Las mayores locuras que Ozzy Osbourne ha hecho para ganarse el sobrenombre de 'El Príncipe de las Tinieblas'

El origen del apodo del vocalista del grupo de metal Black Sabbath está íntimamente ligado a su forma de vida, que durante su juventud fue bastante salvaje

Las mayores locuras que Ozzy Osbourne ha hecho para ganarse el sobrenombre de 'El Príncipe de las Tinieblas'

Ozzy Osbourne. / Michael Ochs Archives/Getty Images

Ozzy Osbourne, al frente durante años de la banda Black Sabbath, se ha ganado a pulso el título de referente de la música heavy metal. El músico y compositor británico está considerado como uno de los precursores y representantes históricos de este estilo e incluso en el mundillo de la música se le ha llegado a apodar como "el padrino del heavy metal", un sobrenombre que rinde homenaje a su trabajo en este campo pero que no es el único que ha recibido a lo largo de su trayectoria.

Más allá de las alabanzas musicales y artísticas, Osbourne ha sido bautizado también por la crítica y los fans con el sombrenombres no tan románticos como el del padrino del metal. Al artista multiplatino se le ha conocido también en la industria musical como "The Madman" o "El loco" o incluso "El Príncipe de las Tinieblas", uno de sus apodos más extendidos a lo largo del tiempo y el que, sin duda alguna, hace una referencia más directa a sus comportamientos altamente arriesgados y en su mayoría de veces, también poco comprendidos por el público por su excentricidad. Y es que, si Ozzy Osbourne tuviese que tener un antagonista, ese sería la discreción.

Este reputado artista ha protagonizado, en la mayoría de ocasiones, bajo los efectos de las drogas, tantos momentazos históricos sobre los escenarios como debajo de ellos. Ozzy ha logrado pasar a la historia como un referente vivo del metal y no solo por méritos puramente musicales. "El loco" se ha ganado su nombre a pulso con gestos como pasear un zapato como si fuese una mascota, morder un murciélago en pleno show y lanzar, allá por 2002, un reality basado en su vida y la de su familia mucho antes de que llegasen las Kardashian y el resto de formatos similares que después se popularizaron.

El día que Ozzy Osbourne mató a un murciélago en directo, su locura más sonada

Entre los mayores actos que Ozzy ha hecho en público o en privado y que el público ha calificado de auténticas locuras, sin duda destaca el del murciélago. Esta anéctoda ha pasado a los anales de la historia por su dramatismo, pero para entenderla hay que tener en cuenta que para cuando ocurrió, Ozzy ya llevaba unos años protagonizando una performance de lo más estrambótica en la que él lanzaba intestinos de animales a su público y este se los devolvía primero solos, y con el tiempo, junto a animales muertos. Era lo que él bautizó como una versión personal de las "peleas con tratas".

Pero como siempre las cosas pueden escalar aún más, el 20 de enero de 1982 en el Veternas Memorial de Des Moines (Iowa), se produjo un punto de inflexión en sus shows cuando durante un espectador le lanzó un murciélago vivo. El animal debió quedar aturdido por las luces de la sala y Osbourne, creyendo que era de plástico, no dudó ni un segundo en morderle la cabeza.

Osbourne se dio cuenta enseguida de lo acababa de pasar, pero siguió con el show uno instantes antes de tener que ser trasladado al hospital para ser atendido de urgencia. Más tarde, en diversas entrevistas y en su libro biográfico el artista reconoció que este incidente era de las peores cosas que le habían pasado en la vida.

Ozzy Osbourne y su historia con las palomas, las hormigas y los tiburones

Otra de las historias más terroríficas que tienen a los animales y a Ozzy como protagonistas es la de las palomas. El cantante mordió la cabeza de uno de estos pájaros matándolo ante los responsables de su discográfica y provocando que una de las partes de este animal acabase en el regazo de la encargada de las relaciones públicas de la compañía dejando a todos los presentes espeluznados.

Aunque todo salió mal, parece que el artista no llegó a la discográfica con intención de aterrorizar a sus trabajadores. Ozzy y su mujer Sharon habrían llevado a varios ejemplares de este animal hasta las instalaciones de la disquera para, una vez llegaran a un acuerdo comercial con el que todos se sintiesen satisfechos, lanzarlas. Pero el resultado fue otro totalmente opuesto que le costó la expulsión del edificio.

La tercera de sus peores historias relacionadas con animales y que bien se merecen un sobrenombre como el de "el loco" o "el príncipe de la oscuridad" apunta hacia que, falto de otra cosa que esnifar, el exvocalista de Black Sabbath llegó a meterse, cual raya de cocaína, varias hormigas por la nariz. Él asegura que no recuerda este episodio que se ha hecho público gracias a compañeros de industria como Nikki Sixx. Sin embargo, Ozzy no descarta que sea cierto. En sus peores años era capaz de cualquier cosa.

Por último, Tony Lommi, otro de los músicos de Black Sabbath, señaló en una entrevista que Ozzy, durante una noche de fiesta englobada en una de sus giras, llegó a arrastrar hasta la habitación de su hotel el cadáver de un tiburón y a pintar las paredes con su sangre.

Un adolescente que paseaba un zapato y un adulto sin carné de conducir

Black Sabbath. / Getty Images

Lejos ya de las historias relacionadas con animales, otro de los aspectos de su vida que más ha llamado la atención de sus fans y han colaborado a crear una imagen fría de él ha sido su relación con sus seres queridos, así como con la ley, y en especial, con el código de circulación.

Tal y como ha recogido después la prensa, sus compañeros de banda señalaron que durante su adolescencia, muchas veces el vocalista prefería estar solo o paseando a un zapato viejo atado a un cordón a modo mascota, que socializar con algunos de sus allegados, aunque esto tampoco es un hecho que se pueda probar.

Lo que sí tiene total veracidad es que Ozzy estuvo intentando sacarse el carnet de conducir durante seis años consecutivos en la década de los sesenta. Sin embargo, su estado de embriaguez continuo le impidió pasar ninguno de los exámenes de conducir a los que se presentó. Solo consiguió su licencia hace unos pocos años, con casi 70 años, cuando estaba totalmente rehabilitado y alejado de lo que le llevó a ganarse el sobremonbre de "el Príncipe de las Tinieblas".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

  • Anda Ya: El Podcast

    EL PODCAST (martes 21/09/21)

  • No paramos y no queremos parar

    Iñaki Domínguez

  • Hoy en los40

    Repasamos las 46 frases de su discografía que narran su vida. David Otero desvela el supergrupo que ha creado tras El Canto del Loco. ¿Qué participante de 2023 sabe menos del Benidorm Fest? Beyoncé pasará por España con su Renaissance World Tour. 

  • Ver más podcast

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Elige una emisora

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad