25 años de ‘Made in heaven’, el disco con el que Queen cumplió la última voluntad de Freddie Mercury

Un álbum que fue posible gracias a la tenacidad y al esfuerzo inagotable del vocalista además de un gesto de altruismo

Freddie Mercury en el Rock Rio de 1985

Freddie Mercury en el Rock Rio de 1985 / Getty Images / Dave Hogan/Hulton Archive

La muerte de Freddie Mercury no significó el fin de Queen. El adiós definitivo llegó el 6 de Noviembre de 1995, cuando vio la luz Made in heaven. Se conmemora ahora el 25º aniversario de las últimas grabaciones que hizo el cantante, ya enfermo, antes de fallecer de SIDA en 1991. También fue el último álbum en el que participó el bajista y co-fundador John Deacon, que se retiró pocos años después. La muerte de Freddie le afectó mucho. Quizá pensó ‘Freddie era la banda, así que ¿para qué seguir?’.

Made in heaven fue el deseo de Mercury

Made in heaven fue posible gracias a la tenacidad y al esfuerzo inagotable de Freddie Mercury. Fue también un gesto de altruismo del artista quien, conocedor de su final cercano, trabajó de forma incansable durante los meses posteriores al lanzamiento de Innuendo en 1991. Quería asegurarse de que hubiera material suficiente para que Queen continuara sin él.

Se trasladó a Montreux, Suiza, donde el grupo tenía sus propios estudios, los Mountain, y se mantuvo activo hasta sus últimos días. “Básicamente vivíamos en el estudio”, recuerda Brian May. “Nos llamaba y nos decía ‘puedo estar allí por unas horas’. Nuestro plan era seguir hasta que Freddie sintiera que ya era suficiente. Hacer tantas cosas con él como fuera posible”.

Para lograr su objetivo, Mercury contó con el apoyo incondicional de sus compañeros, que en todo momento estuvieron a su lado y remaron juntos para hacer realidad su deseo. “Freddie decía ‘quiero seguir trabajando, como siempre, hasta que caiga. Eso es lo que quiero. Y me gustaría que me ayudaras, y no quiero ninguna discusión al respecto” cuenta May. Por su parte, Roger Taylor coincide en sus recuerdos: “Cuanto más enfermo se sentía, más parecía que necesitaba grabar. Para darse a sí mismo algo que hacer, alguna razón para continuar, venía cuando podía. Así que fue un periodo de trabajo intenso”.

“En esos días, Freddie decía ‘escríbeme cosas, sé que no tengo mucho tiempo’ explica May en el documental Days of Our Lives. “Sigue escribiéndome palabras, sigue dándome cosas. Las cantaré. Y entonces vosotros haréis lo que os guste con ellas y las finalizareis”

25 años de ‘Made in heaven’, el disco con el que Queen cumplió la última voluntad de Freddie Mercury

No pudo terminar su última canción, Mother love

Incluso cuando su salud había declinado considerablemente, Mercury seguía grabando voces, y lo hizo hasta septiembre de 1991, cuando paró poco antes de completar una canción llamada Mother love. “La verdad es que nunca la terminó” cuenta May en Guitar World. “Dijo ‘Oh Brian, no puedo hacer nada más. Me estoy muriendo aquí’. Es increíble, parecía que nunca desfallecía. Siempre estaba de buen humor y lleno de entusiasmo. Hacía bromas con todo”.

Todo el álbum es una fantasía, porque suena como si los cuatro estuviéramos allí juntos, divirtiéndonos

La valentía y el entusiasmo que trasmitía su líder, fue el impulso que unió al grupo a que trabajara como nunca antes lo habían hecho. “En esa época, habíamos desarrollado una gran cercanía en la banda. La última sesión fue muy alegre. Ahí estaba esa nube sobrevolando sobre nosotros, pero la nube estaba fuera del estudio. No estaba dentro. Guardo muy buenos recuerdos de esos días”.

No quería dar pena

Fueron días en los que nadie sabía con certeza la gravedad de la enfermedad del artista. “Lo último que él quería” dice Taylor “era llamar la atención sobre cualquier tipo de debilidad o fragilidad. No quería dar pena”. Desde 1990, los tabloides británicos perseguían a Freddie. Día y noche, los reporteros rodeaban su casa de Londres con el objetivo de confirmar lo que era un secreto a voces: Mercury era positivo en VIH, tenía SIDA y se estaba muriendo.

El silencio de la gente que rodeaba a Queen era absoluto. Aun así, la banda desmentía que el estado de salud de Mercury hubiera empeorado. “Nos estábamos enfrentando a cosas de las que era muy difícil hablar en esa época” dijo May en Guitar World.

25 años de ‘Made in heaven’, el disco con el que Queen cumplió la última voluntad de Freddie Mercury

Nunca superaron su muerte

A principios de Noviembre de 1991, Mercury dejó de tomar su medicación para el SIDA; el 22 del mismo mes, difundió un comunicado confirmando su enfermedad. Dos días después, mientras un circo mediático rodeaba su casa de Kensington, falleció. Tenía 45 años

La última sesión fue muy alegre. Ahí estaba esa nube sobrevolando sobre nosotros, pero la nube estaba fuera del estudio

“Nunca he superado su muerte” dijo el batería Roger Taylor a Rolling Stone. “Ninguno de nosotros lo hemos hecho. Creo que todos pensábamos que podríamos asumirlo con relativa rapidez, pero subestimamos el impacto que produjo en nuestras vidas. Todavía es difícil para mí hablar de ello. Para todos nosotros, es como si Queen empezara otra vida enteramente”

Queen tardó cuatro años en cumplir la última voluntad de Mercury

Los miembros de Queen estaban devastados. Incluso conociendo el deseo de Mercury de continuar sin él, transcurrieron más de dos años antes de que pudieran siquiera retomar de nuevo el proyecto.

En la primavera de 1994 se conocieron los primeros indicios del proyecto que se convertiría en Made in heaven, uno de los trabajos más optimistas de Queen, a pesar de su naturaleza póstuma y del ambiente trágico que rodeó a su grabación.

Brian May, John Deacon y Roger Taylor se las ingeniaron para construir un nuevo álbum con Freddie. Y lo hicieron con sus últimas grabaciones de 1991, con descartes de anteriores álbumes y regrabaciones de canciones de Mercury en solitario. “Todo el álbum es una fantasía, porque suena como si los cuatro estuviéramos allí juntos, divirtiéndonos. Por supuesto, la mayor parte del tiempo, cuando lo escuchas, no es así. Se construyó para que sonara de esa forma. Y hay un montón de amor en su interior”, dice Brian May.

El último nº 1 de Queen en LOS40

El 30 de Diciembre de 1995, la composición de Roger Taylor Heaven for everyone se convirtió en el último nº 1 de Queen en LOS40. Fue uno de los temas del repertorio de Made in heaven, y se sumó a los otros cinco clásicos de la banda británica que entre 1981 y 1991, habían alcanzado el puesto más alto de la lista: Another one bites the dust en 1981, Radio Ga Ga en 1984, A kind of magic en 1986, I want it all en 1989 e Innuendo en 1991.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?