Belén Esteban se convierte en la protagonista más inesperada del concierto de Rosalía en Madrid

La colaboradora de 'Sálvame', todavía convaleciente de la ruptura de la tibia y el peroné de una de sus piernas, asistió al WiZink para ver actuar a la catalana y el público la ovacionó

Belén Esteban se convierte en la protagonista más inesperada del concierto de Rosalía en Madrid

Belén Esteban. / Getty Images

Rosalía inauguró anoche el paso de su gira MOTOMAMI WORLD TOUR por Madrid con el primero de sus dos conciertos en el WiZink Center y allí no faltó nadie. Las gradas y la pista se coparon tanto de fans anónimos de la artista catalana como de un sinfín de celebrities que acudieron al recinto deportivo del barrio de Goya para disfrutar del último show de Rosalía en directo, y claro, como suele suceder cuando se acumulan los famosos, no todos logran pasar desapercibidos.

En el WiZink estuvo Fabiola Martínez Benavides, la joven pareja de influencers Tomás Páramo y María G de Jaime, la cantante y actriz Jedet, el piloto Marc Márquez, el director Pedro Almodóvar y un sinfín más de famosos pero todos los aplausos fueron a parar a Belén Esteban y los gritos a Georgina Rodríguez.

Unos treinta minutos antes del arranque del MOTOMAMI TOUR en Madrid la colaboradora de Sálvame, que lleva varios meses de baja por haberse roto en directo la tibia y el peroné, accedió a la grada VIP del WiZink y los fans de Rosalía la reconocieron al instante. Cuando Belén todavía estaba bajando las escaleras del estadio para acceder a su asiento, los más seguidores de la autora de Bizcochito la detectaron entre el público y empezaron a aplaudir para darle el reconocimiento que, creían, merecía la amiga más televisiva de su cantante preferida.

Belén Esteban, al más puro estilo royal, se sentó en su asiento y saludó al público. Después, tirando de amabilidad, se hizo fotos con todos aquellos que compartían grada con ella y que quisieron preocuparse por su estado de salud. Incluida Pilar Vila, la hermana de verdadera protagonsita del show.

Georgina Rodríguez acaparó los flashes al entrar

Aunque de una forma un poco más discreta que Belén Esteban, Georgina Rodríguez accedió al recinto para sentarse junto a Cristiano Junior, el resto de sus hijos y su equipo de seguridad, en una de las zonas más exclusivas del WiZink. Dentro el público tardó unos minutos en detectar que la mujer de amarillo a la que estaban viendo en la grada era Gio, pero la cámara de televisión que la seguía —posiblemente de Netflix como parte del rodaje de la segunda temporada de su documental Soy Georgina— la delató.

El lateral izquierdo del escenario se rindió ante los pies de la influencer y modelo y, al igual que sucedió a su entrada el recinto, cuando el público se agolpó para mostrarle el cariño que sienten por ella después de haber podido acceder tímidamente a su vida a través de la telerealidad a través de gritos de "guapa", "diosa" y "te queremos".

El álbum estelar de Belén Esteban

Pero si alguien se fue a casa con un buen recuerdo de la noche de las Motomamis (o para algunos, las Motomaris), esa fue Belén Esteban. Rosalía invitó a su amiga tertuliana al camerino después del concierto y allí Belén recogió la artillería que este miércoles 20 de julio está lanzando en sus redes. Se hizo fotos con la cantante, con Amodóvar, con Rauw Alejandro e incluso con Albert Cusell, un miembro destacado del equipo de management de Rosalía.

Además, antes ya se había hecho una con Marc Márquez en las gradas con la que ha añadido un nombre célebre más al álbum con el que hoy no deja de cosechar likes en Instagram, su red social favorita.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad