Crónica: Lola Índigo cumple el sueño de ‘La Niña’ poniendo a bailar a todo un estadio

Un Madrid teñido de rosa celebró una de las noches más ambiciosas de la artista

Crónica: Lola Índigo cumple el sueño de ‘La Niña’ poniendo a bailar a todo un estadio

Lola Índigo en su concierto en Madrid. / Mariano Regidor/Redferns

Cuando Lola Índigo publicó Akelarre, su éxito arroyador provocó que tan sólo un año después tuviese lugar uno de los grandes sueños de su vida: anunciar un concierto en el WiZink Center de Madrid. Llevaba por nombre La Noche de las Brujas, y prometía ser un show lleno de invitadas y muchas sorpresas. Por desgracia, llegó la pandemia.

Las condiciones y medidas de seguridad provocaron hasta dos retrasos en el espectáculo de la artista, que acababa cambiando el cúlmen de su debut por una presentación por todo lo alto de su segundo disco. La Niña ya tenía una fecha bien marcada en el calendario, el 17 de julio de 2021, que para algunos se convirtió incluso en algo más importante que su propio lanzamiento.

Llegado el día, las gradas del WiZink se empezaron a llenar cumpliendo la única exigencia de la anfitriona, que su público intentase cumplir en la medida de lo posible el dresscode rosa que marca su disco. Así, una marea de colores que oscilaban entre el rosa palo y el rosa chicle hicieron resonar sus gritos en el estadio madrileño… Hasta que por fin apareció la diva que esperaban.

La Niña del Estadio

El mismo escenario que en exclusiva oyó La Niña de la Escuela en el pasado LOS40 Primavera Pop vio esta vez una de sus primeros directos. Subida en una plataforma y con un look que recordaba a la mismísima Sailor Moon, empezó a dar los primeros pasos de baile imposibles de la noche. Después, Culo siguió dejando claro que el espectáculo no había hecho nada más que empezar.

Se retiró para volver luego con un gran cetro al son de Mala Cara, haciendo justicia al single producido por Alizzz y Sen Senra que ya cumple un año y que empezó a gestar La Niña. De ahí, por fin cogió aire para hablar por primera vez con su público.

Lola Índigo interpretando 'Mala Cara' en el WiZink Center de Madrid. / Mariano Regidor/Redferns

Después de un ensordecedor "¡Buenas noches, Madrid!", la cantante reaccionó en directo a la cantidad de público presente sin poder creérselo. Y es que, según ella, hace tan sólo unos años sus espectáculos llegaban a tener más personas encima del escenario que en el público. Muy agradecida por esta evolución, dejó claro que todo se lo debe a su equipo: "Aunque esté mi nombre en el cartel, Lola Índigo somos todos".

Unos invitados de lujo (y felpa)

Algo que la extriunfita se ha esforzado en dejarnos claro durante sus últimos cuatro años en activo es su dogma artístico: Lola no baila sola. Y mucho menos, canta sola. Si ya tuvo dos teloneros a la altura como Roy Borland y Belén Aguilera, no dudó en invitar a esta última a cantar con ella La Tirita. Dejando claro que el hit de su amiga la enamoró desde el principio, le insinuó que la próxima en llenar un estadio serían ella y su piano.

Pero no fue la única. El sonido de unas zapatillas resbalando por la cancha al más puro estilo High School Musical indicó a Lola Bunny que era hora de salir a jugar… Y lo hizo literalmente. Tanto ella como Bugs Bunny salieron al escenario, en un guiño de lo más animado a la nueva faceta de la artista como actriz de doblaje.

Tras todas ellas, aún quedaba el plato fuerte de la noche. Si bien Nada a Nadie ya es una de las canciones más queridas de La Niña, la artista quiso celebrarlo a lo grande. Así, Jedet, Alba Reche y Ms Nina salieron a escena en uno de los momentos más memorables de la noche. Mención especial a la primera de ellas, que rapeó junto a la artista toda la parte de Mala Rodríguez convirtiendo el número en una de las mejores actuaciones del show.

El retorno del Akelarre… Y de Mimi Doblas

Tras muchas emociones, aún faltaba lo mejor. Intercalando nuevo repertorio con sus primeros singles, llegaron a sonar Fuerte, Trendy, Santería o incluso Mujer Bruja. Recordando su recorrido en la música más allá de su segundo disco, lanzó un importante agradecimiento al público: "Doy gracias a todo aquel que algún día vio a Mimi y pensó que alguna vez llegaría a esto" dijo antes de despedirse con su mítico Ya no quiero ná.

Lola Índigo en su concierto de Madrid. / Mariano Regidor/Redferns

"No me creo que, hace nada, era la chica más feliz del mundo por bailar aquí para otros artistas. Y hoy estoy aquí cantando mis propias canciones que he escrito en mi habitación", siguió con lágrimas en los ojos. Para cerrar, después de la correspondiente presentación de todas y cada una de sus bailarinas, decidió cantar una canción aún inédita.

Aquella chica que no ganó Fama, recién venida de China para perseguir un sueño y primera expulsada de Operación Triunfo se fue con un baño de aplausos sólo interrumpido para pedir otra canción… En un estadio prácticamente lleno por verla a ella. Y está claro que esto no ha hecho más que empezar.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

  • Frecuencia 7

    1997: Rescate en Nueva York. 40 años del mito postapocalíptico de John Carpenter

  • Cracks

    Nil Moliner: “Me aposté tatuarme en la mítica remontada del Barça al PSG en 2017”

  • Mi Primera Vez

    La “primera vez” de Ana Mena

  • Ver más podcast

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad