7 consejos si quieres volver a estudiar tras mucho tiempo sin hacerlo

Retomar los libros puedes ser más fácil siguiendo algunas recomendaciones

Estudiar

Consejos para volver a estudiar. / Getty Images / Wodicka/ullstein bild via Getty Images

Vivimos tiempos de reinvención profesional constante en los que renovar tu currículum y actualizarlo para que siga resultando atractivo es una de las mejores opciones de cara a mantenerte en activo de forma adecuada. Es aquí donde la formación juega un papel crucial y determinante para las empresas, capaces de diferenciar de una simple pasada a aquellas personas que se han acomodado con sus conocimientos frente a quienes buscan nuevos retos y sienten curiosidad por seguir aprendiendo cosas nuevas.

Además, durante el confinamiento han sido muchas las personas que han decidido comenzar a estudiar gracias a las posibilidades que ofrece la formación online, ya sea para intentar mejorar laboralmente o por volcarse con una actividad con la que normalmente no tenían tiempo. Algo que también hemos visto entre las celebs como Shakira, que se animó con la filosofía clásica, Miguel Ángel Silvestre con las matemáticas y hasta Cristiano Ronaldo ha vuelto a los libros.

Sin embargo, volver a estudiar en edades avanzadas o cuando ya llevas mucho tiempo sin hacerlo no es una tarea fácil. Por eso, te dejamos algunos consejos para que no desistas y que alcances tus objetivos.

Confía en ti

Probablemente recibas muchas críticas cuando comuniques en tu entorno tu decisión de volver a estudiar, así como opiniones en relación a que no necesitas seguir estudiando que no debes dejar que te afecten. Confiar en ti y en tus posibilidades es fundamental para mantener una actitud positiva.

Piensa en cuál es la motivación real para estudiar

Si fijas un objetivo que de verdad te motive y que sea realista tu meta será mucho más fácil de alcanzar. Piensa en qué nuevas aplicaciones o programas podrían ayudarte a ascender si aprendieses a utilizarlos o cuáles son los puntos débiles en tu currículum y cómo potenciarlo, por ejemplo, con los idiomas.

Organízate

Estudiar en la edad adulta se dificulta en gran parte debido a la gran cantidad de obligaciones que tenemos en nuestro día a día, ya sean laborales, familiares… En resumen, deberás organizar tu tiempo y planificar tus días de estudio reservando espacios para ello y, lo más importante, respetándolos.

Ten paciencia

La capacidad de sentarse ante unos apuntes o prestar atención a una clase durante horas son algunas de las que más se resienten con el paso del tiempo. Es decir, nuestros hábitos de estudio tienen que volver a convertirse precisamente en eso: hábitos. Ten paciencia y crea poco a poco rutinas que vayan ayudándote.

Busca tu rincón de estudio

En caso de que estudies dentro de casa busca un rincón que puedas dedicar para esta actividad, como tu lugar de trabajo. Tu mente se acostumbrará a concentrarse allí y, cuando salgas de tu lugar de estudio, tu mente desconectará.

Aprovecha las ventajas de tu edad

Mucha gente piensa que la edad solo puede influir negativamente a la hora de estudiar pero, como se dice comúnmente, la experiencia es un grado, ¡aprovéchala! Es probable que puedas aplicar muchas cosas que ahora ya sabes a lo que los libros te explican.

Cuida tu cuerpo para alimentar tu mente

Para tener una mente despierta y activa es imprescindible cuidar tu cuerpo. Por lo tanto, dormir y descansar durante ocho horas diarias es imprescindible, así como alimentarte de forma adecuada. Además, incluir ejercicio físico en tu agenda semanal también contribuirá a que te sientas mejor contigo mismo y, por lo tanto, más motivada.

¡Querer es poder!


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?