Natalia llora en plató tras escuchar la carta de Jesús Oviedo (Gemeliers): “No podemos perdernos los dos”

Aunque rompieron antes de entrar en la casa, tienen asuntos pendientes

Gemeliers

Gemeliers están haciendo su concurso en 'Secret Story' pensando en sus chicas de fuera. / Imagen de 'Secret Story'

En la última gala de Secret Story Jesús Oviedo, uno de los hermanos de Gemeliers, recibió la visita de su ex novia, Natalia, que le puso las pilas y le dio consejos sobre lo que debía y no debía hacer dentro de la casa. Una visita que le ha removido por dentro y que ha provocado que le escribiese una carta de lo más conmovedora tras su aparición en la casa.

Estoy enamorado”, le decía el concursante a Isabel Rábago a la mañana siguiente. Le pedía consejo y la periodista le recomendaba que poco, que salir de la casa, mirarse a los ojos, hablar y olvidar todo lo que ha pasado. “Simplemente es el amor de mi vida y ya está”, añadía él.

El cantante aseguraba que ella había sido su primer amor y tras admitirlo se puso manos a la obra y empezó a escribir una carta cuyo contenido no dudó en compartir con todos.

Una carta de amor

“Sin duda alguna, me siento el más afortunado por haber tenido la oportunidad de volver a verte. Apenas puedo escribir, es difícil de explicar cuando estás aquí dentro ya que el tiempo parece que no avanza. Tú eres el nombre y la protagonista de mis pensamientos, también lo que me falta para ser yo”, empezaba leyendo.

No estoy totalmente feliz si no estás a mi lado”, reconocía, “tengo mis dudas y preguntas que hacerte. Vi algo en tu mirada que aún trato de descifrar. Solo quiero que sepas que eres la casualidad más bonita que me ha pasado en mi vida y siento que aún nos quedan mil cosas por vivir. Solo nosotros sabemos lo que somos, pero no sé ahora ni cómo llamarlo porque aún siento que eres mi princesa y ojalá me esperes para cuando vuelva. Pero voy a volver a ser feliz, lo prometo, y no me voy a rendir hasta que te pierdas en mi mirada, como el primer día. Te amo Nati, siempre juntitos”.

“A veces uno se da cuenta de las cosas cuando a lo mejor es demasiado tarde, pero, ¿qué hago? Si me rindiera sería un cobarde”, decía en el cubo tras leer las palabras que había escrito.

Emoción en plató

Y claro, como era de esperar, su chica o no chica, lloraba desconsolada en plató. No era capaz de articular palabra tras escuchar a Jesús y verle tan emocionado. “La gente no lo entiende y dirá, ‘uau, qué show’, pero es que somos tan especiales…doy gracias de tener una relación así, de verdad, porque, aunque no estemos juntos, para mí es como si fuera mi hermano”, dijo para sorpresa de los colaboradores que estaban en plató.

Tuvo que matizar sus palabras y aclarar que se refería a la cercanía que siente y lo bien que le conoce. “No podemos perdernos los dos”, aseguraba y cuando Lara Álvarez le preguntaba si ella podría ponerle nombre a su relación, ella era contundente: “No hace falta ponerle nombre, a los sentimientos no hace faltar ponerles nombre”.

Natalia aseguraba que todo lo que ha ocurrido le ha removido por dentro y que, pese a que no se había planteado volver a intentarlo, tienen una conversación pendiente que no quiere tener en público porque es su vida privada y tienen que hablar cosas que la gente no tiene por qué saber.

Veremos qué pasa una vez que Jesús salga de la casa.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad