‘La Isla de las Tentaciones 3’: La alarma enloquece con los primeros cuernos de la edición en dos parejas

Un soltero se ha besado con dos tentadoras diferentes y no ha sido la única vez que ha tenido que sonar la alarma

‘La Isla de las Tentaciones 3’: La alarma enloquece con los primeros cuernos de la edición en dos parejas

Manuel y Lucía. / Mediaset

Las primeras hogueras de La isla de las tentaciones 3 han sido muy reveladoras y, en algunos casos, han servido de excusa para cambiar los comportamientos en las villas. El despecho ayuda a la desinhibición y es lo que hemos podido ver en el tercer programa donde la luz de la tentación ha estado más activa que nunca. Alguna de las alarmas la podíamos haber anticipado tal y como iban transcurriendo las cosas, pero alguna no ha dejado de sorprendernos, sobre todo cuando ha sonado a causa del mismo soltero, pero con tentadoras diferentes.

La llegada de dos nuevos solteros ha provocado que todo se potencie. Rubén, que ha conseguido una cita con la chica más inesperada nada más llegar, era el contraste perfecto con Fiama. La también participante de la primera edición entraba discretamente a la casa, hasta que llegó la noche.

En Villa Playa han cambiado las reglas del juego definitivamente, y Fiama ha sido la mejor testigo de ello:

A través de confesiones sobre quién impone más a quién y un tonteo continuo, Manuel y Fiama se han acabado besando después de una primera larga noche. Lo que más ha molestado al andaluz, sin embargo, ha sido que Stefany -que hasta ahora era la soltera con la que más relación tenía- no pudiese evitar estar algo celosa de no ser su tentación favorita.

Sin embargo, Manuel ha demostrado ser un chico de recursos y ha conseguido arreglarlo rápidamente: Tumbados en el sofá, ha vuelto a caer en la tentación y ha besado a Stefany.

Mientras tanto, en Villa Montaña, la alarma -lógicamente- no ha parado de sonar. Si la estrenaba Diego tras recibir un beso en el cuello de una soltera, Manuel ha sabido aprovechar la racha hasta el punto de acostumbrar a las chicas a que suene por toda su villa.

La más afectada ha sido Lucía -su pareja- que aunque al principio parecía olerse algo, ha acabado bailando relajada sin esperarse lo que le vendrá en la próxima hoguera.

Marina e Isaac, lo inevitable

En la hoguera, Marina ha dejado claro que no pensaba cortarse más después de ver la actitud de Jesús con las solteras. Esto, sumado a la innegable química que tiene con Isaac desde las primeras horas en la villa, ha acabado por provocar lo que muchos se esperaban.

En la piscina, El Lobo y la participante acababan por besarse, provocando esta vez la alarma en la villa de los chicos. Eso sí, para algunos la cosa está igualada después de que Jesús se besase durante tres segundos en el juego de 'Verdad o Atrevimiento' que han iniciado en Villa Playa.

¿Cómo seguirá la historia entre Marina y su tentador favorito? Gracias a las filtraciones -que Marina aclaró en un comunicado-, se sabe, aunque siempre quedará la duda: ¿Cómo reaccionará su pareja?


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?