El mundo de la música se vuelca con Londres tras el atentado