‘Another one bites the dust’, la canción de Queen que hizo “bailar hasta a los gatos” y su primer nº1 en LOS40

El cuarto single del octavo álbum de Queen, 'The game', producido por Reinhold Mack y grabado en Munich, marcó un punto de inflexión en el estilo musical de la banda

Freddie Mercury actuando en el CNE Grandstand en Toronto en 1980

Freddie Mercury actuando en el CNE Grandstand en Toronto en 1980 / Getty Images / Dick Darrell/Toronto Star

Another one bites the dust fue revolucionaria. No sonaba a nada de lo que Queen hubiera hecho anteriormente y en América dio lugar a malentendidos: pensaban que era un grupo afromericano. Inicialmente, Queen ni siquiera la consideraba "bastante buena" para que fuera uno de los singles de The game (1980). La intervención de Michael Jackson fue providencial: "Freddie, necesitas una canción que haga bailar a los gatos… es una canción fantástica… tíos estáis locos si no la publicáis”. La composición de título 'cowboy' de John Deacon, fue la más vendida de Queen y su primer nº1 en LOS40, hace ahora 40 años.

Another one bites the dust fue el cuarto single del octavo álbum de Queen, The game (1980). Producido por el alemán Reinhold Mack, se grabó en Munich, en los estudios Musicland, y marcó un punto de inflexión en cuanto al estilo musical de la banda, que por primera experimentó con ritmos disco/ funk.

Una canción a lo ‘cowboy’ que avergonzaba a Deacon

John Deacon, bajista de Queen, es el autor de Another one bites the dust. Empezó a trabajar en la canción durante el otoño de 1979, en Londres. Amante del soul, el funk y la música disco, hacía tiempo que quería hacer un tema así. Originalmente solo tenía esa frase de película del oeste, y el famoso riff del bajo. "Lo de 'morder el polvo' es una frase de cowboys, y eso es todo lo que tenía al principio, justo esa línea... cuando entramos en el estudio, ya tenía algunas letras que no había enseñado a nadie, ¡me daba mucha vergüenza!" recuerda Deacon en UCR. “Todo era sobre cowboys… había una pequeña historia, y al final de cada verso, repetía ‘otro muerde el polvo’”.

Pero una vez en el estudio, junto a Freddie Mercury, Brian May y Roger Taylor, las cosas cambiaron: “Hicimos la pista para acompañar la letra y el sonido era muy potente… las cosas de vaqueros son algo poco serio, más desenfadado y humorístico", dijo Deacon. "Así que decidí cambiar la letra; tenía que hacer tres versos diferentes para la canción… poco a poco la fui completando y el grupo añadió algunas ideas".

‘Another one bites the dust’, la canción de Queen que hizo “bailar hasta a los gatos” y primer nº1 en LOS40

Y esos versos convirtieron a Another one bites de dust en la canción más difícil de entender de Queen. Al parecer Deacon se inspiró en un documental que vio sobre la Matanza de San Valentín de 1929, un tiroteo en Chicago en el que estuvo involucrado el famoso gánster Al Capone. Sobre el supuesto mensaje oculto (Start to smoke marijuana) de los coros (cuando suenan al revés) del que tanto se ha hablado… ha sido rotundamente desmentido por Queen. Es tan solo una leyenda urbana.

La influencia de Chic

John Deacon se inspiró en Good times del grupo de música disco Chic. El bajista era amigo de Nile Rodgers y de Bernard Edwards y estaba en el estudio cuando ellos estaban grabando temas como Good times. En una entrevista publicada en NME, el co-fundador de Chic, Bernard Edwards, expresaba: "Esa grabación de Queen surgió porque ese bajista de Queen… pasó algún tiempo con nosotros en nuestro estudio. Pero está bien. Lo que no está bien es que la prensa empezara a decir que nosotros les habíamos copiado a ellos!!!. Te lo puedes creer?. Good times salió más de un año antes, pero era inconcebible para la gente que músicos negros pudieran ser tan innovadores. Nosotros solo éramos esos tipos estúpidos plagiando esta canción de rock".

Mercury la adoraba… y se transformaba al interpretarla

Mercury adoraba la canción, le encantaba. En una entrevista para la revista 'Mojo', Brian May cuenta: "La verdad es que fue un trabajo fantástico el de Freddie. Deacy tuvo la idea, pero Deacy no canta por supuesto, lo que sí hizo fue sugerirle a Freddie cómo hacerla… y Fred, simplemente, llegó y lo hizo. Una y otra vez, hasta el punto de sangrarle la garganta… ya sabes, estaba muy inspirado y llevó la canción a otro nivel. Freddie amaba la canción y se transformaba al interpretarla… quiso hacer algo muy especial con esta canción".

Curiosamente, el grupo no pensaba publicar el tema como single. Su acentuado sonido disco-funk difería estilísticamente de lo que se esperaba en aquel entonces de la música de Queen. Esa repentina apertura de la banda hacia sonidos más 'bailables' generó de inmediato una grieta creativa en el seno del grupo. Brian May y Roger Taylor no estaban nada cómodos siendo artistas 'disco'.

'Freddie, necesitas una canción que haga bailar a los gatos'

La intervención de Michael Jackson fue providencial. El 'rey del pop' tuvo claro desde el primer momento que era un éxito seguro y Freddie Mercury agradeció mucho su consejo: "Los créditos de la canción deberían incluir a Michael Jackson por muchos motivos. Él era fan y amigo nuestro y siempre me dijo 'Freddie, necesitas una canción que haga bailar a los gatos'. John nos enseñó esos riffs durante unos ensayos, e inmediatamente a todos nos llevó a pensar en la música disco, que era muy popular en esa época. La trabajamos una y otra vez hasta que estuvo lista, y se la pusimos a Michael. Él supo enseguida que teníamos un éxito y movió la cabeza arriba y abajo. 'Eso es, esta es la salsa. Publícala y llegará al top de las listas' dijo. Así que nosotros lo hicimos, y llegó".

El batería Roger Taylor recordaba ese momento en una entrevista en 2012 en popjustice.com. Fue después de un concierto del grupo en Los Angeles, en el backstage: " recuerdo a Michael Jackson diciendo 'es una canción fantástica… tíos estáis locos si no la publicáis’. Y yo pensé 'esa canción nunca será un éxito’. ¿Cómo pude estar tan equivocado?".

‘Another one bites the dust’, la canción de Queen que hizo “bailar hasta a los gatos” y primer nº1 en LOS40

Queen ¿un grupo afroamericano?

Fue el single con el que Queen realmente arrasó en América. Generó una enorme cantidad de seguidores entre el público de la música disco… muchos estaban convencidos de era un grupo afromericano (obviamente aquellos que no habían escuchado antes a Queen). Brian May hablaba del malentendido que se produjo entonces: "La mayor parte de los DJ's la ponían pensando que éramos un grupo negro y que Freddie era negro". Era la primera vez que Queen sonaba en emisoras de música negra. John Deacon lo contaba: "Después de que la canción se eligiera como single, algunas emisoras norteamericanas de música negra empezaron a pincharla, algo que nunca antes habíamos visto".

40 años del primer nº1 de Queen LOS40

En España conocíamos perfectamente a Queen y no hubo ningún equívoco cuando el 14 de Febrero de 1981, llegaba al nº 1 de LOS40 por primera vez en su carrera. Hace ya 40 años. Por entonces, la banda inglesa ya había publicado siete álbumes con grandes 'hits' como We are the champions, We will rock you, Bicycle race o Don't stop me now, pero con ninguno de ellos había alcanzado la máxima posición de la lista. Finalmente, se estrenó en lo más alto con Another one bites the dust. Esa semana (entre el 14 y el 20 de Febrero de 1981), completaban el Top 3 de la lista Kenny Rogers con "Lady" (nº 2) y Pecos con "Señor" (nº 3).

Si bien Another one bites the dust fue el primer nº 1 de Queen en Los 40, logró otros cinco más (Radio Ga Ga, A kind of magic, I want it all, Innuendo y el último, Heaven for everyone, que se publicó cuatro años después del fallecimiento de Freddie Mercury.

MÁS SOBRE:
imagen_icono_desplegar imagen_icono_desplegar

icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?