‘Born to Run’, el disco de Bruce Springsteen que lo convirtió en una estrella, cumple 47 años

El Boss reflejó en su tercer disco el estilo de vida de la clase trabajadora estadounidense

‘Born to Run’, el disco de Bruce Springsteen que lo convirtió en una estrella, cumple 47 años

Bruce Springsteen, actuando en directo en 1985. / Richard E. Aaron/Redferns

Se cumplen 47 años del lanzamiento que realmente consolidó a Bruce Springsteen como una leyenda e impulsó su trayectoria hacia un estrellato que llena estadios y con la que se ha ganado el respeto generalizado. Lanzado el 25 de agosto de 1975, el tercer álbum del Boss, Born to Run, capturó los corazones del estadounidense medio.

A pesar de la promoción de su sello, Columbia, sus dos primeros álbumes, Greetings from Asbury Park, NJ y The Wild, The Innocent, and the E Street Shuffle, fueron fracasos comerciales. Sin embargo, esta tendencia estaba a punto de cambiar: Springsteen encontraría su fórmula mágica que cambiaría su vida para siempre.

En lugar de concentrarse en su Nueva Jersey natal, Born to Run ya se concentra en los mitos que rodean el llamado sueño americano. Springsteen maduró, al igual que sus letras. Más tarde recordaría de Born to Run que fue "el álbum en el que dejé atrás mis definiciones adolescentes de amor y libertad: era la línea divisoria".

El proceso de grabación fue largo. Se necesitaron 14 meses para plasmar las ideas de Springsteen y bajarlas a la tierra. Perfeccionista como pocos, el Boss tenía "sonidos en la cabeza" que no podía explicar a su banda o productores.

Bruce Springsteen, en 1985. / Chris Walter/WireImage

El álbum no solo destaca en el catálogo de Springsteen, sino también en la música en general, con un uso más que notorio de introducciones para establecer el tono de cada canción. Todos los discos fueron escritos en el piano y no en la guitarra. Llegó a decir que quería que el álbum sonara como "Roy Orbison cantando Bob Dylan, producido por Spector".

Canciones como Thunder Road y Born to Run se convirtieron en himnos que ayudaban a escapar de la vida cotidiana. Backstreets y Jungleland no son solo dos de las piezas más conmovedoras del álbum, sino que son canciones épicas que hablan sobre la traición, la derrota y la pérdida.

Independientemente de si a Springsteen le gustaba o no, estaba aquí para quedarse. Born to Run se convirtió en un éxito de la noche a la mañana, presentando la icónica portada del álbum con el músico, de 26 años, con la guitarra en la mano, apoyado en la espalda de su saxofonista. El tercer álbum de Springsteen pasaría 29 semanas en las listas de álbumes estadounidenses. También volvería a entrar en las listas de éxitos en los años 80 después del lanzamiento de los álbumes The River y Born in the USA.

Born to Run ofreció al público una salida optimista de su monótona vida cotidiana. Se convirtió en el primer disco de la industria discográfica de EEUU en obtener la certificación de platino, vendiendo más de un millón de copias y, en la misma semana, Springsteen apareció en las portadas de Time y Newsweek .

Supuso además una versión de sí mismo diferente al rock que Springsteen había trazado en sus dos primeros álbumes. Born to Run marcó el comienzo del Boss durante el resto de los años 70, 80 y hasta la actualidad.

Con este lanzamiento que definió su carrera, construyó un enorme ejército de fans devotos que todavía le siguen por medio mundo. Además, la riqueza y la aclamación que trajo el álbum cambió su vida de muchas más formas, brindándole la seguridad y la comodidad que un hombre de clase trabajadora de Nueva Jersey rara vez encuentra en la industria.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad