Taylor Swift denuncia que no le dejan cantar sus antiguas canciones

"No sé que otra cosa puedo hacer" explica desolada la artista

Taylor Swift

Foto: Mark Metcalfe/Getty Images

Los American Music Awards otorgaron hace unos días a Taylor Swift el Premio Honorífico a artista de la década por sus más de diez años de carrera. La solista recibiría el premio en una ceremonia de entrega que iba a ser de lo más emotiva para ella ya que está a punto de superar el récord de premios AMA en poder hasta ahora del Rey del Pop: Michael Jackson.

Y decimos iba porque en principio lo que iba a ser una noche de celebración se está convirtiendo en una pesadilla. Bajo las palabras "No sé que otra cosa puedo hacer", la artista se ha mostrado desolada al saber que los propietarios de su antiguo catálogo de música le impiden que use sus canciones antiguas.

La artista tenía previsto subirse al escenario de los premios para interpretar algunos de sus mayores éxitos en un medley inolvidable que todo fan de la cantante debía ver. Pero si nada cambia, la actuación tendrá que estar centrada en su más reciente álbum de estudio: Lover.

"Scott Borchetta y Scooter Braun me han comunicado que no tengo permiso para interpretar mis viejas canciones en televisión porque denuncian que eso sería regrabar mi música antes de que tenga permiso para hacerlo el próximo año. Adicionalmente, y esta no era la manera en la que tenía planeado daros esta noticia, Netflix ha rodado un documental sobre mi vida durante los últimos años. Scott y Scooter han rechazado usar mis antiguas canciones o actuaciones para este proyecto aunque no hay ninguna mención ni a ellos ni a Big Machie Records en ningún momento de la película" explica Taylor Swift.

Según la versión de la solista "Scott Borchetta le dijo a mi equipo que permitirían que usara mi musica si hacía estas cosas: si me comprometía a no regrabar nuevas versiones de mis canciones el próximo año (algo para lo que estoy legalmente capacitada y que voy a hacer) y también que me comprometiera a dejar de hablar de él y de Scooter Braun. Me siento fuerte para poder compartir lo que me está pasando para que otros artistas puedan evitar un destino similar en un futuro. El mensaje que me han mandado en muy clro: sé una buena chica y cierra la boca o te castigaremos".

Y si pensaban que Taylor Swift se iba a amedrentar, es que no tenían mucha idea de cómo se las gasta la intérprete: "Se han equivocado. Ninguno de esos hombres hizo nada en la composicion de esas canciones. No hicieron nada para crear la relación que tengo con mis fans. Así que estoy es lo que os voy a pedir: por favor, dejad que Scott Borchetta y Scooter Braun sepan cómo os sentís. Scooter además dirige muchos artistas de los que creo que sí cuida de su trabajo. Pedidles ayuda con esto: espero que tal vez ellos puedan hacerles razonar a esos hombres que están ejerciendo un control tiránico sobre alguien que sólo quiere tocar la música que escribió. Pido ayuda especialmente a The Carlyle Group, que prestó el dinero a estos dos hombres para la venta de mi música. Sólo quiero poder tocar mi propia música. Eso es todo. He intentado resolver esto de forma privada con mi equipo pero no hemos podido resolver nada. Ahora mismo, mi actuación en los AMA's, el documental de Netflix y cualquier otro evento que tenía previsto realizar hasta noviembre de 2020 está entre interrogaciones".

De momento no existe confirmación oficial sobre lo que podría suceder con la actuación de Taylor Swift en el Mad Cool 2020 que también ha respaldado a la artista con el mensaje "We Stand with Taylor".

50.000 personas han firmado ya la petición para que se desbloquee una situación que no parece tener solución. Lily Allen ha vuelto a respaldar a Taylor Swift con un duro mensaje hacia la situación equiparándola con el movimiento #MeToo

Antecedentes

El pasado 30 de junio estallaba la bomba: Scooter Braun, manager de Justin Bieber, J Balvin, Demi Lovato y de Ariana Grande (entre otros artistas), había comprado el sello Big Machine Records propietario de todo el catálogo hasta la fecha de Taylor Swift.

A la solista no le sentó nada bien que el promotor se hiciera con los derechos de sus primeros discos debido a su mala relación personal y profesional. En el comunicado en el que Taylor Swift se mostraba destrozada por la adquisición de sus derechos, la intérprete ya dejó caer que cuando cambió de sello discográfico sabía que a partir de ese momento tendría que concentrarse en el futuro y perder lo que había dejado atrás. Pero resulta duro perder el trabajo de toda una vida y más si existe una fórmula para poder recuperarlo.

Apenas dos meses después confirmaba la noticia que ya os adelantábamos en LOS40: Taylor regrabará en 2020 sus anteriores trabajos de los que controla los derechos de las letras y las melodías.

Ver esta publicación en Instagram

According to my jet lag it is one hundred o clock celsius.

Una publicación compartida de Taylor Swift (@taylorswift) el

Una vez que Taylor Swift regrabe sus canciones con retoques en la melodía o en formato acústico y lo publique bajo su nuevo sello discográfico (Republic Records, Universal Music) volverá a tener la potestad de relanzar esas canciones y cantarlas en vivo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?