‘Secret Story’ reveló el secreto de Cristina Porta: un pasado repleto de luces y sombras

Una de sus compañeras se lanzó a la piscina sin agua, pero acertó

‘Secret Story’ reveló el secreto de Cristina Porta: un pasado repleto de luces y sombras

Cristina Porta en 'Secret Story'. / Twitter @SecretStory_es

Secret Story está basado en el descubrimiento de todos los secretos de sus concursantes. ¿Cómo descubrirlos? Lo normal es deducirlo a través de las pistas que se van desvelando tras superar ciertas pruebas. Claro que cada uno tiene sus estrategias y su manera de conseguir desenmascarar a sus contrincantes y lo hemos podido comprobar en el último Cuenta Atrás de Carlos Sobera.

El que adivine el secreto de otra persona se quedará con su bola, en la que dentro podría haber un premio de 50.000 euros. Cuantas más bolas, más posibilidades de que entre ellas se encuentre la premiada, y eso es algo que podría pasarle ahora mismo a Lucía Pariente. Aunque no tenía ni idea del secreto de Cristina Porta, decidía tirarse a la piscina e intentar apuntarse su primer gran tanto en el reality.

Llegando a estar en un careo con ella, y pese a que su compañera no le facilitó ningún dato sobre su vida, Lucía apretaba el pulsador con todo lo que eso conllevaba. Una vez de vuelta al salón, se descubría que la periodista había sido descubierta después de casi un mes guardando su propio secreto a la perfección:

Lo que ocultaba Porta era uno de los secretos más comentados de la edición. "Quería ser monja y me propusieron ser scort", una frase con la que muy pocos teorizaron, y eso que era más sencillo. La pista que daba el título de persona monástica indicaba que solo podía pertenecer a una de las mujeres de la casa, algo que acotaba las posibilidades.

Lucía Pariente, por su parte, no estuvo demasiado atenta a la explicación de su compañera. Y es que, de la nada, la madre de Alba Carrillo se hacía con cuatro bolas del programa y lo celebraba de la forma más llamativa posible. De este modo, ya está en la pole del ránking de bolas del programa.

La monja que no quería prostituirse

Celebraciones aparte, la periodista deportiva asumía con resignación su derrota y le daba sus tres bolas a Lucía. Tres bolas que, de hecho, ganó de golpe gracias a que la gente apoyase que su secreto era haber tenido una relación con un jugador del Real Madrid. Algo que es de dominio público, no un secreto, tal y como aclaró en el momento de la revelación.

Pero su secreto tenía una explicación de lo más tierna. Según ella, el hecho de haber formado parte de un colegio religioso durante gran parte de su vida hizo que se plantease seriamente el haberse entregado a Dios y hacerse monja. Por cosas de la vida, terminó por cambiar de camino.

Eso sí, aunque la cosa cambió, no pegó un giro tan brusco. La participante del reality también explicaba, tras esto, que la segunda parte de su secreto viene porque es una oferta que le han hecho "alguna vez" en su Instagram. Y con esto, ya solo quedan diez secretos por descubrir.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad