Frank Sinatra y el origen de su apodo, que fue 'La Voz' pero pudo haber sido 'El abrazo'

Este artista tan popular del siglo XX fue bautizado con un peculiar apodo del que pocos conocen su historia

Frank Sinatra

Frank Sinatra en uno de sus espectáculos en Los Ángeles. / Joan Adlen/Getty

Frank Sinatra, icono y estrella de la Edad de Oro, es conocido en todo el mundo por sus espectáculos y, sobre todo, por la magia que transmitían sus obras. Y es que han pasado más de 80 años desde que su voz se consagrase como una de las más prestigiosas de todos los tiempos, convirtiéndose en una fuente de inspiración para las siguientes generaciones y, por supuesto, en la mejor terapia emocional, ya que ponía el vello de punta a todo aquel que lo escuchaba.

Este artista se convirtió en una auténtica leyenda del swing y del jazz y una musa que acabó revolucionando la industria musical. Además de conseguir la etiqueta de uno de los mejores intérpretes en el siglo XX, Sinatra fue todo un galán, que desató la efervescencia entre sus admiradoras. El cantante Theme from New York, New York podría representar el sueño americano que todos deseaban alcanzar: talento, éxito y necesidad de avanzar y prosperar.

Sinatra nació en 1915 en Hoboken, Nueva Yersey y provenía de una familia humilde, que abandonó su casa en Italia para encontrar una nueva oportunidad en Nueva York. Desde entonces, el artista probó suerte en la gran manzana para sacar unos ahorrillos en el mundo musical. Pronto, acabó logrado un hueco en este gremio y vaya sí lo lo logró porque por fin pudo hacer realidad su sueño. El cantante llegó a convertirse en una celebridad internacional muy reconocida.

Frank Sinatra cantando y brindando en medio de su espectáculo. / David Redfern/Getty

De hecho, su intachable carrera le llevaron a bautizarse con uno de los apodos más distinguidos en el mundo musical. Curiosamente, a Frank Sinatra se le conoce como ‘La voz’, no solo por su don cantando, sino por su capacidad de emocionar y transmitir a través de ella. Te erizaba la piel con solo coger un micrófono y despertaba toda y cada una de las sensaciones que tenías apagadas y sepultadas dentro de ti. Así era Sinatra, un hombre capaz de comunicar y hacer magia con sus palabras, con su voz, con su entonación... El resultado era un viaje de lo más emotivo, algo que a día de hoy nos sigue conmocionando con solo escuchar los primeros acordes de su música.

Pese a ello, muchos críticos llegaron a hablar de la falta de potencial de su voz echando en falta que fuese aún más estridente. Sin embargo, Sinatra logró compensarlo con un peculiar método para agarrar el micrófono. Esta técnica, que podría ser catalogada como magistral, le sirvió para destacar aún más y tapar las bocas de los que se atrevieron a poner en duda su poderoso talento.

Una vida marcada por el éxito y el caos

La vida profesional de Sinatra estuvo marcada de muchos éxitos, sin embargo, en lo referente a su vida privada, estuvo llena de secretos y misterios. Más allá de la música, el cantante acabó protagonizando diversas portadas en la prensa debido a los numerosos escándalos en su vida sentimental. Sí, podría decirse que Sinatra era un hombre al que le encantaba el espectáculo. De hecho, tal es así que la plataforma de Netflix hará una serie bibiográfica sobre él.

Sinatra protagonizó diversos romances con personalidades tan relevantes como Marilyn Monroe o Jacqueline Kennedy. Sin embargo, algunos de ellos fueron seguidos muy de cerca por la prensa. Uno de los primeros escándalos que puso a Sinatra en el foco mediático en lo referente a su vida sentimental tiene relación con su primer matrimonio, donde las constantes infidelidades de él acabaron fueron muy resonadas. El segundo escándalo y, más fuerte aún, fue con su segunda mujer Ava Gardner, con quien comenzó a los pocos días de divorciarse de su primera mujer. Esta nueva relación estuvo marcada por muchas idas y venidas, de las que se hicieron eco muchas revistas de la época hasta que finalmente anunciaron su final.  El cantante llegó a contraer matrimonio hasta en cuatro ocasiones y Bárbara Marx, la ex mujer de Zeppo Marx, fue la que le acompañó hasta el final de sus días.

Frank Sinatra y Ava Gardner juntos en un evento en 1959. / BPA/Getty

Pero el ojo público también siguió muy de cerca los círculos y relaciones que tenía Sinatra con las altas esferas y recalcaron el claro vínculo que el artista mantenía con la mafia italiana. Sus viajes constantes a La Vegas y su buena sintonía con Lucky Luciano o Sam Giancana, le acabaron situando en el centro de una investigación del FBI, en la cual se plasmaron más de mil páginas con datos relevantes del artista. Algo que podría explicar porque muchos analistas confirmaban que uno de los personajes de la película El Padrino podría estar inspirado en la figura de Sinatra.

Tras varios años arrastrando problemas de salud, Frank Sinatra, popularmente conocido como ‘La Voz’ falleció en 1998. Su pérdida se sintió en los diferentes rincones del mundo, pero su talento sembró la semilla de un nuevo arte, que serviría de inspiración para las jóvenes promesas.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Elige una emisora

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad