

Soy hijo de sanitaria. Mi madre tiene más de 60 años y lleva toda su vida diciendo que están recortando en sanidad y que no se puede porque sin sanidad a dónde vamos. Joder, pues tenía razón. Y mi madre, y mi hermana que está trabajando en un centro de mayores y mi mejor amiga que trabaja en el UCA de Oviedo, vivieron escenas bélicas, la segunda civil y la tercera mundial. Vivieron escenas que no van a olvidar jamás. La ficción supera la realidad. Y me mandaban memes, vídeos de risa, me obligaban a reírme porque me decían que si pierdes el humor y te metes a la cama a quejarte… claro que hay que quejarse porque va todo mal y hay gente que no tiene un kilo de garbanzas para comer, gente que ha perdido su trabajo, su casa, que tienes hijos en casa y no saben cómo darles de comer. Esa gente sí que tiene que quejarse y hay que echarles una mano, pero tenemos que tratar de entender que como no tengamos un poquito de voluntad de tirar para adelante… es fácil meterse en la cama y deprimirse, lo difícil es ser padre de familia e ir en el coche, con tus hijos atrás y tener la capacidad de reírse.

Tus aplausos entonces iban para ella…

Esa gente a la que aplaudíamos y decíamos que eran unos héroes, pero luego algunos se olvidaron y se fueron de macro botellones. Esa gente, algunos murieron salvándonos. Lo peor de la cuarentena, para mí, primero es ver esa falta de respeto apabullante de algunos, de pasarse por el forro, con perdón, a los que lo estábamos haciendo bien en casa. No hay vacuna, por lo tanto, hay que protegerse, pero sobre todo por el descanso de los sanitarios, joder, que mi mejor amiga de Asturias está pasando por una depresión, está pasando por cuadros de ansiedad por las escenas que vio, porque había pocos respiradores para tanta gente y se ha quedado tocado, a lo mejor, de por vida. Entonces yo estaba viendo que, a algunos, no hay que generalizar, que, a algunos, les estaba dando igual, y lo que les movía era el ‘yo, mí, me, conmigo’ y yo me llevaba las manos a la cabeza. ¿No tiene el sanitario a descansar de una maldita vez?... Yo no podía escribir una canción, eso de ‘aprovecha y escribe’… escribe tú con tu madre trabajando en un hospital, sabiendo que le duele la espalda y está trabajando 48 horas sin quejarse. Eso fue lo peor.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Andrés Suárez (@andressuarezoficial) el

Pensé que dirías los políticos… te he visto muy quemado con ellos.

Sí, sí… mira, ya no voy a bares porque los bares vienen a mi casa y pasábamos veladas maravillosas y aquí se sentaba mi gran amiga de Vox, con su marido del PP y, enfrente, un amigo del BNG y a su lado su novia de Podemos. Pasábamos veladas infinitas, interminables, de risas, carcajadas y abrazos. Lo que yo no puedo entender y me hace llorar de tristeza y esas son las imágenes que a mí me han marcado de este covid es que eso ya no puede repetirse por el virus más letal que existe que es el de la política. La política lleva muchos más muertos que el covid y muchos más años de historia. Si pretenden, y aquí me pongo ya serio, si pretenden que se ponga alguien a la puerta de mis conciertos a decir si uno es azul, rojo, amarillo, verde y no entra a mis conciertos… váyase usted a la mierda porque no lo voy a permitir. Si la lectura después de tantos muertos, tanto sufrimiento, gente que se fue al paro, familias separadas…es que ahora se sale la gente de los chats porque uno de repente es pijo y el otro perro flauta… ¿pero no tenemos suficientes muertos con una guerra, joder?

Está claro que sigues muy quemado…

¿Cómo es posible que los impresentables de nuestros representantes políticos nos hayan dado un show? Si yo llego a perder a mi madre o a un hijo, un hermano y veo esa suerte de programa de sobremesa que es el Parlamento… esa gente, desde el tipo de extrema izquierda hasta el tipo de extrema derecha, tiene que salir en la tele pidiendo perdón de rodillas… ‘señoras, señores, les pedimos perdón por el show que les hemos dado, por el numerito y por no saber estar a la altura ninguno y dimitimos todos’… me transmitieron su ira, es gente que se odia a título personal… ¿A quién representó esa gente insultándose en el Parlamento cuando estaban muriendo miles de personas?

Muchos apagaron las televisiones para no ver eso…

Yo fui el primero, lo vi el otro día, ¡serás imbécil Andrés!, que puse en twitter, “por fin, la derecha y la izquierda son una y los políticos nos representan de verdad”. Fue el primer tuit que puse cuando nos encerraron. Por fin no existían bandos, si estábamos hablando de un virus que estaba aplastando el planeta Tierra…duró tres días. ¿Sabes cuál es mi patria? Mi patria es la gente que le hizo una tarta a una señora de Lavapiés en su 90 cumpleaños y le hicieron llorar. Mi patria es la gente que hizo llorar a unos niños que estaban de cumpleaños deprimidos en un bajo de un edificio y todos los vecinos les pusieron globos y fue la policía a cantarles y los dos niños llorando, abrazados. Esa es mi patria.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Andrés Suárez (@andressuarezoficial) el

Ha habido mucho negativo, pero también ha habido cosas positivas como esas, ¿no?

Maravillosas, somos el pueblo más maravilloso del mundo. La rabia y la ira que me entran y por eso soy tan pasional y grito y luego me arrepiento, me cago en la puta, es cómo nos dejamos influenciar por estos impresentables, inhumanos, sin corazón… estos sí que no tienen patria, estos tienen el poder y tienen el dinero, me lo han demostrado, pero de todos los colores. ‘Y ganaremos’… pero, ¿ganaréis el qué con 40.000 muertos? ¿Qué vais a ganar?

Estábamos con lo positivo…

Claro que pasaron cosas maravillosas, hablemos de ellas… la cantidad de parejas que salieron. ¿Tú sabes lo que es para mí que en mitad del confinamiento ‘te poníamos para hacer el amor’? Qué maravilla, qué maravilla, por favor. Gracias por contármelo, que me sacaban los colores. Claro que hubo parejas en el confinamiento e historias de amistad preciosas, reencuentros que te hacen llorar… historias que te hacen llorar, no sé dónde lo vi, una gente que hacía mascarillas porque no tenía dinero para donar y cosían mascarillas… ese es el pueblo más maravilloso que existe.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?