Crítica ‘Black Panther: Wakanda Forever’: Un homenaje que termina siendo una propuesta única dentro del MCU

La secuela de Marvel Studios sabe salir airosa de uno de los mayores problemas de todas sus películas

Crítica ‘Black Panther: Wakanda Forever’: Un homenaje que termina siendo una propuesta única dentro del MCU

Un fotograma de 'Black Panther: Wakanda Forever'. / Disney

Este 11 de noviembre se estrena, por fin, Black Panther: Wakanda Forever; una de las películas más misteriosas de todo el Universo Cinematográfico de Marvel. No por lo que rodea, ni por sus cameos —revelados hace tiempo—, sino por ser la primera película del MCU sin contar con un héroe central.

Está claro que Marvel Studios está en una fase de experimentación, aunque se mantiene muy conservador en cuanto a películas se refiere. Más allá del pseudo-terror de Doctor Strange en el Multiverso de la Locura o de la comedia satírica de Thor: Love and Thunder, o incluso la maetría cinematográfica encabezada por Chloé Zhao en Eternals; las películas de la compañía no muestran un desarrollo diferente, tal y como sí hace Black Panther.

Obviamente no lo hace a propósito: cualquier fan de la saga sabe que Chadwick Boseman falleció en 2020, y se decidió no cederle el testigo a ningún otro actor para continuar el personaje. La Pantera Negra de T'Challa moriría con él, pese a que eso significase introducirse en un terreno nuevo para Disney.

Shuri en un rito wakandiano. / Disney

Como primera respuesta, hay que aclarar lo que muchos se preguntarán desde que se supo que la secuela seguiría en marcha: Marvel ha pasado esta prueba de fuego con nota, pero ha dejado una película que peca en su duración y no arriesga todo lo que podría haberlo hecho teniendo en cuenta su contexto, más allá de lo inevitable. Pero, ¿es Black Panther: Wakanda Forever digna sucesora de la primera parte?

Un océano de posibilidades

Black Panther se estrenó en 2018 con un éxito arroyador. Tres premios Oscar, una de las mayores recaudaciones de todo el MCU y unos personajes que apostaban a lo grande por la representación y la diversidad; además de abrir la puerta a todo un arco repleto de posibilidades.

Ryan Coogler siempre ha querido a Namor en la secuela, y pese a todo, lo ha mantenido a la perfección. La trama principal de la película es que él, rey de Talokán y toda una deidad de las profundidades, declara la guerra a Wakanda por su posición imparcial ante la amenaza de las potencias mundiales en quitarles su vibranium. Pero, ¿cómo se protege un país que ha perdido a su protector?

Una de las escenas de lucha de 'Black Panther: Wakanda Forever'. / Disney

Sin caer en spoilers, hay que admitir que la película sabe sacar partido de su situación, algo que no tenía nada fácil. La acción predomina, volviendo a la esencia que dejó su predecesora y convirtiéndola en una de las sagas más prometedoras del futuro próximo del MCU; pese a que lo hace en un escenario al que cuesta cogerle el tranquillo.

Rumores aparte de sucesores que porten las garras de la pantera, la gran mayoría del metraje deja el testigo a las mujeres de Wakanda, sin confiarle el poder completo a ninguna de sus subtramas. Algo que, inconscientemente, termina jugando a su favor; y que libera la pesada carga de sentir estar viendo la misma estructura marvelita a la que estamos acostumbrados.

Un villano y escenarios la mar de poderosos

Que el título sea Wakanda Forever, más allá de sus obvias implicaciones al ser el lema por excelencia del país ficticio, es todo un acierto: el protagonista absoluto, a falta de concretar un rol central, es Wakanda. Se desconoce en qué punto estará la serie que preparaba Disney al respecto del país, pero lo cierto es que esta película sigue explorando su territorio para demostrar que no hemos visto ni un cuarto de su potencial.

Los giros, tramas y sorpresas a las que el MCU tiene acostumbrados a sus seguidores vuelven a estar presentes, y si bien abren la puerta a un escenario incierto, sí es de lo más atractivo. Entre ellos cuenta Namor, un personaje vital en los cómics y que a partir de ahora ya existe en este uni—multi—verso.

Namor y su trono. / Disney

Tenoch Huerta puede no tener la carisma necesaria, pero su personaje sí que sabe desmarcarse del origen que mostró en las viñetas y no solo enseña otro diferente, sino que sabe adaptarlo a la perfección a una historia que aporta mucho más a la película. No sabemos cómo hubiera funcionado peleando contra Chadwick, pero convenza o disguste al público, consigue distraer la atención hacia él.

En esto juega a favor el ritmo de la película, que sabe encajar como un puzzle milimétrico cada detalle para que todo funcione. Su duración puede hacerla demasiado larga —parece que aquello de Thor: Love and Thunder fue anecdótico—, pero cualquier fan sabrá apreciar que Marvel presente una película con ese nivel de acción sin decaer en ningún momento. Incluso con las escenas de rigor hacia el héroe caído.

El homenaje esperado

Era evidente, pero Marvel no se ha conformado con dedicarle el logo de la compañía en exclusiva a Chadwick Boseman. La muerte del actor demostró que tanto Kevin Feige como todo su equipo tenían más que interiorizado que él era tan Black Panther como Chris Evans era Capitán América o Robert Downey Jr. Iron Man; y ha mantenido la decisión de no sustituirle por otro intérprete hasta sus últimas consecuencias.

Las Dora Milaje. / Disney

T'Challa también muere en la ficción, y sabiendo lo unido que estaba hacia el resto del reparto, el duelo de los personajes traspasa la pantalla. Es cierto que hasta los espectadores más despegados al fenómeno Boseman conseguirán empatizar al máximo, ya que Marvel pone todo de su parte para que así sea: Wakanda Forever es una película dedicada a su memoria, y deja claro que pase lo que pase en el futuro, será por el legado que comenzó en Capitán América: Civil War.

La doble lectura a modo de despedida está presente para cualquier espectador que sepa el contexto en el que se rodó la película, convirtiéndolo en el título más solemne del MCU desde Vengadores: Endgame. Salvando las distancias y los motivos, está claro que no es una película apta para sensibles.

A partir de aquí, se puede decir que Wakanda ha superado su peor crisis: sobrevivir sin su protector, y demostrar que Black Panther —y Marvel— es mucho más que actores y actrices. Aunque en pantalla nunca se olvidarán que son una gran familia.

CRÍTICA 'BLACK PANTHER: WAKANDA FOREVER'

Nota: 7

Puntos fuertes: Una mecánica diferente a las estructuras Marvel, apariciones sorpresa encantarán a los espectadoras y cómo sigue explorando Wakanda.

Puntos débiles: Una duración excesivamente larga, unos giros algo evidentes y lo poco que arriesga con todo el potencial que tiene.

Te gustará si te gustó: Black Panther, Misión Imposible y Jumaji.

Black Panther: Wakanda Forever se estrena el 11 de noviembre en cines.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Elige una emisora

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad