Blas Cantó a Eurovisión 2021: pros y contras de las dos canciones candidatas a representar a España

El público tendrá que decantarse por una de las dos canciones

Blas Cantó a Eurovisión 2021: pros y contras de las dos canciones candidatas a representar a España

'Memoria' y 'Voy a quedarme', las dos canciones de Blas Cantó para Eurovisión 2020 / TVE

Cualquiera que esté interesado en Eurovisión sabe que conocer la canción que representará a España en el popular certamen de música es una especie de ritual al que hay que asistir con toda la fe del mundo. En esta ocasión, además, partimos con la ventaja de saber con mucho tiempo de antelación que el artista encargado de devolvernos la ilusión por el festival será Blas Cantó.

El año pasado no pudo ser por razones pandémicas, pero la UER, los que organizan todo el tinglado, tuvieron el detalle de cambiar un poco la normativa para que los elegidos del 2020 pudiesen volver el año siguiente si ese era el deseo de ellos y de sus respectivos países. Los artistas sí, pero sus canciones no.

Eso, a nosotros, nos dejaba con un comprometido Blas Cantó, pero sin su Universo. Tocaba entonces volver al estudio, componer y volver a pasar por todo ese proceso en el que la canción vuelve a ser un asunto estatal, con una dificultad añadida: no habrá una sino dos canciones.

El público tiene que elegir

Los españoles tendrán que elegir qué tema interpretará Blas Cantó en el Festival de Eurovisión 2021. De esta manera, el cantante y TVE permiten a los eurofans estar más implicados en el proceso y que la elección sea más democrática. Las dos candidatas son Memoria y Voy a quedarme (que no Vas a quedarte) y este miércoles 10 de febrero han salido en todas las plataformas.

Toca elegir, decantarse por una de las dos. El problema es que hasta que eso ocurra (TVE todavía no ha fijado la fecha), Memoria y Voy a quedarme van a ser diseccionadas por todos los usuarios de las redes sociales interesados en este asunto. En mi caso, no me mojaré, pero sí creo conveniente resaltar los pros y los contras que tiene cada propuesta.

'Memoria' o 'Voy a quedarme', esa es la cuestión

Memoria es el uptempo. Tiene un estilo pop parecido a Universo, aunque quizás en esta reconozcamos mejor al Blas Cantó de Complicado. Lo mejor es su estribillo: es pegadizo y termina con unos gorgoritos que, gusten más o menos, hace que la canción se aleje de lo que puede ser un tema pop estándar. Cómo decía, Memoria es muy Blas y él estará muy a gusto defendiéndola sobre el escenario, aunque en directo podría tener su dificultad. Es verdad que no tiene un clímax rompedor en la recta final, uno de esos en los que el cantante pueda rematar y dejar con la boca abierta a Europa, pero si le toca defender esta composición lo hará increíble.

En el caso de Voy a quedarme, Blas Cantó apuesta por una balada que podría ser una apuesta segura en Rotterdam. No es la típica balada lenta y en esta se puede lucir más vocalmente gracias a ese giro, esta sí lo tiene, que podría marcar la diferencia en la competición. No es tan pegadiza como Memoria, pero Voy a quedarme podría ser, con una buena puesta en escena, el claro ejemplo de que menos es más y darnos una buena posición en Eurovisión 2021.

Y tú, ¿con cuál te quedas?


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?