La expulsada de ‘MasterChef Celebrity 6’ se marcha cumpliendo el peor de sus pronósticos

Una expulsión que demuestra que lo principal del programa sigue siendo cocinar bien

La expulsada de ‘MasterChef Celebrity 6’ se marcha cumpliendo el peor de sus pronósticos

Los aspirantes de 'MasterChef Celebrity 6' con el jurado. / Twitter @MasterChef_es

MasterChef Celebrity 6 ha empezado y continua con un ritmo frenético. Las polémicas se encadenan y las pruebas de infarto sacan la personalidad de muchos de los famosos que se transforman tras los fogones.  Y las expulsiones que hemos vivido hasta ahora, dejan claro que, ante todo, lo principal sigue siendo la cocina. Elaborar buenos los platos y seguir las instrucciones de los jueces y chefs sigue siendo lo primordial, y el que no lo hace, acaba sufriendo las consecuencias.

Aunque cada vez hay más química entre todos los concursantes -a excepción de Verónica Forqué y sus prontos repentinos-, la prueba por equipos siempre deja varios delantales negros. Y con ellos, uno acaba por abandonar inevitablemente las cocinas del programa para siempre… O hasta que la repesca tradicional del programa lo permita. Aunque, de momento, esta semana ha tocado despedir a una de las que más se esperaba ver una evolución a través del concurso.

Una prueba en pleno municipio de Comillas, en Cantabria, ha hecho que el equipo rojo se quede sin posibilidades de la inmunidad semanal. Por ello Belén López, Juanma Castaño, Julian Iantzi, Arkano, Miki Nadal, Iván Sánchez y Vanesa Romero vestían el delantal negro. Ante una prueba de lo más complicada, era la última de ellos la que terminaba por abandonar las cocinas de MasterChef:

No está a la altura

Una expulsión justa, puesto que su plato no se ha ajustado a lo que se pedía en la prueba, aunque también muy evidente: durante la segunda semana, Victoria Abril decidió darle inmunidad a Romero para evitar que se enfrentase a sus compañeros con su bajo nivel de cocina. Aunque la actriz demostró aprender rápido, había alguna que otra evidencia de que no alcanzaba a sus compañeros en nivel. Sin embargo, esta tenía una dificultad añadida que solo le afectaba a ella.

Según explicaba Samantha Vallejo-Nágera, la misión de los nominados era manipular "con una precisión milimétrica" los pescados asignados, hacer guiso con ellos e integrarlos en un plato. Aunque la facilidad variaba en el tipo de pescado, la actriz de La Que Se Avecina le tenía mucho respeto al alimento. La razón es que su padre Amador es pescadero, por lo que temía decepcionarle desde el inicio del programa si no conseguía el resultado esperado.

Aunque lo llevaba avisando desde su debut en el formato, Romero nunca se había enfrentado a un pescado de esa magnitud. Y por ello, la presión, los nervios y la dificultad añadida ha hecho que acabe por ser de los tres peores platos de la noche, que el jurado ha calificado literalmente de "penosos". Por ello ha acabado cumpliendo su peor pronóstico, aunque confiando en que se lo pasen por alto y le tengan preparados "muchos platos de carne" a su llegada.

Un final agridulce, pues la actriz no ha dejado pasar la ocasión de agradecer la oportunidad al programa y dejar claro que era totalmente diferente a como se esperaba. Sin duda, otra prueba más de que en MasterChef nada es lo que parece ser.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad