Llega la esperada unificación a ‘Supervivientes’ en la recta final y Marta Peñate no puede evitar llorar

Abandona Playa Parásito, aunque las cosas no son como esperaba

Marta Peñate

Marta Peñate dejará de estar sola en 'Supervivientes'. / Mediaset España

Viendo Supervivientes a veces surge la duda sobre si será mejor vivir en el concurso en convivencia con el resto de compañeros o solo convertido en parásito. La soledad es dura, pero te libra de muchos roces y enfrentamientos que logran ir minando la moral. Seguro que habrá preferencias por ambos modos de vivir la experiencia.

El caso es que Marta Peñate lleva seis semanas en Playa Parásito viviendo sola de domingo a jueves y acompañada del último expulsado el resto de días esperando a saber si sería ella la elegida para abandonar definitivamente el concurso o no. Hasta ahora, se ha librado de todas. Pero las cosas van a cambiar.

“Cada vez sois menos y vamos a buscar una playa más adecuada para vosotros”, le decía Jorge Javier Vázquez al grupo. Les daba dos minutos para recoger todas sus pertenencias y meterlas en una barca que les llevaría a su próximo destino.

Lo mismo ocurría en Playa Parásito. “Técnicamente, hoy empiezas la unificación con tus compañeros”, le decía a Marta Peñate que, después de vivir en soledad, no podía evitar a echarse a llorar ante la idea de volver a vivir en sociedad.

La despedida de Playa Parásito

“Marta, estoy escuchando cómo lloran las iguanas, los cangrejos, las cucarachas que se van a despedir de ti. Van a hacer una gran procesión que te van a llevar hasta la barca en volandas”, bromeaba con ella el presentador.

“Jorge, ¿te digo una cosa? En el fondo, qué feliz he sido aquí. Me ha enseñado muchísimo, te lo juro. Sé que parece patético, me he cabreado, he querido irme, pero esto me ha enseñado muchísimo. Me ha enseñado a estar sola, a quererme más, a aguantarme… Muchísimas gracias. Gracias Parásito porque me has enseñado muchísimo”, decía entre lágrimas la concursante.

Le daba un minuto para embarcar con sus cosas y aunque hacía alguna trampa recogiendo alguna cosa fuera de tiempo que Kiko Matamoros auguraba que generaría controversia, lo cierto es que se despidió de Villa Marta y puso rumbo a su nuevo destino: Playa Paloma.

Nueva casa para Marta

"No me jod**, tío. ¿Esto es una broma o qué?", preguntaba cuando llegaba a la isla y se daba cuenta de que no había nadie. "Hoy empieza técnicamente la unificación, ¿la unificación sola?”, preguntaba.

“Lo dice la palabra, hoy empieza la unificación, si no, serían las unificaciones”, le respondía Jorge Javier. “Es que no hay nadie, Jorge", replicaba. “No me jodas”, añadía el presentador que seguían con las bromas: “Tienes que escucharme atentamente. Dile a la gente que se calle, por favor, Marta”.

Disfrutando el momento, finalmente le contó al parásito cómo iba a suceder la esperada unificación: “En este momento acaba de empezar para ti la unificación, pero no sabremos si podrás completarla, todo depende de los espectadores. Esta noche conocerás al término de la gala conocerás al expulsado de la semana y ya conoces el resto. Abriremos el voto de expulsión definitivo y uno de los dos será el que se reincorpore de nuevo al grupo y al concurso”.

Y como ambos tienen el mismo sentido del humor, Marta también respondía: “No me viene bien, tengo planes. He quedado esta tarde con las iguanas para tomar el té”.

Pero nada de té, de momento, lo que ha hecho es recibir a Yulen Pereira con el que compartirá Playa Paloma hasta el próximo domingo cuando la audiencia decida quién vuelve a España. El resto de compañeros vivirán hasta entonces en Playa Parásito en el reducido espacio que ha sido la casa de Marta en las últimas semanas.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad