‘La Isla de las Tentaciones 3’: Así ha sido la esperada reacción de Lucía al ver los dobles cuernos de Manuel

La hoguera ha tenido más sentido que nunca... en el fuego acaba todo aquello que ya está de más

‘La Isla de las Tentaciones 3’: Así ha sido la esperada reacción de Lucía al ver los dobles cuernos de Manuel

Manuel y Lucía. / Mediaset

Sandra Barneda ya lo dijo en la presentación de esta temporada de La isla de las tentaciones.  Esta es la edición con la que más se había emocionado todo el equipo y empezamos a darnos cuenta de por qué. Sabíamos que el cuarto programa iba a estar lleno de lágrimas porque a Lucía le tocaba ver en su hoguera la doble infidelidad del 'Maluma de Cádiz'. Y ocurrió, vio lo que su chico había hecho en Villa Playa y reaccionó.

Cuando supimos que una de las grandes novedades de esta tercera edición iba a ser la luz de la tentación, tuvimos claro que iba a haber orquesta muchas noches. Y las teorías eran ciertas: La alarma no paró de sonar en el último programa, y fue por culpa de los chicos. Después de saber qué hacían sus parejas en Villa Montaña, los participantes se soltaban cada vez más, hasta que uno de ellos pasó el límite… Dos veces.

Fue Manuel, pareja de Lucía, que con la excusa de ser fiel a quien realmente es acabó besando a la nueva soltera de la villa. Fiama, exparticipante de la primera edición del programa, llegó como un auténtico terremoto hasta conseguir conquistar al soltero más volátil de la edición -al menos, por ahora-.

Sin embargo, no fue su único desliz. Muy comprometido con la que fue su cita, Stefani, acabó besándola después. Todo un despliegue de infidelidades que acabó con un concierto de Alarma en repetición para todos los vecinos de la Península de Sanamá -donde se ubican las dos villas-.

Eso sí, la hoguera siempre llega. Y aunque Sandra Barneda se ha hecho de rogar tras llevar al borde del colapso a las demás participantes, le ha tocado ver las imágenes a Lucía. Un momento de lo más esperado, después de ver su propia reacción al sonar la alarma -sobre estas líneas- sin saber que el culpable era su chico.

Una vez visto su encuentro con Stefani, Lucía soltaba cuatro palabras que sorprendían a la audiencia de Mediaset: "No voy a llorar". Todo un giro argumental que venía acompañado de todo un momento de dignidad absoluta -un verdadero tributo a Melyssa Pinto y su ya mítica hoguera de confrontación-. Eso sí, no ha perdido oportunidad de definir al que posiblemente haya pasado a ser ex-novio tildándolo de "patético".

Y es que el bautizado como "Maluma de Cádiz" desembarcó en las playas de República Dominicana llorando a mares por separarse de su chica, además de sentirse culpable por todo el daño que le había hecho. Lucía, por su parte, se evitaba el momento dramático siendo terriblemente cauta.

Ahora, parece haberle quedado claro que el gaditano no siente nada por ella y que su comportamiento es "de vergüenza". Sus compañeras no dudaban en apoyarla soltando comentarios por el fondo como "qué asco", "estoy flipando" o "no te merece, Luci". Un momento que todas han considerado un punto de inflexión en la pareja de una de las chicas que más se ha privado de las fiestas de Villa Montaña por una cuestión de respeto hacia su pareja.

"Ya llorará, lo que he llorado yo y más", sentenciaba mientras se quitaba las pulseras y anillos que su chico le regaló en algún punto de su relación. No contenta con tirarlas a la arena, los ha recogido para marcarse un Rosito y dejar que ardan en la hoguera que le ha hecho abrir los ojos.

Finalmente, y tras asumir también las imágenes con Fiama, admitía tener la conciencia muy tranquila y sentirse humillada. Además, le pidió a Barneda muy amablemente no querer ver la tercera tanda de imágenes que tenían preparadas para ella, "He perdido tres años de mi vida, pero no voy a perder más", concluía la ahora… ¿soltera?


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?