Dolly Parton, primera artista country en la portada de Playboy: “No me desnudé, jamás lo hubiera hecho”

La edición de Playboy de Octubre de 1978, hace ahora cuatro décadas, duplicó la venta de ejemplares y pasó a la historia

Dolly Parton

Dolly Parton en la edición de octubre de 1978 de la revista Playboy / Harry Langdon/Getty Images

Dolly Parton tuvo que vencer muchas reticencias antes de acceder a ser la portada de Playboy. Lo único que tenía claro era que no se iba a desnudar: "Jamás lo hubiera hecho". Cuando los lectores hojearon las diecisiete páginas que ocupaba la artista en el interior de la famosa publicación, se sintieron decepcionados. "Todo lo que pudieron ver fue a mí con un traje de conejita", decía la cantante. Aun así, la edición de Playboy de Octubre de 1978 duplicó la venta de ejemplares y pasó a la historia. Dolly Parton se había convertido en la primera artista country que ocupaba la cubierta de la revista de Hugh Hefner.

Hace cuatro décadas, Dolly Parton era la reina del country. Su álbum Here you come again (1977) era el primero de la artista que llegaba al millón de copias. El single que le daba título fue un auténtico 'crossover' que lideró las listas country durante cinco semanas consecutivas, además de alcanzar el tercer puesto en las listas pop. En esa época, Dolly aparecía frecuentemente en televisión y era portada de muchas publicaciones, incluidas las populares Life o People. Incluso Annie Leibovitz fotografió a la artista junto a un entones desconocido (y casi desnudo) Mr. Universo, Arnold Schwarzenegger, para el número de Agosto de 1977 de Rolling Stone. Su exposición formaba parte de una maquinaria publicitaria bien engrasada que hizo crecer su popularidad.

"Tengo que ver lo gorda que parezco"

Y llegó la propuesta de la publicación de Hugh Hefner. La artista fue fotografiada en Los Ángeles por el célebre Harry Dolly. Esas imágenes acompañarían un largo artículo y una entrevista del prestigioso periodista Lawrence Grobel, quien recuerda exactamente el momento en el que conoció a Dolly, en Marzo de 1978, en Los Ángeles: "Aunque no es muy alta, con esos altos tacones y su largo pelo y esa figura de reloj de arena, parecía exuberante. Tuve que coger aliento. Aunque había conocido a muchas celebridades a lo largo de los años, muy pocas tuvieron este efecto en mi".

Sin embargo, Dolly dudó. No estaba preparada para ser la chica de la portada de Playboy y así lo compartía con la prensa: "Si acepto a que aparezcan esas fotografías, voy a estar en la portada. Si no accedo, todavía tendré el artículo en la revista. Tengo que ver lo gorda que parezco, imagino". Finalmente, aprobó varias fotografías de Langdon y accedió a convertirse en la ahora famosa imagen de portada.

Cuando se acercaba la fecha de la publicación, Parton lo anunció en rueda de prensa: "Imagino que es la cosa más loca que he hecho jamás como campaña publicitaria". Y aclaró "Solo lo he hecho porque hay un largo artículo en el interior del que me siento muy orgullosa". Largo era, desde luego: ocupaba diecisiete páginas. Dolly se ha sentido siempre orgullosa de la entrevista con Playboy y sigue citándola como una de sus entrevistas más honestas.

"No me desnudé... ¡No soy tan valiente!"

Dolly Parton se convirtió en la primera cantante de música country que posaba para Playboy, aunque dentro de unos parámetros específicos que no incluían su desnudez. Los lectores se sintieron decepcionados cuando abrieron la revista y todo lo que vieron fue una imagen de la cantante similar a la de la portada, pero de cuerpo entero: traje de baño negro, orejas de conejo del mismo color y una pajarita blanca. Completaba el atrezzo con una cola de conejo de peluche rosa y zapatos de tacón alto, también rosa.

"No me desnudé" explicaría después en una entrevista para la emisora de radio de Chicago US 99. "Todo lo que se pudo ver fue a mí con un traje de conejita, pero mis tetas salen un poco. No me hubiera desnudado. ¡No soy tan valiente, ni tengo un físico tan bueno!".

"Me preocupaban mis fans religiosos"

Cuando le preguntan por qué se resistió a posar desnuda, Parton explica que en esa época posar para la revista era simplemente algo divertido "Me lo pidieron, pero tenía claro que no iba a hacerlo de ninguna manera. Jamás hubiera hecho eso". Y amplía "Pero fue un buen artículo el que escribieron, y fue algo divertido hacerlo. Solo era una táctica para hacer publicidad de mí misma en esa época, llegar al 'mainstream'".

Hubo más motivos por los que rechazó aparecer sin ropa. Le preocupaba ofender las creencias religiosas de sus seguidores. Lo contaba en Playboy en 1978: "No quería aparecer desnuda ni nada por el estilo en la portada de una revista a no ser que todo el mundo supiera que se trataba de una broma... Y me preocupaba que muchos de mis fans country y algunas otras personas que me adoran y que son religiosas pudieran no entenderlo".

"No es algo de lo que deba avergonzarme"

Pero Parton tuvo otras muchas reservas para aparecer en Playboy, aunque fuera en traje de baño. Cuando se planteó la posibilidad de hacer esa portada, estaba "asustada". Suponía entrar en un nuevo territorio al que era reacia: "La gente hará chistes y esas cosas, no por mi belleza sino por ese examen físico al que se han visto sometidas mis tetas. No sabía si quería que me pusieran en una categoría, de la que yo nunca antes había querido hacer alarde".

Finalmente, Dolly dejó a un lado todos sus temores: "Entonces pensé, no es algo de lo que deba avergonzarme. Porque realmente Playboy es una revista con clase". Y no solo eso. Sintió que era la persona perfecta. "¿Qué otra persona, a excepción de Dolly Parton, debería ocupar la portada?. Si quieres a una persona escandalosa en una portada de una revista escandalosa ¿quién mejor que yo?. Espero que la gente se quede con el espíritu de lo que hice: algo adorable y disparatado para mí".

Dolly Parton, el 13 de noviembre de 2019 / Taylor Hill/Getty Images

¿Posará desnuda alguna vez?

Se dijo que esa edición de Octubre de 1978 de la revista Playboy duplicó las ventas de la publicación. Más de 40 años después, esa portada sigue generando atención por parte de sus fans y seguidores, más que cualquier otra de las ciento de 'covers' en las que ha aparecido. En realidad, fue tanto el éxito de ventas que los editores de la revista se acercaron a ella en varias ocasiones a lo largo de los años para que hiciera otras sesiones de. "Recientemente han querido que haga otra portada" dijo en AdWeek en 2014, "Dije, por favor, no me lo pidáis".

En su autobiografía de 1994, 'Dolly: My life and other unfinished business', la artista afirma que posaría desnuda para Penthouse... "cuando cumpla 100 años". "Todo el mundo me va a perdonar" pero "no".

Conejita de Playboy a los 75

El 20 de Julio de 2021, a sus 75 años, Dolly Parton volvió a vestirse de conejita de Playboy y recreó la famosa portada porque "es el cumpleaños de mi marido Carl Thomas Dean". En un vídeo que colgó en sus redes sociales, explicaba: "¿Recuerdas que hace un tiempo dije que iba a posar en la revista Playboy cuando tuviera 75 años? Bueno, tengo 75 años y ya no existe la revista... pero a mi esposo siempre le encantó la portada original de Playboy".

La cantante comparaba con humor ambas fotografías: "En la primera, era una especie de pedazo de mantequilla. Ahora soy una tira de queso".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad