"Tierra trágame", 'First Dates' vive su momento más incómodo en mucho tiempo

Los segundos se hicieron eternos cuando Kevin y Saray se conocieron

Kevin en 'First Dates'. / Cuatro.

First Dates sigue siendo uno de los programas que más momentos icónicos presta a nuestra televisión y hace solo unos días nos ha regalado una secuencia única al mostrar al gran público cómo la falta de química entre dos personas puede convertir los segundos en horas.

Kevin y Saray fueron los protagonistas de este momento único. Los dos, jóvenes y apuestos, se decidieron a participar en el programa de citas más famoso de la televisión para tratar de encontrar el amor. Sin embargo, su idea de lo que allí querían encontrarse distaba mucho de lo que los expertos en el amor de Frist Dates decidieron proponerles: el programa arriesgó y solo hicieron falta unos pocos segundos para saber que, en esta ocasión, erró.

Pese a que desde que el formato arrancó allá por 2016 los guionistas del datting show han dado en el clavo en numerosas ocasiones, esta vez no acertaron ni en lo mínimo. Kevin y Saray parecen pertenecer a mundos paralelos y ni el uno ni el otro pareció sentirse cómodo en la cita.

Pero vamos por orden. Primero Lidia Torrent y el resto del equipo del programa recibió a Saray, una "choni con orgullo" de solo 18 años que se define como una libre de prejuicios, a la que le encanta llamar la atención y, sobre todo,  marcar la diferencia tanto con su actitud como haciendo uso de una estética un tanto punk en la que destaca su pelo rapado.

Saray acudió buscando a alguien que no la juzgase, que se sintiese tan libre como ella, que demostrase tener carácter y sobre todo, que "no fuese un cabrón". Pero, a juzgar por su mirada, desde el primer momento que vio a Kevin entrar por la puerta del restaurante de First Dates, supo que este no era lo que quería para ella. Y eso, que su cita no mostró ni un ápice de cabronería.

Kevin se presentó a sí mismo ante las cámaras del programa como un chico de 26 años apasionado de la moda y la estética. Para él, que cuenta con un título en diseño de moda, la imagen es verdaderamente importante. "Básicamente la moda es mi vida", llegó a sostener este creador de contenido mostrando desde un inicio una personalidad absolutamente diferente a la de la chica con la que Frist Dates había decidido emparejarle.

"Estoy deseando irme"

Como las primeras palabras de Kevin ante las cámaras hacían prever, el momento en el que Lidia Torrent presentó a la pareja fue absolutamente incómodo. Quizá el más tenso que se ha vivido en la historia reciente de Fist Dates.

Los jóvenes se dieron dos besos prácticamente sin mirarse a la cara y a continuación, reinó el silencio. Solo Kevin lo rompió unos segundos —que parecían horas— después para preguntarle a su cita qué qué tal, que si todo le iba bien. Pero, a juzgar por sus caras y por lo que dijo después el joven diseñador a las cámaras, todo apunta a que se trató de una pregunta de mera cortesía.

"Tierra trágame. Estoy deseando irme", confesó Kevin ante las cámaras de Fist Dates unos minutos después para a continuación argumentar que, pese a que Saray tiene mucha personalidad y que esto siempre es de valorar en una persona, el estilo de la joven a la hora de vestirse no le encajaba en absoluto.

A Saray tampoco le encajó Kevin

Por su parte, Saray confesó que, pese a que le gustaban los tatuajes que llevaba su cita, "el rollo" de Kevin no le gustaba para nada. "No es mi gusto", aseguró la de Barcelona antes de encaminarse a la mesa para seguir, un rato más, prolongando su incómoda cita.

Ya dispuestos a cenar Saray y Kevin trataron de pasar el mal trago de la mejor manera posible. Intercambiaron opiniones sobre el amor, las parejas y sobre sus estilos de vida, y esto último acabó de demostrarles que, tal y como ambos pensaban, eran el cielo y la tierra.

Para Saray, amante de la música hardcore, salir de fiesta es muy importante, mientras que a Kevin el ambiente que conlleva este estilo musical no le encaja en absoluto. Tampoco coincidieron al expresar lo que buscaban en una relación ni en absolutamente nada. Su "no" a una segunda cita fue exactamente como el público esperaba. Frío. Entre ellos, quedó claro que no había feeling ni para que surgiese una amistad.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad