Crítica ‘Thor: Love and Thunder’: Larga vida a la Diosa del Trueno y a la representación (pero a nada más)

La cuarta película de Thor en Marvel Studios ha caído en su propia parodia

Crítica ‘Thor: Love and Thunder’: Larga vida a la Diosa del Trueno y a la representación (pero a nada más)

Natalia Portman y Hemsworth, ahora tocayos interpretando a Thor. / Disney

El verdadero multiverso llegó con la entrada de Taika Waititi al MCU en 2017. No, no es ningún spoiler, sino que Thor: Ragnarok se convirtió en una versión totalmente nueva del Dios del Trueno sin romper el canon que sus dos anteriores películas -y las de Vengadores- establecieron en Marvel Studios. Y ahora llega su herencia directa.

Thor: Love and Thunder se estrena en cines de todo el mundo el 8 de julio, y con él, la que para muchos es la primera secuela del personaje que hemos conocido desde el debut de Waititi en la franquicia. Aunque llega con elementos que solo los fans de la primera película podrán entender.

Esta cuarta parte cuenta la historia de un Thor que, pese a haber vivido miles de años, no se encuentra a sí mismo. Quizá una premisa que podría haber sido de las más interesantes de todo el universo cinematográfico que llevan montando a través de más de 25 títulos, pero que choca directamente con el enfoque del director.

La pareja más 'atronadora' de Marvel. / Disney

Love and Thunder cuenta la historia de un Thor que busca su propósito, quizá por una carencia afectiva que le viene desde la abrupta ruptura que tuvo con la única mujer que ha amado, Jane Foster. Quien viese la primera aventura del personaje de Chris Hemsworth sabrá que empezó con Natalie Portman como su gran amor, una relación que exploraron al máximo en Thor: El Mundo Oscuro.

Esa segunda película empezaba con una bofetada de la científica hacia el héroe, básicamente por haberla hecho ghosting durante su misión en la Tierra combatiendo con los Vengadores. Pero ahora, nueve años después -y sin contar las imágenes que salen en Endgame-, Portman vuelve por la puerta grande para uno de los arcos más aplaudidos de las viñetas: interpretar a la poderosa Thor.

Un a la representación

Que tuviesen que pasar 20 películas para que Marvel apostase por una heroína por primera vez -eso sí, lo hicieron muy bien empezando por una titánica Capitana Marvel- para luego continuar con una caduca Viuda Negra -el proyecto era fuerte, pero todos sabemos que su personaje no daba más de sí-, dejaba claro que la representación en Marvel aún tenía pendiente una buena revisión. Pero ahora han superado cualquier tipo de expectativa fan.

Las chicas son guerreras. / Disney

El futuro de Marvel es inclusivo, orgulloso y feminista, y quien tenga algo que reprochar es que no está muy al corriente de lo que pasa en los cómics -y en la sociedad contemporánea, vaya-. Si hubo alguna queja porque Portman fuese a empuñar el Mjölnir, está claro que se disipará después de ver a este "nuevo" personaje. La poderosa Thor es fuerte, valiente y humilde, todo bajo una trama lo de lo más atractiva que termina por convertirla en lo mejor de la película.

Más allá de esto, la naturalidad con la que muestran las relaciones afectivas, la bisexualidad de Valkyria o incluso ciertas líneas que representan mucho con tan solo unas palabras en pantalla, terminan convirtiéndola en una película que sabe muy bien hacia donde va el nuevo Marvel. Aunque todo lo bueno se quede ahí.

Un no... A todo lo demás

Que la poderosa Thor sea lo mejor de la película no la libra de tener parte de culpa del punto más flojo de la misma: falta información por todas partes. No caeremos en spoilers, pero después de un arco compartido de proyectos tan bien cuidados, renunciar a explicar largo y tendido ciertos detalles es todo un crimen. Parece que, al fin y al cabo, que sea una de las películas más cortas del MCU juega en su propio perjuicio.

En ese tráiler que se volvió viral por las expectativas se podía ver una Thor con mucho poderío y una Valkyria estrenando trono... Y ninguna de las dos cosas se desarrolla en la película. ¿De verdad había que rellenar dos horas con planos de Chris Hemsworth haciendo bromas con Chris Pratt en vez de ahondar en la propia mitología que muestran desde la primera escena?

Gorr, a vivo color. / Disney

Si bien se pedía desde hace tiempo apostar por la visión única de los directores y no sacrificarla a costa del arco global del MCU y no tener películas tan interconectadas, esta película parece sobrepasar los dos elementos. Doctor Strange en el Multiverso de la Locura fue un título incapaz de seguir sin haber visto WandaVision, la saga Vengadores e incluso otras franquicias como X-Men -incluso la desapercibida serie Inhumanos para entender todos los guiños-, algo que Love and Thunder supera mediante un amable Korg resumiendo la historia magníficamente .

Sin embargo, aquí el humor es más tirano que Gorr: después de un universo cuidado al máximo detalle, Waititi se deja llevar por los gags hasta el punto de convertir Thor en un elemento prácticamente paródico. Si bien la epicidad del héroe bajo la visión de Kenneth Branagh no gustó, la gregería que acaba siendo el de Taika también incomodará a los fans más comprometidos con la trama.

Ragnarok fue una película divertida y que traía un soplo de aire fresco al MCU, pero que sabía controlar su humor en pos de una inminente Infinity War. Ahora, todo parece haberse ido al lado más artístico y personal de Waititi; algo que ha demostrado traer verdaderas joyas a Marvel, como los Guardianes de la Galaxia de James Gunn, pero que cae en uno de los elementos más polarizados del género como es el humor excesivo.

A medio gas hacia el Valhalla

Tendrá más errores que aciertos, pero lo cierto es que es un producto diferente. Hay gags que se estiran mucho, de hecho, algunos acaban por determinar la trama; pero ofrece un paralelismo hacia los cómics que siempre es de agradecer. Hay escenas en las que el apartado técnico es impecable, sobre todo las que están calcadas de las viñetas.

Un descansito, que llevamos un thor-te... / Disney

Es evidente que no va a tener la grandeza que pudo tener Endgame, pero tampoco está justificado que se reduzca todo a una aventura pequeña. A veces menos es más, pero si se habla del Dios del Trueno -y de una predecesora en la que se luchaba contra la mismísima Diosa de la Muerte planificaba el fin de Asgard-, se podría haber tomado la licencia de pensar a lo grande.

Los espectadores aplaudirán a la poderosa Thor, que tiene diálogos icónicos que ya molestaron a los más retrógrados en los cómics, venerarán a Valkyria y se reirán con Thor, aunque quizá no encuentren lo que se podía esperar de una aventura tan grande que se pensaba como determinante para el futuro de Marvel Studios. ¿Habrá que esperar a la quinta para llevar a Odinson a lo más alto?

CRÍTICA 'THOR: LOVE AND THUNDER'

Nota: 5.5

Puntos fuertes: La poderosa Thor, su rockera banda sonora y algunas escenas de lo más originales en el apartado técnico.

Puntos débiles: El humor tiene más peso que la trama en sí, cae en la autoparodia y carece de explicaciones en sus elementos más importantes.

Te gustará si te gustó:  Free Guy, Guardianes de la Galaxia y Epic Movie.

Thor: Love and Thunder se estrena el 8 de julio.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad